Nueve detenidos en Lalín y dos en Lugo por robos en la zona

Entre ellos están los presuntos autores de los cometidos en un estanco de la villa, en la casa familiar de los Cuíña y en la de los propietarios de las empresas Vilariño


Lalín / la voz

Guardia Civil y Policía Nacional detuvieron en una operación conjunta a catorce personas que formaban tres grupos criminales con algún miembro en común y a los que se le achaca un centenar de delitos contra el patrimonio. De esas detenciones, nueve tuvieron lugar en Lalín y cinco en Lugo, dos de ellas realizadas por los investigadores lalinenses y relacionadas también con robos en la zona. Entre los delitos esclarecidos con la realización de esta operación se encuentra el robo de un estanco en la rúa do Vento en Lalín, el asalto que tuvo lugar en la casa de los propietarios de las empresas Vilariño y el que se produjo en la casa familiar de Cuíña en Filgueira.

El cabecilla de ese grupo, dedicado a robos con fuerza en domicilios, era un colombiano residente en Lalín que marcaba las viviendas que los miembros de cada grupo podían asaltar. El principal objetivo era dinero en metálico y joyas de gran valor de las que se deshacían a través de otros. De esos nueve detenidos en Lalín, tres pasarán hoy a disposición del Juzgado número 1. A ellos se les achaca la presunta autoría del robo en un estanco. Los otros seis, entre los que se encuentra un joyero, fueron puestos en libertad. A la mayoría se les achacan presuntos delitos de receptación.

Para acceder a las casas utilizaban el método del escalo violentando ventanas o las puertas de entrada. En alguna ocasión esperaron a que los residentes llegasen a la casa donde los inmovilizaban y los obligaban a desactivar la posible alarma. Fue lo que ocurrió en el caso de la vivienda de los propietarios de la constructora lalinense y en el estanco. En este último, ocurrido en marzo, los ladrones maniataron de pies y manos a la propietaria y a su hijo durante más de una hora. Un modus operandi que se repetía por parte de estas bandas.

Dentro del grupo de los cinco detenidos en Lugo se encontraban dos personas a las que se le imputa la presunta autoría del robo en la casa de los propietarios de las empresass Vilariño y también en la casa de la familia de Xosé Cuíña Crespo en Filgueira. En este caso, el asalto se produjo en febrero. Los ladrones destrozaron la alarma con una maza y accedieron al interior pero, al parecer, no se llevaron nada importante. Esas dos detenciones fueron realizadas por la unidad de la Policía Judicial de la Guardia Civil con base en Lalín. Estos dos, al igual que los tres restantes detenidos en Lugo, pasarán a disposición esta mañana del Juzgado número 1 de Ferrol.Los detenidos en el curso de la operación conjunta son colombianos y españoles, algunos de ellos de etnia gitana.Los catorce detenidos conformaban tres grupos criminales. Al dedicado al robo de viviendas se sumaba otro especializado en robos a naves y bares asentado en Lugo. La mayoría de los investigados no ejercía ninguna actividad laboral y su medio de vida era la importante fuente de ingresos procedente de estos delitos.

Una investigación abierta a finales del 2018 con vigilancias

La investigación llevada a cabo por la unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil en Lalín se inició a finales del 2018 a raíz de robos en viviendas. Unas diligencias que llevó el Juzgado número 1 de Lalín. En el 2019 se inició otra investigación bajo la tutela del Juzgado número 1 de Ferrol.

Los investigadores llegaron a tener conocimiento de que los ladrones tenían otros objetivos en mente en Lalín. Querían robar la vivienda de un conocido empresario cuando los propietarios llegaran al chalé. La Guardia Civil puso vigilancia y contra vigilancia con efectivos de uniforme y agentes de paisano, advirtiendo a los propietarios de la casa que incrementaron la vigilancia. Otro de los objetivos era un regidor dezano. Los ladrones habían entrado en el Concello de Dozón llevándose 6.000 euros.

Intento frustrado

Hace una semana tres encapuchados intentaron acceder al estanco ubicado en la rúa do Vento pero la actuación de los vecinos los disuadió y no llegaron a entrar en el establecimiento. Este lleva sufrido numerosos robos en los últimos años. Ayer sus propietarios podían respirar un poco más tranquilos, al igual que otros de los afectados por estos robos, después de la detención de los presuntos autores de estos asaltos por parte de las fuerzas de seguridad.

Profesionales con un amplio historial delictivo

Los detenidos en esta operación cuentan con un largo y amplio historial delictivo. Al parecer realizaban una exhaustiva labor de vigilancia de las costumbres de los moradores de las casas y establecimientos que planeaban robas. Una preparación previa detallada que les llevaba a seguir los movimientos de los residentes, las horas a las que salían y a las que entraban o a dónde iban.

Para realizar este seguimiento realizaban llamadas de teléfono y al telefonillo de la entrada para comprobar si había o no en ese momento gente en el in terior del domicilio. Reventaban los bombines de las puertas y accedían al interior. En algunos casos robaban casas o pisos en ausencia de los residentes y en otras, los esperaban con la intención de que les abriesen posibles cajas fuertes o les facilitasen el acceso a bienes de la casa, en este caso dinero o joyas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Nueve detenidos en Lalín y dos en Lugo por robos en la zona