Una familia de Vigo, peregrinos por el Camiño de Inverno

Tras el estado de alarma fueron los primeros en llegar a Rodeiro y ayer recalaban en Lalín


lalín / la voz

Xabier Rodríguez, Guadalupe Docampo y su hijo Álex de quince años son de Vigo y empezaron el Camiño de Inverno en Monforte de Lemos. El viernes llegaron al hostal As Carpinteiras de Rodeiro, donde pasaron la noche y ayer salieron rumbo a Lalín a donde llegaban a primera hora de la tarde agotados tras una jornada de calor intenso. Son los primeros peregrinos que recorren la zona por el Camiño de Inverno tras el estado de alarma. En el 2013 hicieron parte del Camino Portugués. Lo empezaron en Pontevedra y lo acabaron en Fisterra. Ese año, cuenta Xabier Rodríguez, «quedounnos a espiniña de ir a Muxía e este ano queremos facelo e ir ata alí».

Están aprovechando una quince de vacaciones. «Queríamos facer o Camiño xa o ano pasado pero só nos coincidían xuntos catro ou cinco días de vacacións e non daba tempo porque isto hai que facelo con tempo e calma porque sempre pode xurdir algún imprevisto», apunta.

Esta vez sí les coincidió un período más amplio de descanso juntos. «Si nos sobran días aproveitaremos para ir tamén a praia», indican.

En el 2013, cuentan, se encontraron con muchos peregrinos y esta vez están haciendo un recorrido en solitario «a única xente coa que nos atopamos son os que viven nas aldeas polas que pasamos». Una experiencia enriquecedora que les está permitiendo disfrutar de la naturaleza en estado libre. «O monte está espectacular, as cores das frores, os paxaros, as mil vacas coas que nos atopamos, todo está sendo íncrible», resaltan.

Si hace años fueron haciendo muchos amigos entre los peregrinos ahora lo hacen con los que se van encontrando en los sitios por los que pasan. El viernes «nunha casa moi bonita ofrecéronnos auga e un refrixerio e ata nos agasallaron cunhas noces». Destacan la amabilidad de la gente con la que van hablando en la ruta.

En Rodeiro no escatimaron elogios para el albergue de As Carpinteiras y para su propietario, de Luis Otero. Subrayaron que «está moi ben montado, moi ben acondicionado e preparado, moi limpio, cunhas instalacións estupendas e novas». Enfrente tenían el campo de fútbol y el viernes comentaban que «dende aquí estamos vendo unha posta de sol espectacular». A su llegada se encontraron también con el alcalde, al que conocieron, y que «ía en bicicleta. Eu tamén son moi afeccionado á bici e paréceme estupendo». Con sus mascarillas la familia publicita el dominio Loves Galicia, donde recogen fotografías y destinos de una Galicia mágica.

De Lalín continuará recorrido a Silleda, al día siguiente partirán a Outeiro para después cubrir la etapa final a Santiago. Y de allí, el cierre hasta Muxía.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Una familia de Vigo, peregrinos por el Camiño de Inverno