Venancio Salcines descarta comprar el colegio Sagrado Corazón de Lalín

El grupo Scientia School continúa analizando el centro y sigue adelante con el estudio


Lalín / la voz

El colegio Sagrado Corazón de Lalín se acaba de quedar sin uno de los dos candidatos a su adquisición. El profesor de la Universidade da Coruña y empresario, Venancio Salcines, anunciaba ayer su decisión de descartar la presentación de una oferta para la compra del centro educativo, que comenzó a barajar hace ahora casi un mes. Tras evaluar con técnicos económicos y financieros su situación, ya que existe una hipoteca millonaria y una significativa deuda, además de visitar el colegio para ver sus necesidades y opciones para un plan de inversiones que garantizasen su rentabilidad, Salcines finalmente no optará a hacerse con el Sagrado Corazón. De esta forma tan solo resta la posibilidad por el interés mostrado también para la compra por parte del grupo Scientia School, que cuenta ya con varios colegios y al parecer tiene en marcha un plan de despliegue por el norte. De momento cuenta con tres centros en Madrid, uno en Sevilla y otro en San Sebastián.

Por su parte, Francisco Guerra, director general del grupo Scientia School, explicaba que continúan con el estudio y el análisis del centro siguiendo el plan inicial y apuntaba que «seguimos mirando». Guerra indicaba que aún ayer estuvieron cruzando datos con el colegio y que «miraremos todo con detalle». Entiende que la decisión, dada la situación en la que se encuentra el Sagrado Corazón, tiene que ser muy rápida aunque reconoce que una cuestión como es valorar una inversión de la envergadura que supone la adquisición de un colegio de cara a la posibilidad de presentar una opción de compra y el estudio que ello conlleva es cuando menos compleja y lleva cierto tiempo.

El actual administrador del colegio lalinense, Joaquín Pereira, había fijado un plazo hasta este fin de semana para poder tener una posible oferta sobre la mesa. En caso contrario había anunciado su intención de presentar el próximo lunes ante el Juzgado de lo Mercantil de Pontevedra la solicitud para entrar en un concurso de acreedores. De ahí la necesidad del grupo Atlas, del que forma parte Scientia School, estudie la posibilidad de compra y, en caso de seguir adelante, la ponga en poco tiempo ya sobre la mesa.

Pereira afirma que las transferencias a los trabajadores se empezaron a cursar ayer

Ayer al parecer los trabajadores afectados mantuvieron un encuentro con el administrador del colegio para hablar de los pagos pendientes. Pereira se había comprometido a pagar las nóminas adeudadas en tres partes. La primera se marcaba como fecha el día 10, la segunda el 20 y el tercer tercio el 31.

A última hora de la tarde de ayer indicaba que los pagos se realizaron y que las transferencias ya estaban saliendo, apuntando que ya tenía la confirmación de la recepción de las mismas por parte de cuatro o cinco. Explicaba que el dinero sería recibido antes o después por los trabajadores afectados dependiendo en qué banco tuviesen su cuenta y recordaba que se había comprometido a pagar siempre que no hubiese huelgas.

CIG y UGT inician hoy una huelga indefinida en protesta por los impagos

La Consellería de Educación daba a conocer ayer a través del Diario Oficial de Galicia los servicios mínimos ante la convocatoria de huelga indefinida realizada por la CIG y UGT y que comenzará hoy. Los sindicatos se reunían ayer por la tarde con los trabajadores y se decidía mantener viva la huelga a causa de las deudas de salarios a una veintena de trabajadores de servicios (a los docentes de las unidades de enseñanza concertada les paga directamente la Xunta).

Marta Ferreiro, de la CIG, explicaba que las decisiones se irán tomando día a día en función de los acontecimientos que se vayan produciendo. Indicaba que «hai traballadores os que lle deben seis meses e aos que menos catro». Se queja de que aunque la Xunta publicó en el DOG de ayer unos servicios mínimos «o director non colgou nada no taboleiro», con lo que entienden que esos servicios mínimos no existen en realidad.

Pereira se queja por su parte de que se enteró de los servicios mínimos por el DOG, pactados se supone entre Xunta y sindicatos en una reunión previa y considera que es un «convidado de piedra», alegando que Educación no les comunicó nada.

En el DOG se explicaba que al tener carácter indefinido además de garantizarse con servicios mínimos la apertura del centro para el acceso de los alumnos y de los trabajadores que declinen ir a la huelga, también se plantea contar con un número de docentes suficiente para continuar con las actividades educativas mínimas. Por ello se establece la presencia de un miembro del equipo de dirección y un subalterno o personal en funciones análogas; dos docentes de Infantil; cuatro de Primaria; tres de Secundaria; un profesor de Educación Especial; y el 20 % del personal de limpieza y de cocina y comedor.

Para hoy, a las 12.30 horas convocaron una nueva concentración, como las anteriores, a las puertas del centro educativo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Venancio Salcines descarta comprar el colegio Sagrado Corazón de Lalín