El castro de Doade se reocupó tras su abandono en el siglo II

Preparan una nueva excavación para dar con un tercer foso


Lalín / la voz

La Casa do Patrón acogía ayer la presentación de las conclusiones de la quinta campaña de excavaciones en el castro de Doade. Además, se presentó una guía turística y arqueológica de 46 páginas sobre este yacimiento que ya generó más de 20.000 restos, además de descubrirse viviendas y dos fosos. La pretensión de la Casa do Patrón, como destacó Manuel Blanco, pasa por continuar en el 2019 con nuevas prospecciones y centrarse en la búsqueda de un tercer foso, lo que convertirá a Doade en el primer castro gallego excavado con esas características, así como dar con la entrada original al asentamiento.

Blanco también anunció la presentación de un libro, previsiblemente el día 1 de diciembre, con una carácter más científico y en el que se divulgue todo el trabajo arqueológico desarrollado en estos cinco años de excavaciones. Remarcó el esfuerzo para mantener limpio y visitable el yacimiento, con la implicación vecinal además del apoyo recibido de instituciones públicas y privadas.

Al acto acudía el director científico del proyecto, José Manuel Caamaño Gesto, así como la directora técnica de la excavación, Vanesa Trevín, junto con el edil de Turismo de Lalín, Francisco Vilariño, el subdirector de Agader, Javier Blanco, y la directora de la Cidade da Cultura, Ana Isabel Vázquez. Trevín fue la encargada de exponer las conclusiones del trabajo desarrollado en Doade entre mayo y junio, con cuatro excavaciones en zonas diferenciadas además de una prospección geofísica en una parcela en busca de la entrada original al castro. Unos trabajos que depararon hallazgos como un vidrio romano tardío, que permite certificar que hubo reocupaciones, al menos con carácter esporádico, después del abandono del asentamiento en el siglo II, en torno al IV o V.

Las excavaciones también posibilitaron ampliar la zona musealizada y trabajar en un foso excavado en roca de unos cinco metros. Todo apunta a la existencia de un sistema de fosos complejo, posiblemente hasta cuatro, convirtiendo casi en un laberinto llegar al castro. Unas excavaciones que permitieron conseguir más información sobre el sistema defensivo además de continuar como escuela de arqueología, como destacó Trevín, ensalzando además que es uno de los pocos castros con mantenimiento continuo y visitable.

Vilariño ensalzó la ilusión de los vecinos por esa puesta en valor del rural, que contrasta en Doade frente a otras parroquias donde el Concello intentó crear una ruta de castros. Mientras, Javier Blanco incidió en el creciente interés por presentar proyectos al Leader para financiar iniciativas arqueológicos, esperando que haya otra excavación en el 2019 en Doade. También intervino Ana Isabel Vázquez en nombre del conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, ensalzando la colaboración entre administraciones y que es ejemplo a nivel didáctico para todos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El castro de Doade se reocupó tras su abandono en el siglo II