Galaurea plantea la resolución del contrato del SAF en Lalín

La empresa expone al Concello que la subida del 22 % del salario mínimo incrementa los costes de personal con que ganó el concurso público


Lalín / la voz

El alza del 22 % del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) hasta alcanzar los 900 euros mensuales acaba de dejar notar su repercusión en el Concello de Lalín: desde la empresa concesionaria del Servizo de Axuda no Fogar acaban de trasladar comunicación al Concello en la que señalan que ese incremento los costes de personal previstos por la firma cuando se presentó, y ganó, el concurso público. Fuentes municipales confirmaron que la empresa llega a plantear en su comunicación la posibilidad de la resolución del contrato con el Concello lalinense, alegando que se ve comprometida la solvencia económica de la concesión por las nuevas condiciones salariales establecidas por el Gobierno central.

Desde el ayuntamiento señalan que se trata de una primera comunicación a través del correo electrónico, sin la formalidad que supondría la presentación de un escrito por registro de entrada. Pero el gobierno local ha comenzado ya consultas con funcionarios municipales para saber qué posibles alternativas podría haber. La primera impresión es que no son demasiadas, porque el Concello está atenazado por la legislación. Recuerdan en esa línea que las empresas que optaron al concurso público lo hicieron en las condiciones que se establecían, que fijaban un coste por hora de atención de 10,93 euros más IVA.

Admiten que la cifra pudo resultar muy ajustada, y de hecho solo dos empresas optaron a hacerse con el servicio. Pero variar ahora las condiciones supondría un agravio para las firmas que no concursaron en su día por no resultarles rentable por el ajustado pago que ofrecía el Concello. Por eso, y a falta de un estudio en profundidad, se apunta que la ley de desindexación solo permitiría un incremento máximo de en torno al 2,5 %, que es la revalorización salarial anunciada para los empleados públicos. Subidas superiores requerirían una rescisión de contrato, y licitar de nuevo el servicio con nuevos condiciones, pero dando la posibilidad de concurrir a todas las empresas que pretendiesen optar a prestar el SAF en la capital dezana. Son apuntes técnicos, que solo se concretarán en caso de que la empresa presente una reclamación formal de alza de pagos al Concello.

Un problema que puede extenderse a otros servicios públicos y a otros municipios

Aunque desde el Concello restan trascendencia ?al menos por el momento? a las demandas de Galaurea por no producirse por los cauces oficiales, admiten que el problema tras el alza del 22 % existe, y puede extenderse como una mancha de aceite a otros servicios que los ayuntamientos tienen contratados con empresas privadas. Porque en contratas como pueden ser también servicios de limpieza y de mantenimiento es posible que los salarios del personal se encuentren por debajo de los 900 euros ahora mínimos del SMI: y los números de esas empresas, como en el caso de Galaurea, dejan de dar.

La esperanza es que el Gobierno arbitre mientras tanto cauces que permitan una solución sin llegar a la rescisión de contratos. Un extremo que complicaría de nuevo la vida a las administraciones locales.

El Concello asegura que el servicio está garantizado al cien por cien

Desde el Concello lalinense aseguraron ayer que la prestación del Servizo de Axuda no Fogar está garantizada al cien por cien. Ante la comunicación remitida desde la empresa Galaurea señalan que acusan recibo, pero solo estudiarán el caso a fondo en el caso de que la concesionaria presente un escrito formal por registro, y decidirán entonces si es o no posible admitir las peticiones de la empresa.

En este primer acercamiento a la cuestión, la tesis municipal es que las posibles subidas salariales son un riesgo que corren las empresas que se presentan a los concursos. Son ellas quienes tienen que asumir esos costes, después de aceptar prestar el servicio con un determinado precio público: pero admiten que el alza de un 22 % del SMI es una circunstancia excepcional.

Desde el Concello aseguran que la factura del SAF es de las primeras que se paga, tan pronto es posible. Y es uno de los servicios que genera mayores pagos. Aunque se preveían al inicio del contrato abonar unos 500.000 euros anuales, la cifra anual está ya próxima a los 630.000 euros, y hace unos meses Galaurea aceptó una ampliación de horas al precio estipulado de 10,93 euros/horas más IVA.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Galaurea plantea la resolución del contrato del SAF en Lalín