La lluvia inundó el pabellón de Vilatuxe y evidenció viejos problemas

El paso de Beatriz por las dos comarcas provocó la caída de varios árboles


Lalín / la Voz

Beatriz pasó por la zona sin ocasionar incidencias graves y para muchos vecinos su paso no supuso más que una jornada de lluvia intensa similar a la de muchos otros días de otoño. Aunque las incidencias no fueron muchas, las lluvias intensas sí volvieron a evidenciar viejos problemas. Es el caso del pabellón de Vilatuxe donde los usuarios daban cuenta de la entrada de agua al interior formando grandes charcos y causando problemas para su uso.

No es algo nuevo. Las quejas llegaban también ayer de nuevo al concejal de Rural. Miguel Medela, pidiendo actuaciones. El edil señalaba que la solución de estos problemas pasa por una actuación de envergadura que pasaría por tapar todo el lateral del pabellón, el cambio de varias cubiertas y de las canalizaciones, que en su día fueron colocadas por dentro, en vez de por fuera.

Cada uno de esos tres problemas tiene el mismo efecto: que entre agua. El presidente de la asociación de padres del colegio de Vilatuxe, José Luis Pereira Seixo, señalaba ayer que cada año la situación es peor y a media que pasa el tiempo el deterioro es mayor. Una de las paredes está ya cubierta de moho a causa del agua que filtran los bloques. El problema lo sufren dicen, al menos «dende hai sete ou oito anos». Pide una solución y anuncia acciones de protesta apuntando que «daremos un paso máis» barajando manifestarse o realizar paros de los escolares en los recreos.

Señala que «dános igual de quen sexa a culpa e quen teña que arranxalo», explicando que no saben si la actuación tendría que hacerla el Concello, encargado del mantenimiento de estas instalaciones, o la Xunta que fue quien lo construyó.

La entrada de agua ocasiona también problemas con la instalación eléctrica y al parecer fue puenteada para evitar que salte, lo que podría constituir un peligro. El presidente del ANPA considera que el pabellón está muy mal construido pero lo que quieren es que se arregle ya y que los alumnos del colegio puedan utilizarlo con normalidad.

En el pabellón viejo de Lalín, las ultimas obras realizadas solucionaron muchos problemas, pero los usuarios se quejan de que cuando llueve sigue entrando agua en la zona donde se unen los dos pabellones y hace que los bancos acaben empapados.

En previsión de actuaciones a causa del temporal, Lalín movilizó a los trabajadores de la brigada de incendios, contratados hasta el día 16, y a dos efectivos del GES. Su actuación apenas fue necesaria. En Vista Alegre, en Botos se retiró un árbol y los Bomberos retiraron uno en Graba, en la carretera a Forcarei y levantaron un cable de teléfono que se desprendió. Por la tarde, los Bomberos retiraban otros dos árboles que cortaban sendas pistas, uno en Ponteledesma, en Vila de Cruces y otro en Silleda en un vial de Piñeiro a Cira. En A Estrada, Los Bomberos del parque intercomarcal y Emerxencias retiraron una chapa en tejado que se desprendió de un tejado en la avenida de Marín y amenazaba con caerse. Emerxencias retiró además dos árboles. Uno en Paramá a las 15.00 horas y otro en Codeseda, a las 16.00 horas que cortaba un carril.

Carabelo suspende su actividad lectiva por un problema en el tejado

La asociación Carabelo anunció a través de las redes sociales que suspendían temporalmente todas sus actividades. La causa es, apuntan, «unha avería no tellado do local da asociación». Explicaban que el pasado viernes, el personal de la brigada de Obras ya se desplazó al local que evaluar el problema y ver las actuaciones que tienen que acometerse. El problema es, señalan, que para llevar a cabo las obras se necesitan unos cuantos días secos y sin lluvia, lo que obliga a esperar un cambio de tiempo. Desde el colectivo confían en que el tiempo cambie y permita ejecutar las obras lo antes posible.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La lluvia inundó el pabellón de Vilatuxe y evidenció viejos problemas