El consumo de agua de Lalín sube del millón de metros cúbicos al año

Un 30 % del volumen suministrado por Espina no aparece registrado en los contadores


Lalín / la voz

El estudio de viabilidad para la nueva captación de Lalín en aguas del río Deza en Vilatuxe analiza el consumo real de la traída municipal en los últimos años. Son datos aportados por la concesionaria Espina y Delfín que resultan importantes para ajustar la proyección del consumo futuro hasta 2043, conclusión de la vida útil de la infraestructura.

Según la empresa que lleva el agua de Lalín el volumen de agua suministrado a la red municipal supera el millón de metros cúbicos anual. Así sucede en los cuatro ejercicios analizados: en el 2015, fueron 1.107.034 metros cúbicos; 1.065.980 en el 2016; creció en el 2017 a 1.123.820 metros cúbicos; y alcanzó 1.082.096 en el 2018. Ahora bien, no toda el agua que se suministra a la traída municipal pasa por los contadores que registran el consumo. Así, en esa última anualidad el consumo registrado se quedó en 746.105 metros cúbicos. Hubo, por lo tanto, 336 millones de litros de agua perdidos, que se dispersan entre posibles fugas de la extensa red municipal de aguas, agua empleada en riegos municipales de parques y jardines, que carecen de los correspondientes contadores en la gran mayoría de los casos, toda vez que el Concello no abona esos consumos de agua, y también posibles enganches clandestinos a la red.

Pico de consumo en verano

El consumo diario suministrado en los meses de verano en los cuatro años analizados se incrementó un máximo del 25 % en el año 2015: la media anual fue de una aportación al día de 3.033 metros cúbicos. El mes de aportación mínima fue de 2,69 millones de litros de agua al día, mientras en verano alcanzó un máximo de 3,79 millones de litros por día ?en septiembre? con un incremento del 25 %. Fue la mayor variación en ese cuatrienio, ya que si bien en el 2016 el incremento estival de consumo de agua fue del 21 %, descendió el 2017 al 6 % y fue del 11 % en el 2018.

Esas son las cifras del consumo real de Lalín. El estudio recoge un cálculo teórico de consumo que apuntaría una demanda actual media de 9,7 millones de litros de agua diarios, con puntas de 12,5 millones, que prácticamente llegan a triplicar los volúmenes efectivamente aportados a la red de Lalín.

Cinco depósitos con capacidad para albergar 6,1 millones de litros

La red municipal de aguas de Lalín dispone de cinco depósitos de almacenaje, con capacidad total de 6,1 millones de litros. Los de mayor capacidad están en Lalín, con 4.000 y 1.000 metros cúbicos, y se añaden los de Lagazós ?250 metros cúbicos?, A Balagosa ?450? y Botos ?400?.

Captaciones combinadas

El estudio de viabilidad de la nueva captación señala que la demanda prevista en 2043 ?que se hace con márgenes amplios de seguridad, para evitar desabastecimiento? no podría satisfacerse con ninguna de las captaciones individualmente. Se hace el cálculo, en esa línea, de la combinación entre la actual captación de Botos ?la de mayor caudal? y la de Vilatuxe.

El agua de esta última, a partir de Botos, se mandará hasta la ETAP mediante un nuevo sistema de impulsión, paralelo al ya existente en la zona. Son 5,35 kilómetros, para un líquido recogido 6,5 kilómetros antes en el Deza.

El 77,6 % de la población, conectada a la red y necesidad de ampliar la actual ETAP

El importante desfase entre el consumo teórico de la traída municipal de Lalín y el real aconsejó revisar las peculiaridades de abastecimiento del municipio dezano. Frente a las 25.268 personas conectadas en teoría a la red ?población censada, más segundas residencias más huéspedes de hostelería?, la realidad es que está conectada a la red el 77,6 % de la población ?14.206 vecinos?, sin ocupación en segundas residencias y con 304 huéspedes: 14.512 personas.

Un planteamiento más ajustado, que pondría la demanda en 3,9 millones de litros de agua diarios, con puntas de 4,9 millones. Eso sí, con una Estación de Tratamiento de Agua Potable con capacidad para 70 litros por segundo, «tendría que trabajar entre 15,5 y 19,5 horas para atender la demanda». Y se añade un factor más: según el Plan Auga la ETAP sufre importantes pérdidas de rendimiento en verano «que provocan descensos en la producción de agua tratada de hasta el 50 %». Para tratar el máximo registrado entre 2015 y 2018, que fueron 3,79 millones de litros en un día, la planta trabajaría algo más de 15 horas, cuestión factible como punta estacional, pero no como situación ordinaria de trabajo.

Para el cálculo del consumo en el 2043, se parte de las hipótesis del 100 % de población conectada a la red; cuatro habitantes por segunda residencia; coeficiente punta estacional urbano de 1,25; e incrementos de demanda industrial y ganadera. El caudal de consumo se dispararía así a 9,07 millones de agua al día y puntas de 10,77 millones: la actual ETAP tendría que ampliarse, ya que el caudal pasaría a 78,96 litros por segundo, y también se debería ampliar la actual capacidad de almacenamiento en depósitos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

El consumo de agua de Lalín sube del millón de metros cúbicos al año