Y la Sociedad de Caza de Lalín acertó

La única alegación contra el bombeo de Pozo Negro la presentó el colectivo, bajo presidencia de Salvador González


lalín / la voz

El gobierno municipal de Lalín anunció en las últimas semanas la intención de planificar una nueva captación de agua potable que abastezca la extensa red de aguas de la capital dezana. Los objetivos principales son dos: que el suministro no se vea comprometido en épocas de sequía, y que la calidad del agua de Lalín mejore. Dos décadas después, el tiempo ha venido a dar la razón a la Sociedad de Caza y Pesca de Lalín. Porque a principios de los años 2000 su entonces presidente, Salvador González, firmaba la única reclamación presentada durante la información pública que trató de impedir que se acometiese la captación y bombeo de Pozo Negro, en el río Asneiro, aduciendo las mismas razones que se exponen ahora desde el Concello para buscar un nuevo punto de suministro. Pero la comisión de gobierno del Concello de Lalín la desestimó, el 15 de diciembre del 2000.

Así lo constata Augas de Galicia en la resolución que autoriza la concesión de caudal para la captación de Pozo Negro, en la que de nuevo aparece la Sociedad de Caza lalinense como única autora de un recurso de reposición, que en este caso tiró abajo la secretaría xeral del propio departamento autonómico. Aún volvió a alegar el colectivo el 9 de mayo del 2001, expresando su oposición a la captación de Pozo Negro. Salvador González aseguraba que la infraestructura era un error «porque non ten o caudal suficiente e porque se comprobou que está contaminada por puríns».

La puesta en marcha del bombeo hizo realidad aquel vaticinio, pero a finales del 2001 Augas de Galicia desmontaba aquellos argumentos: aseguraba que los informes ambientales y sanitarios eran todos favorables, frente a las tesis de la Sociedad de Caza y Pesca sin avalar por estudios científicos «non sendo admisible a mera invocación de posibles riscos ou danos». Tampoco se tuvo en cuenta la advertencia sobre el escaso caudal del río en la zona. La entidad lalinense defendía también con su alegacion otro aspecto importante medioambientalmente: velar por la salud del río, que aguas abajo albergaba el coto de pesca que gestionaba la sociedad.

Con el rechazo sistemático a las reclamaciones de la única voz discordante al proyecto frente a la administración, el 14 de diciembre del 2001 Augas de Galicia aprobaba la concesión del caudal del río Asneiro para la captación de la traída municipal de Lalín, por un plazo de 20 años desde la fecha de finalización de las obras.

Propuesta alternativa

Las alegaciones de la sociedad cuestionaban la captación de Pozo Negro por tener mucho menos caudal que la ya existente en Botos, por lo que indicaban que de ser necesaria «o normal sería que se realizase augas abaixo, por exemplo, máis abaixo da xunta dos ríos Deza e Asneiro, onde non só o caudal, senón a calidade das augas é moi superior».

Años de lucha en defensa del medio ambiente, con oposición a los saltos Lamas I y II

La Sociedad de Caza y Pesca de Lalín fracasó en su intento de paralizar la captación y bombeo de Pozo Negro, en el curso del Asneiro. Pero aquellos fueron años de lucha en defensa del medio ambiente por parte del colectivo, que no se quedaban en declaraciones públicas sino que tenían su traslación en recursos y alegaciones frente a las administraciones públicas.

El caso de las minicentrales Lamas I y Lamas II, en el cauce del río Arnego, constituye un buen ejemplo Fue en marzo de 1999 cuando Salvador González como presidente del colectivo rubricaba la alegación contra ambas. A diferencia de lo que sucedió con el bombeo de Lalín al que ahora se busca reemplazo, en aquella batalla la Sociedad de Caza y Pesca no luchaba sola, ya que el clamor político y social en contra era unánime: en mayo del 2006 Unión Fenosa anunciaba su renuncia a esas dos minicentrales, y también a las de Sexo-Belmil y Frádegas en el Ulla.

El colectivo estaba también alerta frente a posibles vertidos de industrias situadas próximas a los cauces fluviales, interesándose en el cumplimiento estricto de la normativa en las solicitudes de vertidos, y en otras ocasiones denunciando hechos como la aparición de vertederos incontrolados. Y de las consecuencias que podría tener la construcción de parques eólicos en la zona para las aves. Una voz viva en lo que tuviera que ver con el medio ambiente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Y la Sociedad de Caza de Lalín acertó