Carlos Blanco afronta en Benidorm su primer mundial profesional

El fisioculturista de Lalín acude sin objetivos, solo ganar experiencia


lalín / la voz

La localidad alicantina de Benidorm acoge desde mañana y hasta el día 12 la disputa del Campeonato Mundial de Fisicoculturismo y Classic Bodybuilding. Será la última cita de la temporada para el deportista lalinense Carlos Blanco, en su primer año como profesional. Sin marcarse ningún objetivo además de disfrutar, también reconocía ayer que acude con ganas pero sabedor del alto nivel de la competición.

Carlos Blanco destacaba que «la temporada se ha hecho muy larga y por fin la rematamos porque sobre todo ha habido mucho tiempo de transiciones entre competiciones y te toca entrenar débil, no puedes comer y supone un gran sacrificio». Si lo habitual entre los culturistas son transiciones de dos o tres semanas entre cada competición, en su caso le ha tocado mantener un estado óptimo en ciclos mucho más largos. A principios de septiembre se alzaba con su primera victoria como profesional en Paraguay, para competir de nuevo en el Arnold Classic Europe a finales de ese mes, donde quedó sexto. Ahora, seis semanas después, afronta el Mundial en Benidorm.

Destacaba el fisioculturista de Lalín que en este tiempo ha intentado pulir algún detalle en busca de mejorar respecto a la cita barcelonesa. «Pude comer algo más y trabajar algunas cosas, a ver si se traduce en la puesta sobre el escenario y se valora por los jueces», explicó. En Benidorm competirá en más de 90 kilogramos. Ahora está en torno a los 110 o 111, con la previsión de competir el domingo con 107 o 108 como mucho. Le tocará ajustar en estas jornadas previas.

Respecto a sus posibilidades, elude marcarse un objetivo aunque incidía ayer en que habrá más de quince participantes en su categoría y entre ellos los mejores a nivel mundial. «Llegó hecho polvo después de tanto tiempo pero a la vez con ánimo para dar el máximo y entrenarme, pasarlo bien y ganar experiencia», recalcó Carlos Blanco, quien consideró como muy bueno su primer año en el culturismo profesional. Tras Benidorm tocará descansar antes de planificar la próxima temporada.

Por su parte, Raquel Arranz también está inmersa en su preparación para viajar la próxima semana a Pekín a disputar el campeonato mundial. La pareja de Carlos Blanco también debutó este año como profesional, con victoria en Paraguay en la categoría bodyfitness y pasaporte para la cita en la capital china.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Carlos Blanco afronta en Benidorm su primer mundial profesional