Lalín inicia las obras de restauración del cruceiro de Moneixas

La empresa Artegal tiene dos meses de plazo para actuar sobre esta pieza que fue dañada por un temporal en el 2015


Lalín / la Voz

El concejal de Obras y Turismo, Francisco Vilariño, entregó ayer a la empresa Artegal, las piezas del capitel y la cruz del crucero de San Adro, de la parroquia de Moneixas. La firma será la encargada de llevar a cabo las obras de restauración de esta pieza que sufrió graves daños a causa de un temporal en el 2015. Los trabajos tienen un plazo de ejecución de dos meses y serán financiados con cargo a una subvención de la Diputación de Pontevedra.

Se trata de un bien patrimonial datado en el año 1963 que tiene gran importancia y valor para los vecinos de la parroquia. El temporal dejó el fuste del cruceiro en el lugar original, en una parcela recientemente adquirida por el Concello de Lalín.

La actuación pasa por la realización de una limpieza mecánica de la piedra, a fin de eliminar todos los restos de colonización biológica y vegetal, junto con otra limpieza con agentes químicos destinada a neutralizar cualquier resto y devolver la piedra a su estado original. Dado que el temporal fracturó el cruceiro, será necesario, apuntan desde el Concello, «realizar a consolidación da pedra nas áreas fracturadas e, finalmente efectuar a adhesión dos elementos fracturados mediante morteiro para recuperar por completo o cruceiro».

La actuación se suma a los trabajos de restauración en marcha en la estatua de Joaquín Loriga que está previsto que finalicen en unos días y los de la rehabilitación de la estatua de Ramón María Aller, que comenzarán próximamente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Lalín inicia las obras de restauración del cruceiro de Moneixas