El comercio se rinde al Black Friday pero busca mejorar la fórmula

Se quejan de que cada vez se prolonga más y que perdió su objetivo primigenio


Lalín / la voz

Al igual que pasó con otras costumbres y otras modas, el Black Friday fue calando en los últimos años y en este 2018 ya no queda apenas un escaparate que no luzca su emblema. Solo hace falta darse un paseo por las calles de Lalín para darse cuenta.

En algunos los carteles llevan puestos días e incluso semanas. Y es que lo que empezó siendo una campaña de una jornada, la víspera de Acción de Gracias en Estados Unidos, para sacar mercancía antigua y en stock, se ha convertido aquí en unas rebajas anticipadas a la campaña de Navidad, la más fuerte del año. Para los comerciantes de la zona los beneficios no están claros. Más de uno expresaba su opinión en contra este tipo de campañas. La frase más repetida era «estamolo facendo mal». Se quejan de que una cosa es un día de rebajas y otra es ir cada año adelantando la fecha y alargando la campaña. De hecho hay comercios que en los que el Viernes Negro pasó a ser un Noviembre Negro. Algunos propietarios reconocen que se suman a la campaña porque no les queda otra, arrastrados por una moda global que se ha convertido en imparable.

Hay quien se queja de que sí es verdad que estos días animados por los descuentos se vende más, pero creen que son ventas que se dejan de hacer en Navidad y alguno se pregunta si les compensa vender con un descuento nada desdeñable las prendas que más tarde iba a vender a lo largo de un invierno, al que aquí le quedan muchos meses de recorrido por delante.

Los comercios se desviven por atraer la atención de los consumidores. En los escaparates de la zona se pueden encontrar sorteos de regalos entre los clientes, descuentos del 50 % en la segunda prenda y quien ofrece descuentos significativos pero solo en productos seleccionados. Unas fórmulas que se pueden encontrar en distintos tipos de sectores desde tiendas de ropa a zapaterías, perfumerías, complementos o electrónica. Algunos comerciantes se quejan de que cada establecimiento va un poco a su aire. Las cadenas siguen sus consignas de marca y al final, dicen, no hay unidad. A una competencia cada vez mayor de las ventas on line, se añade, una sucesión de malas temporadas a las que el tiempo no ayudó.

Expectación en la clientela que espera a estos días para comprar

Lo que también tienen claro los comerciantes es que la publicidad funciona y que la gente lleva tiempo esperando por el Black Friday con impaciencia. Muchos explican que estos días los clientes preguntaban cuando eran los descuentos y decidían esperar.

Reconocen que hay quien aprovecha para llevarse ropa destinada a las fiestas navideñas, a los regalos de Navidad y entre los descuentos más aprovechados están también los de productos de telefonía o tecnológicos y los juguetes. En este último caso, porque hay algunos, sobre todo aquellos que están más de moda o que tienen una mayor demanda, que año tras año se agotan unas semanas antes de Navidad. De ahí que para que los niños vean cumplidos sus deseos, prefiera adelantar las compras y asegurarse de dar en el clavo. Y si es con descuento, mejor.

Muchas tiendas, sabiendo que sus clientes compran los regalos de Navidad adelantados estiran el período de devoluciones, que en algunos casos se prolonga hasta mediados del mes de enero.

Entre los clientes, las opiniones son diversas. Hay quien no le ve mucho sentido a la campaña y a quien le parece una buena iniciativa. Al final, todo depende siempre de como lo plantee cada uno, tanto comerciantes como clientes, y que harán que el Black Friday pueda ser una oportunidad o todo lo contrario.

Guerra abierta de descuentos, ofertas y actividades

Un total de 99 comercios del Centro Comercial Urbano de Lalín ofrecen hoy descuentos que van del 5 % al 60 % y se sortean entre los clientes 550 euros. Serán once sorteos de 50 euros entre las 17.00 y las 20.00 horas en biqpoints a gastar hoy o mañana En algunos casos se ofrecen las rebajas en biqpoints a fin de que ese dinero vuelva a revertir en futuras compras. La AED sugería a sus asociados abrir hasta las 22.00 horas hoy, pero en alguno comercio, se prolongará incluso hasta las doce.

Hasta medianoche también permanecerán abiertos los locales del centro comercial Pontiñas. Se ofrecen descuentos suculentos y un sorteo presencial a las 22.00 horas en el que los clientes podrán ganar hasta 500 euros. Cuentan además, con la inestimable ayuda de Amanda, su particular consejera del ahorro.

En A Estrada, Acoe celebra el Venres Meigo con un regalo de 1.000 euros por gastar el importe exacto en un total de 30 minutos. El concurso Serás capaz de gastarlo lo jugará quien salga agraciado por sorteo entre las personas que realizaron compras en noviembre y depositaron los boletos, a las 17.00 horas. Los comercios ofrecen un descuento mínimo del 20 % y abrirán hasta las 22.00 horas. Para animar las comprar las tiendas repartirán entre la clientela vales canjeables por vasos de chocolate caliente, cucuruchos de palomitas o sesiones de maquillaje infantil. En la calle, si no llueve, está previsto un desfile con una exhibición de baile y un pasacalles con Lume na Lareira, entre otros.

En Vila de Cruces, la asociación de comerciantes promueve un descuento hoy del 20 %,en diferentes establecimientos de la localidad como un cariño a sus clientes de todo el año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El comercio se rinde al Black Friday pero busca mejorar la fórmula