El Concello señala que Calvo Garra se reabre al tráfico la próxima semana

Indica que sancionará a la empresa con la máxima dureza por cada día de retraso


Lalín / la voz

El concejal de Obras de Lalín, Francisco Vilariño, anunció ayer que la calle Calvo Garra, en la fase final de su humanización, se reabrirá al tráfico de vehículos la próxima semana. De acuerdo con el cronograma previsto por los técnicos que supervisan las actuaciones, a partir del martes ya se permitirá el acceso a garajes y a zonas reservadas para carga y descarga, mientras el miércoles la circulación por la calle quedará completamente restablecida para el tráfico rodado.

Vilariño explicó que en los últimos días se extendió la capa de hormigón que servirá de calzada y que quedará con una textura similar a la de un camino. Una vez se consolide, tras un par de días, mañana lunes se ejecutará el tramo de piedra que delimitará el paso de peatones en la parte inferior de la calle. De esta forma, una vez concluido, el martes ya se podrá dar acceso y salida desde la calle Principal a usuarios de garajes y de espacios reservados para carga y descarga. El propio martes se ejecutará el paso de peatones en piedra en la cima de la calle, para el miércoles abrir completamente toda la calle.

De forma paralela a estas actuaciones, la empresa adjudicataria de las obras tiene previsto ir desarrollando los trabajos precisos para dar remate a las últimas tareas en las aceras, como el rejuntado de las piedras que conforman las franjas transversales o la ejecución de tramos que faltan en el margen derecho, en sentido ascendente. También se colocarán las farolas y bolardos especialmente diseñados para su integración estética y funcional en el modelo de calle y la señalización necesaria.

Una previsión «con prudencia»

Para la conclusión de estas últimas actuaciones, y a falta de pequeños detalles por definir o revisar por parte de la dirección de obra, se estima que los trabajos quedarán definitivamente concluidos a lo largo de la próxima semana. «Ese é o compromiso adoptado pola empresa e que, en calquera caso, acollemos coa imprescindible prudencia despois da reiterada e sistemática vulneración e prazos por parte da adxudicataria, á que se vai sancionar coa máxima dureza polos seus inadmisibles incumprimentos». Vilariño sostiene que la base de los retrasos se deriva de la reducción de tiempos de ejecución presentada en su día por la empresa y que, debido a la nueva Ley de Contratos, le permitió hacerse con esta actuación frente a otras propuestas. Esa rebaja de plazos «era de 1 mes e 20 días, algo case imposible de cumprir, pero que contou co visto e prace dos técnicos municipais e que á hora da verdade motivou as enormes demoras que se rexistran a estas alturas». A eso, añadió el edil de Obras, se sumó la «falta de seriedade, de rigor e de profesionalidade da compañía» para cumplir los acuerdos con el Concello, por lo que en las primeras semanas hubo un personal muy escaso y con baja cualificación para afrontar una obra de esta envergadura.

Vilariño pide disculpas por la «inadmisible demora» de la obra

La ralentización de la humanización de Calvo Garra generó críticas en vecinos y comerciantes de la calle. Vilariño pedía ayer «desculpas á veciñanza pola inadmisible demora nas actucións, tan só imputable á empresa», y aseguró que desde el primer momento en que se detectó esta situación «estivemos enriba da empresa e tomamos as medidas oportunas para axilizar as obras». En esa línea, sostiene, junto a múltiples reclamaciones y exigencias diarias a la firma también se activó el procedimiento administrativo para multa a la adjudicataria con la máxima sanción permitida por cada día de demora.

Explica que el primer expediente sancionador abarca hasta el 17 de abril, y en próximos días se abrirá otro desde esa fecha hasta el remate definitivo de las obras. El edil advierte de que el Concello será absolutamente estricto para que se cumplan todos los aspectos del contrato, y los trabajos no se darán por oficialmente concluidos hasta que todo esté perfectamente listo y acabado conforme a la calidad exigida. Una actitud que, añade, se mantuvo ya a lo largo de todo este tiempo, «no que a dirección de obra xa obrigou á empresa a refacer moitas cousas, porque unha actuación destas características ten que quedar absolutamente perfecta», enfatizó.

Un proyecto que marcará un antes y un después en el modelo urbano de Lalín, indica el edil

El concejal de Obras sostiene que, pese a la complejidad de una actuación integral de estas características, «a humanización de Calvo Garra vai supoñer un antes e un despois no modelo urbano de Lalín». Lo justifica señalando que este proyecto en que el peatón pasa a tener el papel central y protagonista permite transformar por completo una de las principales arterias del centro de la localidad tanto en servicios como en calidad, elevando su estética e incrementando su funcionalidad.

Conjunto de mejoras

Dice que la reforma de Calvo Garra se une a las proyectadas en Alcalde Ferreiro, Monte Faro, Memorias, Calzada o Maruja Gutiérrez, que en próximos meses permitirán un salto cualitativo en el nuevo modelo urbano de Lalín.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Tags
Comentarios

El Concello señala que Calvo Garra se reabre al tráfico la próxima semana