Las farmacias locales están al fin bien abastecidas de mascarillas de todo tipo

Casi el 80 % de los vecinos de las comarcas optan por las higiénicas o quirúrgicas


a estrada, lalín / la voz

Desde hoy el uso de la mascarilla es obligado para casos en los que no esté garantizada la distancia de seguridad de dos metros. Afortunadamente, el abastecimiento está ahora asegurado, aunque no siempre lleguen en las cantidades que se desea o a los precios que se quisiera, según apunta Alberto Granja desde la farmacia de Donramiro (Lalín). Atrás quedan los días en los que conseguir una mascarilla era misión imposible. Los farmaceúticos de la zona confirman que el suministro está normalizado y existe oferta de todo tipo.

Las farmacias no han notado esta semana un bum especial en la demanda, pero constatan que esta está siendo sostenida hace semanas. Las mascarillas más demandadas son las quirúrgicas y las higiénicas, las que Sanidad recomienda para los ciudadanos de a pie, ya que las autofiltrantes (FFP2 y FFP3) están indicadas para el personal sanitario. «La quirúrgica es más que suficiente para la población general. Aquí, en el último mes, la proporción de ventas es de 5 quirúrgicas por cada una FFP2», explica el lalinense David García. «Para mí, la más segura es la higiénica lavable porque la puedes lavar a 60 grados y queda limpia. La quirúrgica es para 4 horas de uso. Luego hay que tirarla, pero no todo el mundo lo hace. Hay que tener consciencia de que la cara exterior puede estar contaminada», advierte la estradense María Jesús Losada.

«Nós as FFP2 vendémolas ata que na tele recomendaron as cirúrxicas», explica la cruceña Ana Rico. «Penso que non vai haber un repunte das vendas porque a xente xa estaba a usar máscaras, non por obriga, senón por responsabilidade individual», dice.

Desde la farmacia Garrido de Silleda Ramona Seoane destaca la normalización en el suministro. «Antes viámonos obrigados a racionalas e a vendelas de unha en unha porque nos chegaba unha caixa de 50 para toda a semana», comenta.

«Ahora el mercado está inundado de mascarillas. Al principio no encontrabas nada o solo ofertas escandalosamente caras. Tenías la duda de si comprar por dar el servicio o no. Una mascarilla que vale un euro me llegaba a mí a 4 y pico. Yo me niego a vender una mascarilla por 5 euros. Cuando bajaron a 2,30 sí que compramos, por dar el servicio. Luego el gobierno fijó los 0,96 euros y perdimos dinero, pero no voy a quejarme. Somos un sector privilegiado porque hemos podido seguir trabajando», explica el estradense Alfredo Fenollera. Igual que Rafael Madriñán, constata que la falta de suministro afecta ahora a los guantes. «Las distribuidoras pretenden vendértelos a más del triple. Yo estoy sin ellos. Me parece insultante», dice Madriñán.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las farmacias locales están al fin bien abastecidas de mascarillas de todo tipo