Reclamación patrimonial contra el Concello por el retraso en A Trigueiriza

Los promotores del plan de sectorización van al juzgado por tardar en ejecutarlo


lalín / la voz

Las demandas judiciales en cuestiones urbanísticas se sabe cuando empiezan, pero no cuando acaban. Lo supo bien el anterior gobierno local de Lalín, y lo está sabiendo de primera mano el actual. El plan de sectorización del suelo rústico de desarrollo Trigueiriza es uno de esos casos que se prolongan en el tiempo. Si primero un particular el que denunció distintos aspectos del procedimiento urbanístico, ahora son los promotores del plan, Avenida Trigueiriza, quienes acaban de llevar al juzgado al Concello de Lalín. Lo hacen para reclamar la responsabilidad patrimonial por el retraso en la ejecución y desarrollo del plan para la zona.

Fuentes consultadas indicaron ayer que en la demanda, que tramita la sección segunda de la sala de lo contencioso-administrativo del TSXG, no se recoge una cantidad expresa por esta reclamación patrimonial, que se determinaría en el desarrollo del proceso judicial. Una vía a la que se llega tras evitar el Concello dar respuesta a un escrito de la firma en esa misma línea.

Se abre así un nuevo frente judicial en este intrincado procedimiento. El Concello salvó con anterioridad el escollo más importante, que impugnaba el plan de sectorización Trigueiriza aprobado definitivamente en pleno de 2 de diciembre del 2013. El Tribunal Supremo inadmitió a principios de año el recurso de casación del particular, dando seguridad jurídica al plan de sectorización.

Sin embargo, fue recurrido también el proyecto de compensación. El contencioso-administrativo de Pontevedra falló de nuevo a favor del Concello y validó la actuación municipal, pero el denunciante recurrió ante el TSXG, y se está pendiente del fallo judicial.

El Concello se persona

Ahora el Concello se enfrenta a un nuevo pleito, pero de la parte contraria: ahora son los promotores los que le demandan por el retraso en la ejecución de un plan de sectorización que empezó su desarrolló en el año 2011. El ayuntamiento acaba de remitir el expediente administrativo al TSXG, y se constituye como parte en los autos, nombrando para ello abogado y procuradora.

Instan el cierre del edificio en la esquina de Tirabeque y Habana

Una comunidad de propietarios de un edificio de Lalín presenta denuncia ante el Concello por la situación en que se encuentra el edificio situado en la calle Tirabeque, en esquina con la rúa da Habana en la zona de O Regueiriño, y solicitó el inicio de un expediente de orden de ejecución para adoptar las medidas necesarias para el cierre del edificio. Desde la concejalía de Urbanismo consideran evidente que procede iniciar los trámites exigidos para ordenar a los propietarios el remate de la edificación.

Pero al tiempo, señalan que considerando el presumible transcurso de plazos de caducidad de las obras, tramitará un procedimiento tendente a la declaración de caducidad de la licencia urbanística. No obstante, abrió un plazo de 15 días hábiles a los interesados para que puedan alegar, y presentar los documentos y justificaciones que consideren oportunos.

El Concello actuó además ante una denuncia presentada ante la Axencia de Protección da Legalidade Urbanística (Aplu) por vertidos y movimiento de tierras en una finca en la parcelaria de Val-Bermés-Sello. Abrió expediente de reposición de la legalidad, también con audiencia a los interesados en plazo de 10 días.

Doce empresas optan a ejecutar la reparación del auditorio municipal de Lalín

Doce empresas optan a ejecutar las obras para reparar el auditorio municipal de Lalín, dañado por los temporales de principios del 2017. Ahora se procederá a estudiar las ofertas presentadas por parte de los servicios municipales antes de proceder a la adjudicación del proyecto, que cuenta con una inversión máxima de 244.394 euros, financiados principalmente con el Plan Concellos 2018, excepto 60.000 euros de remanentes del 2017.

Los trabajos a contratar completarán la actuación urgente ya ejecutada el pasado año en el auditorio, por 55.000 euros. La sala Tuno Valdés permanece cerrada desde el temporal del pasado año y centrará buena parte de las actuaciones a acometer, realizándose demoliciones y retirada de materiales para proceder a colocar nuevos revestimientos y falso techo, así como su pintado. Se repondrán las instalaciones eléctricas y el aire climatizado junto con la limpieza de butacas.

Además de en la sala Tuno Valdés se acometerán otras obras en el resto del auditorio, como una nueva cubierta, canalones y bajantes en varios puntos del edificio, además de renovarse revestimientos y actuarse sobre la fachada, suelos, tabiques y puertas de paso. Serán casi dos años de espera antes de que el inmueble vuelva a estar plenamente operativo, pudiéndose utilizar su sala principal, sede habitual de conciertos de música entre otras actividades culturales por su gran escenario.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Reclamación patrimonial contra el Concello por el retraso en A Trigueiriza