María Mundín: «La belleza es el nuevo parámetro de salud; los 50 años son los nuevos 30»

Los meses de confinamiento dejaron al descubierto la necesidad de mejorar la imagen


lalín / la voz

Es pura energía y se confiesa una apasionada de la belleza y de la estética en general. A María Mundín siempre le gustó ese mundo pero no fue hasta el año 2011, cuando se despojó de sus dudas y miedos; «consideraba que era un poco arriesgado vivir del maquillaje y de las uñas», reconoce, y abrió su primer centro como maquilladora profesional titulada después de formarse en Barcelona, de la mano de María Codony, y asistiendo posteriormente a cursos de manicura por todo el país. Su meditada decisión no le fue nada mal: acaba de abrir un nuevo centro de medicina estética en Lalín.

-Desde abril del 2011 no ha parado.

-La verdad es que no. Asistí a congresos y ferias de estética nacionales. Luego decidí ampliar los servicios de estética y abrir un segundo centro de belleza y depilación laser; que es un referente en Galicia al contar con todos los sistemas de depilación. Y como siempre mi inquietud y ansias de indagar en este sector me llevaron a Francia donde me encontré con el mundo exclusivo de Guinot; una firma que es un referente mundial en cosmética y tratamientos de cabina faciales y corporales y a partir de ahí nació el Centro de Medicina Estética María Mundín.

-En medio de una crisis sanitaria, ¿era momento?

-Bueno el proyecto es anterior a la pandemia, y sinceramente las ganas de salir de todo esto y de recuperar nuestras vidas me dio más fuerza y entusiasmo.

-¿El confinamiento nos hizo ver la necesidad de acudir a un centro estético?

-Pocos se han salvado de los «tres kilos del confinamiento»; entre las vueltas a la nevera y al sillón, la angustia y el estrés de lo nuevo derivado de esta situación como el teletrabajo... Vimos que no lucíamos como pensábamos: arrugas alrededor de la boca, líneas de expresión al gesticular, flacidez en la barriga... El tiempo dio para mucho (risas) y había que mejorar el aspecto físico.

-Pero, ¿miramos el bolsillo?

-La belleza es el nuevo parámetro de salud, por lo que incluirla en la canasta familiar se ha vuelto un agregado en la lista de la compra. Es una necesidad como ir al dentista. Los 50 años son los nuevos 30 en nuestra sociedad. La edad del parto se retrasó y la gente comienza su segunda oportunidad unos años más tarde. Necesitamos vernos seguros con nuestra imagen para encontrar pareja, buscar trabajo y sentirnos cómodos en la ropa de moda. Los milenials también se ven obligados a verse seguros y atractivos, y suelen generar su audiencia de contactos a base de exposición de imágenes en las redes para crearse una reputación ascendente. ¿Y miramos el bolsillo? Hay franquicias que tiran precios pero ya hemos visto lo que pasó con determinadas clínicas dentales, a la larga pueden ser un fraude. La gente busca confianza y profesionalidad y yo conozco a mis clientes desde hace tiempo; me lo he ganado y no puedo defraudarles. La doctora con la que trabajo es también una profesional cercana, formada y con mucha experiencia.

-¿El uso de la mascarilla es nocivo para la piel?

-Se ha descrito acné en el tercio inferior de la cara y se busca solución a algo que no había. El efecto maquillaje también se borra con la mascarilla y si la sacas se ven las manchas de la piel. Recomiendo hidratación con cremas ligeras por la mañana y rutinas de limpiezas profundas por la noche. Además la vitamina C y las cremas con ácido retinoicos para mantenimiento. Y dejarnos ayudar por la doctora con tratamientos eficaces de regeneración celular como el plasma rico en plaquetas, vitaminas y ácido hialurónico.

«En los negocios no hay fórmulas secretas, todo es trabajo duro para ver resultados»

La eliminación de arrugas faciales y corrección de ojeras, tratamientos con ácido hialurónico o botox, o rejuvenecimiento con plasma rico en plaquetas son algunas de las opciones de belleza que ofrece el Centro de Medicina Estética María Mundín.

-Pero de todo ello, ¿qué es lo más demandado?

-Una consulta facial es de lejos lo que más piden. La gente tiene miedo al botox y desconoce bastante los tratamientos por lo que el consejo médico siempre es personalizado. Los milenials suelen acudir al centro en busca de un aumento y perfilado de labios. Luego trabajamos mucho el ácido hialurónico para recuperar el volumen perdido de grasa y reabsorción ósea que genera las arrugas. Te puedo decir que ya nadie quiere pómulos exuberantes ni liftings con cara de velocidad. Lo que se buscan son resultados naturales y progresivos; todo lo contrario a la versión 2020 de Kiko Matamoros.

-¿Una vez abrió se produjo un gran flujo de clientes?

-Es de locos. Las grandes capitales están llenas de centros de estética pero las ciudades más pequeñas no son una apuesta de las franquicias, y esto ha dejado al descubierto que la gente de ciudades más pequeñas tienen que hacer viajes largos para conseguir tratamientos, lo que es un impedimento de tiempo para muchos. Además no sabes dónde te metes y la salud es muy importante como para ir a ciegas.

-¿Le dijeron que era una apuesta arriesgada en este momento?

-Tengo claro que lo necesitaba hacer para dar respuesta a mis clientes. En los negocios no hay fórmulas secretas, todo es trabajo duro para ver resultados. Hacer lo que hace tu vecino no te hará más rico, y poner un centro como este sin un médico no sería viable; por eso cuento con la doctora Alfonsina Uriburu.

Tratamientos faciales y corporales. Depilación definitiva: Diodo, Alejandrita, Neodimio, Yag y eléctrica.

Estética. Maquillaje, extensiones y lifting de pestañas, microblanding de cejas, manicura y pedicura.

Medicina. Rinoplastia sin cirugía, radiesse y botox.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

María Mundín: «La belleza es el nuevo parámetro de salud; los 50 años son los nuevos 30»