Portadeza espera cerrar este año con una facturación de 8 millones de euros

Responsables de Corfin Capital visitarán la fábrica lalinense la semana que viene


Lalín / la Voz

Los trabajadores de Portadeza conocieron a la vuelta de las vacaciones la compra por parte del fondo de inversión Corpfin Capital de la mayor parte del accionariado del grupo Dimoldura, matriz a que pertenece la empresa lalinense, especializada en la fabricación de puertas. Las noticias que recibieron los trabajadores es que para ellos nada está previsto que cambie, se mantendrán sueldos y puestos.

En estos momentos, la plantilla la conforman medio centenar de empleados, la mayoría con muchos años de experiencia en la fábrica lalinense. La operación de compra se produjo durante el mes de agosto y la semana que viene está previsto que los nuevos propietarios se desplacen la semana que viene a Lalín para ver la factoría.

La crisis pasó factura en su día a esta fábrica puntera que pasó por varios reajustes laborales y fue adquirida hace unos tres años por Aliusporta. Portadeza conservó su marca, la misma con la que se hizo un nombre en el mercado nacional e internacional.

Por aquel entonces, la plantilla la integraban algo más de quince empleados pero en los últimos años el crecimiento ha sido importante. Como integrante del grupo Dimoldura, que posee otros centros de producción en España, el trabajo de Portadeza se centra en estos momentos en atender la demanda nacional con la fabricación de puertas lacadas blancas, que copan la demanda existente.

El pasado año la empresa lalinense, ubicada en el polígono de Botos, cerró el ejercicio con un volumen de negocio de siete millones de euros y este esperan llegar a los ocho millones de euros. Están previstas nuevas inversiones, que se sumarán a las ya realizadas con la incorporación de nueva maquinaria este año como una de control numérico para la realización de todo tipo de mecanizados y fresados y la automatización y robotización de una línea mejorando el proceso de producción.

Desde la firma lalinense destacan su rentabilidad y su flexibilidad a la hora de hacer frente los retos y las demandas del mercado y precisamente esa escasa resistencia al cambio constituye uno de los puntos fuertes de la factoría lalinense. Portadeza suma a las inversiones en maquinaria las realizadas en la formación de los trabajadores con un plan de formación continua y de asesoramiento por parte de una ingeniería especializada en mejoras industriales.

Los nuevos accionistas mayoritarios realizaron otras adquisiciones además de las acciones del grupo Dimoldura, con la compra de otras empresas productivas e industriales. De cara al futuro la idea es estabilizar y mejorar la organización de los procesos de la fábrica, que tiene un tamaño medio. En estos momentos se está viendo incrementando el volumen de obra que se realiza en España y crecen las reformas y las rehabilitaciones, en muchos casos de edificios de los cascos antiguos de las ciudades.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Portadeza espera cerrar este año con una facturación de 8 millones de euros