Lalín pierde a Andrés de Los Arcos

El hostelero, velado en el tanatorio de A Cacharela, se entierra el miércoles en Moneixas


Lalín perdía el martes a uno de sus hosteleros emblemáticos, de los que tienen por apellido el nombre del establecimiento que regentan: Andrés de Los Arcos. Fue el establecimiento que cofundara con sus hermanos en 1983 en la calle Calvo Garra al adquirir un bajo al promotor O Roque tras regresar de la emigración en Inglaterra. Pepe atendiendo las mesas, Roberto en la cocina y Andrés, grande y generoso, presidiendo la barra. Con él no hubo cliente que se fuera con hambre de Los Arcos: sus tapas de tortilla y patatas fritas, a veces calamares, acompañaban a las consumiciones, sin escatimar tampoco a la hora de servir el vino.

Andrés tampoco hacía distinciones a la hora de atender a la parroquia que hizo de Los Arcos su meta para compartir un vino con la pandilla, asistir a una comida de empresa o celebrar un evento familiar. Todos se encontraban con su sonrisa amplia y su buen humor permanente. Así transcurrieron los años hasta el cierre, en pleno éxito y por falta de relevo, en el 2015. El velatorio por Andrés Rodríguez ?que deja viuda y dos hijos? se celebra en el tanatorio de A Cacharela, con funeral el miércoles a las 17.15 horas en la iglesia de Lalín, y posterior entierro en Moneixas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

Lalín pierde a Andrés de Los Arcos