Lalín suspende el mercado del sábado tras consultarlo a la Subdelegación

Rocío Perez Ramos
Rocío Ramos LALÍN / LA VOZ

LALÍN

Rocío Ramos

Larriba señaló que no están permitidos hasta que la provincia entre en la fase 1

08 may 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El alcalde de Lalín, José Crespo, consultó ayer a la Subdelegada del Gobierno en Pontevedra, Maica Larriba, ante la confusión que se está generando con la celebración de los mercados al aire libre a causa de la disparidad de criterios relacionados con la fecha de apertura. Crespo se puso en contacto con Larriba tras conocer la prohibición de los de Betanzos, Carballo, Arteixo, Cee y Vimianzo por parte de la Subdelegación del Gobierno en A Coruña.

Larriba dejó claro a Crespo que no se podía abrir el mercado este sábado y que el Concello podría retrasar la apertura pero nunca adelantarla como ocurrió en los de esas localidades coruñesas que se pretendían celebrar ya esta semana a causa de una confusión en la interpretación de lo publicado en el BOE del pasado día 3. Larriba indicó al regidor de Lalín que la reapertura del mercado sabatino estará permitida cuando la provincia de Pontevedra entre en la fase 1 de la desescalada, pero que antes no podrían tener lugar «baixo ningún concepto».

La subdelegada hizo hincapié en que bajo el estado de alarma quien tiene todas las competencias sobre este tipo de cuestiones es el gobierno del Estado, por estar bajo un mando único, y no otras administraciones como la autonómica o las locales.

Quejas de colectivos agrarios

El Sindicato Labrego Galego y la Federación Rural Galega (FRUGA) piden la dimisión del delegado del Gobierno en Galicia por prohibir los mercados alimentarios de proximidad autorizados por la Xunta. Indican que semanas antes comunidades como el País Vasco, Navarra o Cataluña «xa permitiron a celebración destas feiras periódicas que ofrecen maiores garantías sanitarias que calquer supermercado; e dende o inicio do estado de alarma, comunidades como as illas Baleares regularon a celebración de mercados labregos sen chegar a prohibilos».