El coste de la nueva captación de Lalín se sitúa en 1,94 millones

La demanda urbana de agua para el año 2043 se calcula en 6,8 millones de litros al día


Lalín / la voz

El coste estimado de la nueva captación de aguas de Lalín, situada en el río Deza aguas arriba de la playa fluvial de Pozo do Boi, se elevará a 1.947.678 euros. El dato se recoge en el estudio de viabilidad de captación en el río Deza para la mejora del abastecimiento de la capital dezana, un amplio informe que recoge desde el cálculo de la demanda a la valoración de las alternativas.

¿Y cuáles fueron las alternativas analizadas? Dos, ambas en el río Deza: la primera en el azud de la fábrica de luz de A Cabana, y la finalmente elegida en Vilatuxe, aguas arriba de la playa fluvial. La cuenca de la primera es de 27,5 kilómetros cuadrados, frente a los 85 de la otra alternativa. Y son también muy notables las diferencias de caudal medio: 1,55 metros cúbicos por segundo en A Cabana frente a 3,70 en Vilatuxe. El estudio desaconseja la elección de A Cabana, porque considera que el caudal disponible, detraído el necesario para el mantenimiento del propio río, en caso de fuerte sequía no podría satisfacer la demanda de Lalín.

Las cifras en Vilatuxe son mejores, salvo en el caso más extremo de sequía incluido en el estudio de viabilidad, en que no podría satisfacer los requerimientos. Con un caudal ecológico cifrado en 150,4 litros por segundo, en ese caso el cauce no podría proporcionar a la ETAP los 70 litros por segundo prescritos. Pero es una circunstancia extrema: en las sequías de probabilidad de ocurrencia de hasta el 95 % se contaría «con un caudal disponible abundante con un mínimo de 84 litros por segundo». No obstante, el estudio de viabilidad señala expresamente que «se recomienda contar con alguna otra captación de apoyo en los meses estivales con el objetivo de abastecer al Concello de Lalín».

Y es que el informe cifra en 6.822.000 litros de agua cada día la demanda urbana de consumo en la red municipal. Es un cálculo que puede considerarse conservador, porque estima la población en el 2043 ?año horizonte del diseño? en 20.103 habitantes ?sin variaciones respecto a la actual? más una población estacional ?en segundas residencias y hostelería? de otras 5.165 personas. Ese total de 25.268 usuarios, con una dotación máxima al día de 270 litros por cabeza supone esos 6,8 millones de agua de potencial demanda. Es una cifra al alza, porque la traída de Lalín no alcanza a la totalidad de los habitantes del término municipal.

Los polígonos de Lalín 2000 y Botos se consideran de bajo consumo por las características de las industrias que en ellos se asientan, con la excepción del matadero situado en Botos. La demanda media diaria de origen industrial estaría en 14,97 litros por segundo, y 22,53 para la demanda ganadera.

El estudio de viabilidad incluye además el coste estimado de las obras precisas para acometer cada una de las alternativas estudiadas. En este apartado económico es más ventajosa la opción de Vilatuxe: 1.947.678 euros se necesitará para su desarrollo, frente a los 3.123.618 a que se dispararía la captación en A Cabana.

El coste, desglosado

En las aguas del río Deza en la captación de Vilatuxe ?para la que la Xunta acaba de lanzar la licitación del proyecto de redacción? el estudio de viabilidad plantea ejecutar varios puntos de captación mediante zanjas filtrantes, para minimizar al máximo la afección al cauce. A esa obra de 34.171 euros se suma el bombeo e impulsión, con un caudal de 81 litros por segundo hasta una arqueta de rotura de carga ?674.223 euros?, y de allí hasta el bombeo ya existente en Botos ?381.064 euros?: son en total, entre ambos tramos, 6,5 kilómetros de longitud. Desde Botos habrá que realizar obras para el bombeo hasta la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP), salvando una diferencia de cota de 158 metros, y manteniendo ese caudal de bombeo de 81 litros por segundo. La longitud de la conducción a la ETAP es de 5,35 kilómetros, con un coste de este bombeo e impulsión final hasta la depuradora de 858.219 euros.

Una obra que busca mejorar la «frecuente mala calidad» del agua de Pozo Negro

El estudio de viabilidad analiza las captaciones disponibles en la actualidad en Lalín. Según la concesionaria, Espina y Delfín, desde Botos se bombean a la ETAP una media de 70 litros por segundo. Desde Pozo Negro, la última en entrar en funcionamiento, la empresa apunta que en invierno se bombea un caudal de 100 litros por segundo. Pero añade, sigue el estudio, que «en la época estival no es posible detraer caudal alguno desde esta captación», un dato que ve coherente con los cálculos teóricos que apuntan que su caudal no es viable en sequía de probabilidad de ocurrencia del 75 %.

Y añaden otro factor clave: «Además, la calidad del recurso [el agua] desciende enormemente cuando bajan los caudales circulantes por el río». Una escasez de agua que provoca «incidencias serias y recurrentes en la garantía y en la calidad del servicio de abastecimiento de agua potable del municipio». Porque se hace referencia a «su frecuente mala calidad debido a la actividad agropecuaria en la cuencia de aportación», en una captación que se efectúa mediante una tubería conectada directamente al río Asneiro, «lo que conlleva problemas de arrastres de hojas y tierras».

Mejorar la calidad del agua

Precisamente el alcalde de Lalín, José Crespo, apuntó que la nueva captación busca acabar con ese problema, y servir a los usuarios un agua de mucha mayor calidad que en la actualidad, proponiendo desde el Concello las captaciones de A Cabana y Vilatuxe, la elegida finalmente, ambas en el río Deza, ya que Crespo defiende que en Vilatuxe es prácticamente potable tal como baja.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El coste de la nueva captación de Lalín se sitúa en 1,94 millones