Cuíña manifiesta que la rotonda de Montserrat se construirá en un mes

Dice que Xunta y conselleiro consiguieron su meta de que no estuviese en As Dores


lalín / la voz

La empresa Taboada y Ramos retomó las obras de construcción de la rotonda de Montserrat, con presencia de Rafael Cuíña, González Casares y Medela en los trabajos. Operarios de la firma estuvieron señalizando los trabajos, y coordinándolos con gobierno y Policía Local para intentar reducir los efectos de las actuaciones en el tráfico de la zona. Las obras estuvieron paralizadas a la espera de que la Dirección Xeral de Patrimonio autorizase el plan de control arqueológico, un trámite que se demoró más de un mes: «O obxectivo da Xunta e do conselleiro de que non tivéramos a rotonda para as festas de Lalín o conseguiron. Os meus parabéns. Agora vaise facer, nun mes», expresaba Cuíña en Radio Lalín. Añadió que los retrasos políticos afectaron al pueblo, y recordó el accidente del pasado sábado, indicando que el niño de 11 años que se vio implicado está bien. Admitió que las obras generarán colas algunos días, bien en sentido ascendente o descendente por las avenidas de Xosé Cuíña y Madrid. Desde el Concello indicaron que la glorieta servirá para mejorar la fluidez del tráfico e incrementar la seguridad vial para peatones y vehículos en un punto conflictivo.

El auditorio, para Navidades

En el apartado de infraestructuras, el alcalde indicó que el pliego está ya redactado, y ayer mismo se reunió con el interventor y el técnico que hizo el informe sobre el estado del auditorio para intentar acelerar plazos de tramitación y hacerlo por urgencia, argumentando que el próximo invierno podría incrementar los desperfectos de la instalación. El objetivo es disponer de la sala Tuno Valdés para celebrar allí el concierto de fin de año. Recordó las dificultades con que se encontró el departamento de Contratación para sacar adelante pliegos como este: «O PP sábeo, pero fai o seu traballo político», valoró el regidor lalinense.

El gobierno visita la traída de Goiás y los populares insisten en que la obra no cumple el proyecto

Fue una mañana de inspección de obras para el ejecutivo. Cuíña, Casares y Medela comprobaron los avances en la ampliación de la traída de aguas a Cáceme, A Igrexa y Casas Novas. Acompañados por el director de obra, confirmaron que en contra de lo que afirman populares y algunos vecinos «o firme dos viarios nos que se está a actuar vaise repoñer con todas as garantías» para que quede en perfectas condiciones, incluso mejorando las prescripciones del contrato. Cuíña debatió con algún vecino «un tanto alporizado» y antes unas obras que «eu negociei persoalmente cos veciños» pidió «paciencia, porque se non nola fan perder a nós», acusando al PP de «encerellar por detrás» a los vecinos para caldear los ánimos.

El PP, por su parte, insistió en que no descarta ningún tipo de medida para exigir al gobierno que cumpla con las calidades en la obra de Goiás «que evidentemente non se axustan ao proxecto», al tiempo que demandan al ejecutivo «que deixen de atacar aos veciños dicindo que é ridículo o que piden». Advierten de que no permitirán que el contrato recoja unas características y la ejecución sea otra «porque o goberne de Lalín mire para outro lado ou pretenda beneficiar a unha empresa», e indican que el proyecto puesto en marcha por la presión vecinal y por la iniciativa del PP estaba bien hecho, y no puede bajar de calidad por que Medela no se preocupe de cómo se ejecuta.

Destacan en esa línea que el corte del pavimento asfáltico y de hormigón debió hacerse con una cortadora de juntas de 8 caballos de potencia ?los populares indican que se hizo con pala?; también la tubería de polietileno debería estar colocada en zanja «sobre cama de arena, relleno lateral y superior hasta 10 centímetros» ?en algunas fotografías se observa que se recubrió con escombro del propio vial?.

Los populares exigen que se cumplan ambas prescripciones, con independencia de que la empresa pueda aglomerar todo el firme de la calzada. Y no descartan ninguna medida para obligar al gobierno a cumplir las calidades del proyecto y que no se permita a la empresa «campar ás súas anchas» en estos trabajos.

El PP insiste en el bajo nivel de gestión del ejecutivo municipal

Los populares lamentan que Cuíña esconda la incompetencia de su gobierno en la rotonda «parapetándose detrás dun prazo ínfimo na resolución da Xunta en comparación aos 14 meses que tivo o goberno de Lalín para tramitar un papeliño que o seu equipo non foi capaz de xestionar en tempo». Y reiteran que si la glorieta de Montserrat no está hecha a día de hoy el responsable es el ejecutivo local por no ser capaz ce concretar a lo largo de 14 meses la documentación: «As obras da rotonda iniciáronse sen todos os permisos e foron os propios técnicos municipais os que decidiron paralizar a obra á espera de ter todos os permisos».

Esperan que sea el último problema de unas obras «que son o reflexo do baixísimo nivel de xestión do goberno de Cuíña en tramitacións relativamente asequibles, e que para o seu equipo supoñen auténticas montañas», valora el PP lalinense.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Cuíña manifiesta que la rotonda de Montserrat se construirá en un mes