Una atípica Santa Marta en la capital dezana


La hostelería de Lalín honró ayer a su patrona, Santa Marta, con un reducido programa de actos por culpa del coronavirus. No hubo homenaje a algún antiguo hostelero, manteniéndose la misa solemne, que fue campestre y en la carballeira de Donramiro para garantizar las distancias de seguridad. Hubo presencia de un pulpeiro para quien desease cenar en este espacio natural, además de una actuación musical a cargo del dúo Pachi Show. Pero fue una atípica Santa Marta. foto e. cuiña

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una atípica Santa Marta en la capital dezana