PP y CxL encienden la moviola

Blanco subraya las contradicciones de alcalde y Peña en los remanentes, y Cuíña dice que en su casa saben de traiciones de Crespo y Román


lalín / la voz

PP y CxL repasaron ayer en sendas ruedas de prensa cuestiones de actualidad de los últimos días, como si de una moviola se tratara. Sobre los presupuestos de la Xunta, el PP habló de máxima irresponsabilidad de un gobierno que espera esté en su cuenta atrás, para que los lalinenses no paguen «os pratos rotos do seu sectarismo e incapacidade». Indicó que los 2,1 millones se incrementarán sustancialmente en el propio año 2019. Cargó el portavoz Javier Blanco contra que digan que los 250.000 euros son de una ayuda europea «como se choveran do ceo», y criticó que no digan que es gestión del anterior gobierno de Crespo: «Como mínimo deberían estar caladiños, dar as grazas e darlle á Xunta todas as facilidades posibles para que se materialice canto antes» la inversión. Habla de versión sectaria y macarra del alcalde al criticarlos: «O león Cuíña coa Xunta é gatiño coa Deputación», pese a que indican que la institución provincial no da a Lalín ni un euro más de lo que toca por ley. Habló de alcalde sectario por cargar contra unas cuentas con partidas para parcelarias o saneamientos, e inversiones en ejecución ahora por más de un millón de euros. Cuestionó también que perfiles sociales del Concello como el de alcaldía recojan «valoraciones políticas partidistas», y lo atribuye a que Cuíña perdió los nervios.

De remanentes, dicen que la rueda de prensa de Cuíña tras un pleno en que no habló lo retrata «como un alcalde sen cintura nin capacidade para negociar nada». Creen que desautorizó a Casares y Vilariño, portavoces en la sesión, para poner su ego por encima en una actuación que «fixo retorcerse os cimentos do cuatripartito de portas para adentro». Reiteró Blanco que el PP vetó a Cuíña y Peña. Dan la razón a la de APAC, pero subrayan que se contradice con Cuíña que aseguró que él decidió la comisión para negociar: en tal caso, dicen que ella tendría que pedir explicaciones al alcalde. En todo caso, aclaró que vetaron personas, no propuestas de formaciones.

Sobre el «victimismo de Cuíña», que utiliza cuando la situación se tuerce, Blanco le acusó de haber querido destruir personalmente a Eva Montoto y a Crespo, y aseguran que si Cuíña se presenta a alcalde «xa nos fai moita parte da campaña».

Por su parte, el líder de CxL valoró los presupuestos de la Xunta en la línea del gobierno y echando en falta apoyo al sector lácteo. Tildó de vergonzoso que el PP hable de polígonos y CAR como prioridades. Del primer aspecto porque en mayo a una moción del gobierno para que la Xunta ampliase los polígonos, el PP pedía compromisos en firme de empresarios, y ahora no.

Pulpo desde Lalín y otro polígono

Cuíña criticó los impedimentos del PP a los emprendedores, indicando que el paro podría mejorar sus cifras de ampliarse Lalín 2000. Desveló que en la antigua nave de Montoto, hacia final de año existe la posibilidad de que Lalín pase a ser «unha das capitais do pulpo» al albergar un centro de distribución del producto, según le indicó el empresario. Criticó que a mediados de septiembre el conselleiro de Industria le canceló una reunión, sin darle nueva fecha. Anunció que CxL trabaja con importantes empresarios de Lalín, y tiene localizados terrenos, para un nuevo polígono industrial, equidistante entre Lalín y Silleda, y próximo a las salidas de la AP-53 de Silleda y Lalín 2000.

Sobre la presentación de Crespo, recordó que habla de ilusión como lo hizo para ir al Senado, donde no habló de Lalín pero sí de Gerona, recomendándole que se presente por aquella provincia. Sobre llevar a Lalín a la vanguardia, planteó qué situación preferirán los ciudadanos, la social y económica del 2015 o la actual: «Eu teño clara a resposta». Subrayó que Rueda no acudió en este mandato a Lalín ninguna vez fuera de actos de partido, y le dijo que los dos más felices por que Crespo se presente a alcalde «son eu e Román Rodríguez, que me asegurou no seu despacho que non tiña o máis mínimo interés en vir» de candidato.

Ante las palabras de Rodríguez dejándolo como mentiroso dijo: «De el e de Pepe Crespo de mentiras na miña casa sabemos moito, e de traicións, menos de el, máis do outro», indicando que se le caería la cara de vergüenza siendo conselleiro de Lalín por no hacer mucho más de lo que lleva hecho, sobre todo en comparación con Cuíña Crespo. Mostró su agradecimiento a Ángeles Vázquez: «Sempre que se lle pideu algo estivo á altura».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

PP y CxL encienden la moviola