Cuíña, convencido de que el problema con la rotonda es político y no técnico

Reta a Blanco a dar un solo parámetro económico o social empeorado por su gobierno


lalín / la voz

Con las obras de la rotonda de Montserrat paradas desde principios de agosto, el alcalde Rafael Cuíña consideró ayer que el retraso en resolver el trámite del proyecto de intervención arqueológica se debe a causas políticas, que no técnicas: «Despois de ver que na igrexa de Donramiro en 3 días se solucionou ese papeliño para a Xunta estou absolutamente convencido de que había un interese inducido dende Lalín en que non puidésemos ter esta rotonda feita para as festas de Lalín». Pero asegura que todo está correcto, por lo que le sorprendería que la Xunta pusiese trabas, indicando que desconoce si puede tratarse de una venganza por lo que otros dicen que hace la Diputación con Concellos gobernados por el PP.

No obstante, indicó que «imos ter a rotonda bastante antes que despois», subrayando que podría haber estado para As Dores, sobre todo por cuestiones de seguridad, pero en cerca de 40 días no ha respondido al proyecto que se presentó para la rotonda el 9 de agosto: «Eu creo que todo o pobo de Lalín sabe de que vai este lamentable xogo político», y dijo que no se imagina con Xosé Cuíña en la Xunta «un proxecto para Lalín no que faltase un papeliño que non ten importancia, unha firma dun funcionario, parado 40 días sendo o conselleiro de Lalín».

Deberes para Román Rodríguez

Cuíña cree que el conselleiro Román Rodríguez «o primeiro que tiña que facer era preocuparse por ese papel para unha rotonda que afecta a veciños de Lalín e á súa seguridade. Preocuparse por el, ir por alí e dicirlle ‘oia, quero que saquen este tema’. Se fose Xosé Cuíña este tema estaría xa feito, en minutos». Se mostró convencido de que «é un tema político, non técnico, porque senón non é lóxico que resolvan unhas cousas en 3 días [en alusión a la iglesia de Donramiro] e outras sen comunicación despois de 40 días». Sobre ese parón en la resolución, que cree inducido desde Lalín, dijo: «Isto é o lamentable da política».

Replicó a Blanco que expresiones como «goberno de rapaces» o «trileiros» no son suyas, planteando si funciona de ventrílocuo. En todo caso, lo retó a él o a quien lo induce a «que diga un só parámetro a nivel social ou económico en Lalín que estea peor que cando entramos no goberno que deixaron eles». Y recordó que en el congreso local del PP les dijeron «que se puxeran a traballar, que levaban 3 anos descansando», indicando que el trabajo en la oposición no les gusta: aludió a que tras perder la alcaldía cambiaron medio equipo porque solo valía para gobernar.

El alcalde apunta ofertas por la nave de Guerral y la casa que ocupó el Pastor

El alcalde de Lalín destacó la remodelación proyectada para las calles Loriga y Principal, en una zona que asegura se revitaliza con apertura de negocios. Se refirió en esa línea a la existencia de varias ofertas por el inmueble que ocupó el Banco Pastor, tanto para el bajo con fines comerciales como para la propia vivienda. Por otra parte, tras la adquisición de la nave de Montoto, desveló el interés de firmas por la nave de Guerral, por la oportunidad que representa Lalín en especial para empresas de logística.

Sobre la humanización de las dos arterias centrales de la capital dezana, reafirmó el compromiso del gobierno local en mantener la peatonalización en fines de semana, sin ampliarla más allá. Subrayó que fue el planteamiento acordado y así se hará, lo mismo que sucedió en Matemático Rodríguez, pese a quienes habían augurado que el ejecutivo local acabaría por cerrar la calle.

Sobre el Centro de Alta Resolución lamentó que no se hayan producido novedades, sin entender que Rodríguez no medie con departamentos en cuestiones importantes para Lalín por no gobernar el PP en la localidad. Contrapuso esa praxis a la de Xosé Cuíña, Fillo Predilecto en Vilagarcía y Monforte con gobiernos de colores distintos al PP. «Tamén leo dificultades na Estrada coa liña 1 do Plan Concellos, non me consta que sexa así» y pidió evitar juegos como replicar en Vigo con una comisión sobre Dorado a la del Marisquiño en O Hórreo.

Espera que ejecutivo y PP alcancen un acuerdo en las obras con remanentes

Cuíña rompió ayer su discreción sobre la rotonda tras explicar en Radio Lalín el porqué de su cautela en la polémica: «Non teño especiais ganas de entrar en guerras coa oposición porque quero que saian adiante proxectos importantes para Lalín, e sei que alguén está esperando que eu faga unha declaración en base a cousas que pasan para collelo como argumento para non facer pactos e cousas destas». El alcalde se refiere a no enturbiar las negociaciones en marcha con el PP para pactar los remanentes. Confía en que se alcance un acuerdo, bien para llevarlos a un pleno extraordinario o al de septiembre, en un ejercicio de responsabilidad por parte de PP y de gobierno. Agradeció expresamente a los populares haberse sentado con el ejecutivo a negociar esta cuestión, en la que se ultima del proyecto de saneamiento en Castelo (Cadrón).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Cuíña, convencido de que el problema con la rotonda es político y no técnico