Los ángeles del santuario de O Corpiño

Rocío Ramos LALÍN / LA VOZ

LALÍN

E CUIÑA

Un grupo de voluntarios se encargan de recibir y atender a los peregrinos

27 sep 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Unas de las misiones de los ángeles es servir de intermediarios entre Dios y la humanidad y otra la de anunciar buenas nuevas. El santuario lalinense de O Corpiño tiene sus propios ángeles, un grupo de voluntarios que sirven de enlace entre el rector del templo y los fieles que acuden a este lugar de devoción mariana. Un ejército de colaboradores que durante los días grandes de celebración se encargan de atender a los que llegan, de responder a sus preguntas y todo lo relacionado con la intendencia, que no es poco.

A diario y de forma regular son tres personas las que forman el corazón de este grupo de voluntarios que llevan a cabo el trabajo ordinario. Son los que reciben a los peregrinos que llegan de todas partes y también los que se encargan de las redes sociales de una Virgen que ostenta el honor de ser la primera de la zona que tuvo cuenta en Instagram, Twitter y Facebook. Unas formas de comunicación necesarias en estos tiempos, y más aún en estos meses de pandemia, en los que han servido de puerta a los fieles que pudieron acercarse al templo y a la Virxe do Corpiño sin necesidad de moverse de su casa.