La actividad empresarial continúa en los polígonos industriales locales

Aunque con dudas y lagunas por el estado de alarma se intenta trabajar con cierta normalidad en la mayoría, mientras otras deciden cerrar y no salir al exterior


Lalín / la voz

El paro prácticamente total que vivieron las comarcas durante el fin de semana dio paso ayer a la recuperación de actividad empresarial en el norte provincial, con actividad tanto en polígonos industriales como en talleres, obras y reparto de cartas y paquetes a domicilio. El presidente de la AED, Antonio Lamas, indicaba que desde las empresas se están elaborando certificados a los trabajadores con sus datos y horarios laborales, para poder justificar su presencia en vías públicas ante las fuerzas de seguridad, que efectúan controles. Indica Lamas que la actividad se está realizando en muchos casos a puerta cerrada, «con medidas de seguridade e hixiene» que requiere la situación sanitaria.

La patronal dezana, añade, recibió ayer menos consultas que el pasado viernes: «Imos pasando aos asociados a información que nos chega e aínda que hai moitas lagunas, saben máis o que teñen que facer». Lamas recuerda que las actividades de primera necesidad son las permitidas, y cita un ejemplo: «Nun concesionario a venta de coches non está permitida, o funcionamiento do taller si». Desde la AED preparan un borrador con las medidas para solicitar ante las distintas administraciones por la gran afectación económica que el estado de alarma acarreará, en especial a autónomos y pymes: «Unha semana ou 15 días pódese recuperar, pero moito máis non, porque se acaba completamente coa liquidez das empresas», expresa.

Panorama en A Estrada

En A Estrada, en el polígono de Toedo, algunas empresas trabajaron con relativa normalidad, aunque a puerta cerrada y sin recibir visitas ni de comerciales ni clientes. Es el caso de Hierros Diego, que estuvo dando salida en la fábrica a pedidos que ya estaban en marcha. «Mascarillas nos quedan pocas y no hay forma de conseguirlas», lamenta el empresario Manuel García.

Otras firmas optaron por cerrar. Es el caso de Start Motor o de la constructora Bamarti, con 25 personas en plantilla sumando las de obra y oficina. Su obra en la calle Calvo Sotelo se ha paralizado. «Mellor parar dúas semanas e volver canto antes», dice el responsable, Fernando Martínez.

El teletrabajo se hace realidad

El teletrabajo se está imponiendo también en el sector privado, en los casos en que es posible. El lalinense Benito García, al frente de Dircom, es un buen ejemplo. La empresa especializada en comunicación de entidades empresariales del sector ambiental opera en A Coruña y Madrid, pero estos días García Carril trabaja desde Lalín: ayer mantenía durante la mañana una reunión a través de videoconferencia con integrantes de Agesma, la asociación de gestores de residuos de construcción y demolición de la comunidad de Madrid. El encuentro presencial en la capital de España se transformó en una reunión a distancia.

No sirve esa opción a otras firmas, como Sertego. La empresa ubicada en Lalín 2000 y que gestiona los neumáticos usados de toda Galicia, cuenta con 42 personas en este centro. Pero ayer por la mañana no estaban todos: el personal en servicios administrativos se redujo al mínimo y tampoco movieron casi camiones propios. Sí trabajó la totalidad de los trabajadores de la planta de reciclaje para dar respuesta a la entrada de material de camiones externos que depositaban allí las ruedas. El trabajo se pudo realizar en este aspecto con normalidad. Tras las pertinentes consultas y certificar que su sector entra dentro de los servicios esenciales, hoy se prevé un trabajo con normalidad de toda la plantilla, en su mayor parte residente en Lalín y Silleda

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La actividad empresarial continúa en los polígonos industriales locales