El Laxeiro, munición para el debate en el inicio del curso político

CxL y PSOE exigen responsabilidades y explicaciones y Educación defiende las garantías de la obra


Lalín / la Voz

Las obras del Laxeiro continúan siendo objeto de debate político y se convierten en la munición de un cruce de críticas que no cesa. El PSOE pide explicaciones al conselleiro «pola nefasta e perniciosa xestión do seu departamento nas obras». CxL, en palabras de Rafael Cuíña, recordaba ayer que fue Compromiso quien levantó la liebre y advirtió de problemas con las obras. Ambas formaciones acusan a Educación de querer ocultar la situación. Cuíña destaca que «o tempo deunos a razón», que entiende que los trabajos pudieron tener problemas pero lo que no va a permitir, dice, «esta cobardía á consellería, que agora lle bota a culpa ao Concello», al que le achacan que tramitó tarde la licencia. El PSOE se queja de que Educación «tardou máis de catro meses en mandar o documento no que tiña que designar ao persoal técnico que se ía a encargar da dirección de obra e da dirección de execución e da coordinación de seguridade e saúde, un requisito indispensable para completar o expediente».

Mientras los socialistas piden explicaciones a Román Rodríguez y le acusan de estar ausente «durante todo o tempo que ocorriron estas anomalías», Cuíña en nombre de CxL, exige responsabilidades echando en falta que «tivesen a humildade mínima de dicir que é unha obra complicada».

La Consellería de Educación defiende que el IES Laxeiro cuenta con todas las garantías técnicas de seguridad. Reitera que los trabajos están avanzando con normalidad y que el lunes comenzará el curso con normalidad para los alumnos de ESO Y Bachillerato, mientras que los ciclos formativos comenzarán el día 26.

El ANPA echó en falta durante todos este proceso una comunicación directa con los padres, aunque reconocen que si la hubo fluida con la dirección y o que esperan ahora es que les manden un «papelito» que certifique por escrito que el centro es seguro.

Sin papel de la rotonda

Y es que al final, todo es cuestión de papeles. Los que dan lugar al cruce de acusaciones en relación a la tramitación de la obra y los presentados por unos y los otros papeles como el de la rotonda de Donramiro, que el Concello de Lalín, se quejaba ayer Cuíña, aún no había llegado preguntándose si los funcionarios que tramitaron la obra de Donramiro seguían aún en este momento de vacaciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Laxeiro, munición para el debate en el inicio del curso político