Pontevedra suma un total de 38 concentraciones parcelarias abiertas

En la provincia se ejecutaron 125 que supusieron la reorganización de 37.298 hectáreas


Lalín / la Voz

Primero fueron las concentraciones parcelarias, que ahora se denominan reestructuraciones agrarias. Con el paso del tiempo las leyes fueron cambiando y el objetivo continúa siendo el mismo: reorganizar las tierras agrarias para promover la generación de riqueza, y de paso, luchar contra la sangría de la despoblación. Es lo que pretende la nueva ley que está previsto que este mes llegue al Parlamento.

Y es que en un territorio como el nuestro en el que impera el minifundismo, las parcelarias son el mejor recurso para reorganizar las tierras y conseguir terrenos amplios que permitan el desarrollo agrario. Son procesos que muchas veces se prolongan en el tiempo incluso durante décadas. Algunos también, acaban quedándose por el camino, en ocasiones por la renuncia por parte de los afectados. Agilizar esos procesos y priorizar las actuaciones en zonas donde esas tierras vayan a producir y a ser ocupadas son dos de las cuestiones en las que se centra la Xunta.

Tras décadas de concentraciones, la Consellería de Medio Rural cifra en 38 el número de parcelarias que en estos momentos se encuentran abiertas en la provincia de Pontevedra. Suponen la reorganización de 30.394 hectáreas de terreno que están en manos de 89.218 propietarios.

Un número muy inferior al de concentraciones parcelarias acabadas. En la provincia son un total 125, que supusieron la reorganización de 37.298 hectáreas de terreno de 46.632 propietarios. Estos procesos supusieron convertir 414.756 parcelas en 94.502 fincas, después de esas concentraciones de tierras.

Entre las aún no cerradas se encuentran las de A Graña-Campo (Covelo), Agudelo-Barro-Valiñas, Arca-Nigoi-Sector Arca (A Estrada), la de Barciademera (Covelo), Codeseda (A Estrada), Duxa,e-Ínsua-Portodemouros (Vila de Cruces), Estás-Goián-Figueiró (Tomiño), la de Godos (Caldas de Reis), Lois-Monte de Ribadumia y la Meavía-Quintillán (A Estrada). De estas la que reestructurará una mayor superficie de territorio es la de Meavía-Quintillán con 2.169,31 hectáreas seguida de las de Codeseda, con 1.064,17 hectáreas y la de Duxame-Ínsua-Portodemouros con 1.197,81 hectáreas. La más pequeña del grupo sería la de Arca, también en A Estrada con 330 hectáreas y la de Godos con 388.

Tienen aprobadas las bases provisionales la de Curro-Portela (Barro), con 677 hectáreas; la de Oleiros (Silleda) con 260 hectáreas, y las de San Martiño-Armenteira (Meis), tanto la correspondiente al sector uno como al dos con 834 y 333 hectáreas respectivamente.

A esta lista se suman las de Baión (Vilanova de Arousa), Brandariz-Obra-Sector Brandariz (Vila de Cruces), Briallos (Portas), Catoira Norte, Catoira Sur, Cercio (Lalín), Noceda-Bendoiro-Anzo-Madriñán-Busto (Lalín), Nogueira (Meis), Perdecanal-Barro II, Troáns Sector I (Cuntis), Val-Bermés-Sello (Lalín) y Val de Camba (Rodeiro). Todas ellas tienen ya aprobadas las bases definitivas. La de Noceda-Bendoiro-Anzo-Madriñán-Busto, en el Concello de Lalín, actúa en una superficie de 2.282,85 hectáreas, la de Val-Bermés-Sello, también en Lalín reestructura 2.008 hectáreas y la de Val de Camba, en Rodeiro, 1.811. Tiene ya las bases definitivas en firme la de Tremoedo, en Vilanova de Arousa.

Hace unos días, Medio Rural convocaba a los afectados por la parcelaria de Cercio, en Lalín, para abordar las preferencias sobre la localización de las futuras fincas. Tras este encuentro informativo, la Xunta abre mañana, día 19, y hasta el 18 de diciembre el plazo para que manifiesten sus preferencias sobre la localización de las fincas de sustitución. Esta parcelaria se inició en 1986 para 498 hectáreas, con 253 titulares y 3.098 fincas.

Dos años de reivindicaciones en A Golada

Hace dos años, un grupo de vecinos de Agolada creó la plataforma Queremos parcelarias con la que reclamar la reapertura de varios de estos procesos en su municipio. Consideran que la reestructuración de las tierras agrarias es una cuestión de supervivencia. Durante este tiempo los responsables de la Xunta visitaron en varias ocasiones el municipio y mantuvieron reuniones diversas. Las respuestas incluían esperar a la aprobación de la nueva ley que llegará al Parlamento y que condiciona de alguna manera el futuro.

Los vecinos no se rinden y llevaron a cabo ya diversas acciones incluida una reclamación a la Valedora do Pobo. La próxima es el envío de una denuncia a Bruselas. Reclaman que se reactiven las parcelarias que se iniciaron en su día en el municipio, algunas hace muchos años en algún caso, por desinterés en aquel momento de los propietarios. Ahora todos las reclaman y las prisas vienen dadas porque el 12 de diciembre caducan los estudios de impacto ambiental realizados en aquel momento.

«Hai 2,6 millóns de parcelas e iso supón un lastre para as iniciativas empresariais»

O Director Xeral de Desenvolvemento Rural, Miguel Ángel Pérez Dubois cifra en máis de 150 o número de peticións existentes en Galicia de novas parcelarias, algunhas delas recentes.

 

-Que se prioriza?

-As que se atopan en zonas que terán un desenvolvemento. Estamos usando fondos públicos que en parte saen do peto de todos os galegos e as galegas, e unha parte importante de fondos europeos, e esas inversións teñen que reverter na sociedade. Ten que ir aparellado que os propietarios poñan as parcelas a producir. Ten que haber parcelaria sempre e cando as fincas se ocupen e se cultiven. Para pasar despois de anos de esforzo e de moitos cartos investidos de 10.000 fincas en abandono a ter mil en abandono, para iso non son. Nas zonas nas que hai unha iniciativa económica rendible, aí nos van a atopar.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Pontevedra suma un total de 38 concentraciones parcelarias abiertas