El primer semestre se salda sin muertos y 238 accidentes en la zona

La DGT registró un total de ocho heridos graves y 86 leves en las vías interurbanas


Lalín / La Voz

Reducir el número de muertos en las carreteras es una labor de todos, pero no siempre se consigue. El primer semestre de este año, según los datos estadísticos facilitados por la Jefatura Provincial de Tráfico de Pontevedra, el primer semestre de este año se saldó sin víctimas mortales en las vías interurbanas de la zona. A lo largo de ese período el Destacamento de Tráfico de Lalín registró un total de 238 accidentes en su zona de actuación, que incluye todos los municipios de Deza y Tabeirós-Terra de Montes, a excepción de Cerdedo-Cotobade, que cubre el destacamento de Pontevedra. Estos siniestros producidos en la zona sumaron ocho heridos graves y 86 leves.

Una lista a la que habría que sumar otros muchos siniestros que tienen lugar en las vías urbanas en el ámbito de actuación de las policías locales y que no forman parte de la estadística de Tráfico. La ausencia de víctimas mortales (La DGT cuenta los fallecidos en las 24 horas siguientes desde que tiene lugar el accidente) es una buena noticia y supone una reducción importante respecto a años anteriores. En 2017, en este mismo período de tiempo, cuatro personas perdieron la vida en las carreteras de la zona. Tres de ellas eran conductores ocupantes de vehículos (uno era un motorista), a los que se sumó una mujer atropellada en Vila de Cruces. Se registraron ese año 212 accidentes con cinco heridos graves y setenta leves.

En el primer semestre de 2015 hubo menos heridos, 52, 48 de ellos leves. Fueron 191 accidentes, pero fallecieron tres personas, mientras que un año antes, en 2014, el número de accidentes se elevó a 216, con una persona fallecida y 69 heridos, siete de ellos graves.

Un centenar de animales

Cada año muchos de los accidentes que se producen en la zona cuentan con animales implicados. En muchos casos se trata de jabalíes que se cruzan en el camino de los vehículos. En la estadística se repiten las mismas zonas año tras año. La explicación, en algunos casos, es la coincidencia de los trazados de algún vial en tramos concretos con el paso habitual de las manadas. De enero al fin de junio fueron 102 los accidentes que tuvieron lugar en la zona que tuvieron animales implicados. Atropellos a los que se suman los de gatos, perros y todo tipo de animales desde zorros a erizos.

Entre las causas de accidentes en la carretera continúan estando entre los primeros de la lista los excesos de velocidad, a los que se suman otras cada vez más frecuentes como los despistes provocados por el uso de los teléfonos móviles al volante. Promover el uso del cinturón de seguridad, de los chalecos fluorescentes por parte de los peatones y caminantes, continúan formando parte de las campañas habituales de Tráfico junto con otras medidas como los controles de velocidad por radar o los de alcohol y drogas.

Los usuarios se quejan muchas veces del mal estado de los viales o de su mal trazado. En la zona la DGT mantenía en la zona la misma lista de carreteras peligrosas, entre ellas la de Lalín al Alto do Faro o el tramo Lalín-Ponte Ulla.

La Guardia Civil de Tráfico tramitó 332 alcoholemias positivas durante este período

Durante el primer semestre del año, los agentes de la Guardia Civil de Tráfico realizaron en la zona un total de 26.989 pruebas de alcoholemia a otros tantos conductores. Una cifra que evidencia el control llevado a cabo en las carreteras de las comarcas con el fin de detectar posibles infracciones por consumo de alcohol. Unas pruebas a las que también se suman las destinadas a detectar consumo de drogas y que van siendo cada vez más frecuentes.

Los positivos dados por alcohol fueron 332, un número importante y que incrementa la cifra registrada en 2017 en este mismo período. Ese año fueron 267 alcoholemias positivas. Los 332 de este, dieron lugar a 300 expedientes sancionadores y 32 delitos de seguridad vial instruidos, en este caso a conductores que su

No son las únicas sanciones, los agentes continúan encontrándose con personas al volante que carecen de permiso de conducir, bien porque no lo obtuvieron nunca o porque lo tienen retirado a causa de la pérdida de puntos o por cualquier otro motivo. De enero a junio, la Guardia Civil de Tráfico tramitó en la zona diecisiete diligencias por conducir sin permiso.

A los controles de alcoholemia de Tráfico se suman las pruebas realizadas por los agentes de las Policías Locales de la zona. Uno de los últimos casos detectados se produjo a finales de julio, a raíz de un accidente sufrido por una conductora que en las dos pruebas que le fueron realizadas casi quintuplicaba la tasa permitida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El primer semestre se salda sin muertos y 238 accidentes en la zona