Valedor del turismo de la provincia, escritor y comendador del Cocido


pontevedra / lA voz

Alfonso Paredes Pardo fue un nombre propio dentro del turismo de la provincia de Pontevedra. Este hombre, al que ayer se le dio el último adiós en Pontevedra, estuvo vinculado primero al Ministerio de Información y Turístico y luego fue delegado provincial de Turismo en distintas épocas, amén de ser jefe del servicio y de tener otros cargos. No solo conocía las potencialidades de la provincia, sino que las defendía a capa y espada. Eso le valió, por ejemplo, que su pueblo natal, Mondariz, le hiciese cronista oficial, le dedicase una calle y le tributase distintos homenajes. También recibió la Medalla de Plata Nacional de Ministerio de Turismo y obtuvo la Medalla de Plata de la Provincia de Pontevedra. Hizo varias publicaciones sobre turismo y sobre cocina, ligadas estas últimas a su labor en la entidad Amigos da Cociña Galega.

Vinculación con Lalín

Desde este último colectivo, mantuvo estrechos lazos con Lalín y la Feira do Cocido durante muchos años, llegando a ser nombrado integrante de la Encomenda do Cocido.

Fue fundador también del Club de Leones de Pontevedra, desde donde ayer un amigo suyo le recordaba así: «Alfonso fue, sobre todo, una persona muy humana, muy comprometida con la sociedad y con su tiempo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Valedor del turismo de la provincia, escritor y comendador del Cocido