El gobierno calcula en 210.000 euros reparar la planta baja del mercado

Casares indica que llevarán a pleno el viernes la redacción del proyecto, con 10.650 euros de coste con cargo a remanentes de 2017 y espera que el PP apoye la iniciativa


lalín / la voz

El concejal de Urbanismo de Lalín, Nicolás González Casares, anunció ayer que el gobierno local lleva al pleno del viernes el informe técnico valorado relativo a los honorarios para la contratación externa y urgente del proyecto de acondicionamiento de la planta semisótano de la plaza de abastos de la localidad, un proyecto cuyo coste ascendería a 10.648 euros. El edil recuerda que el ejecutivo asumió en el pleno de julio el compromiso de encargar con carácter de urgencia la redacción externa del proyecto para la reforma integral de la planta inferior del mercado, acordando con el portavoz popular José Crespo llevar la cuestión al siguiente pleno para financiarla con los remanentes del 2017, y asumir la ejecución material con remanentes del 2018 o con fondos de otras administraciones. Casares subraya que el gobierno «cumpre coa súa palabra, polo que non se entendería o voto contrario por parte do PP».

El ejecutivo también se había comprometido a iniciar de inmediato los trámites ante Patrimonio para obtener los permisos precisos para esa reforma del semisótano, que tiene suelo de hormigón en mal estado, con dependencias en mortero de cemento y techo formado por el propio forjado, sin puertas ni ventanas. Asegura el responsable municipal de Urbanismo que las instalaciones se encuentran obsoletas, y en la actualidad no pueden utilizarse sin realizar las correspondientes actuaciones de acondicionamiento. Unas intervenciones que incluirían obras de demolición, distribución de espacios, aseos, pavimentaciones, tabiquería, acabados y ventilación, entre otras.

Teniendo en cuenta todas estas consideraciones, el técnico estima un precio por metro cuadrado para el acondicionamiento de 300 euros, por lo que la reforma alcanzaría un presupuesto orientativo de ejecución material de 210.000 euros. El porcentaje estimado para el coste de redacción del proyecto se considera un 4,2 % sobre el presupuesto de ejecución material, de ahí que se estime que la redacción del proyecto que se lleva al pleno del viernes se sitúe en torno a los 10.650 euros.

Una guerra por los remanentes completamente abierta y que se dilucidará en pleno

La redacción del proyecto de la planta baja de la plaza que llevará el gobierno local a sesión es en realidad una minúscula batalla en la guerra de los remanentes que libran, un ejercicio más, gobierno local y oposición. Una contienda que está completamente abierta, y que no se dilucidará hasta el pleno del viernes.

En comisión informativa se pudo ver el lunes un extenso debate entre unos y otros, sin que al final hubiese un acuerdo definitivo sobre los proyectos que están encima de la mesa. La cuestión es que el Concello dispone de en torno a 1,7 millones de euros de remanentes por gastar. Los populares habían insistido en que el gobierno llegase con la valoración de las obras que ellos demandaban ?pistas, fundamentalmente, y alguna calle como Neno Labrego?. No llegaron a tiempo las valoraciones de saneamientos. Pero solo con lo que está calculado los 1,7 millones se quedan muy cortos para lo que pretenden acometer unos y otros. Esto es, queda lo más importante de la negociación: qué obras se incluyen dentro de esa cifra de remanentes, y cuáles quedan fuera.

El gobierno local lleva, junto a la redacción del proyecto de la plaza, obras de mayor cuantía, como la compra de una finca en Vilatuxe para ampliar el auditorio, o el arreglo del local social de Bermés. Y habrá que ver cómo vota la oposición: si aprueba ya partidas al gobierno; las tumba para negociar con ellos; o incluye sus propias obras. En comisiones el PP se abstuvo, y de ahí saca alguna esperanza el ejecutivo local. Cruz fluctuó entre abstenciones y votos en contra. Hasta el viernes, todo abierto.

El Concello inicia el abastecimiento al área de Goiás la próxima semana

El Concello de Lalín comenzará la próxima semana a ejecutar el proyecto para llevar la traída de agua a los lugares de Cáceme, Igrexa y Casas Novas, en la parroquia de Goiás. Así lo indicaron ayer el edil de Rural, Miguel Medela, y el teniente de alcalde González Casares, quienes participaron junto con el ingeniero director de obra y el responsable de la empresa adjudicataria, Narom, en la firma del acta de replanteo que permite el inicio de los trabajos. Las obras se posponen a la próxima semana para evitar coincidir este fin de semana con las fiestas del Rosario en el lugar.

La actuación fue adjudicada por 46.404 euros, y tendrá un plazo de un mes para su finalización. Indican Casares y Medela que la construcción de estas nuevas infraestructuras para la ampliación de los sistemas de traía de aguas permitirá dar respuesta a demandas vecinales y acabar con riesgo de desabastecimiento. El alcalde, Rafael Cuíña, recordó que gestionó personalmente con los vecinos esta actuación, «a través da que o gobierno municipal continúa dando cumprimento aos firmes compromisos adquiridos coa veciñanza da parroquia». Cáceme e Igrexa disponen de abastecimiento vecinal, pero se queda escaso cuando por la escasez de lluvia desciende el nivel freático.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El gobierno calcula en 210.000 euros reparar la planta baja del mercado