La oposición aprobó la moción del PP de la Praza de Abastos de Lalín

El grupo de gobierno se abstuvo y la presentada por el ejecutivo fue rechazada


lalín / la voz

El proyecto de la Praza de Abastos de Lalín que dio tanto que hablar volvió al pleno en forma de mociones, una presentada por el grupo de gobierno y otra por el PP. Las dos coincidían en casi todas las propuestas de acuerdo menos en la financiación. El PP pedía que se ejecutase con cargo a los remanentes del 2017 y el gobierno con los del 2018.

A la hora de las votaciones cada uno tiró para casa. PP y Cruz votaron en contra de la del gobierno y sacaron adelante la de los populares, en este caso, con la abstención de los miembros del grupo de gobierno que no quisieron, apuntaron, votar en contra de los placeros.

En la suya el PP pedía también el apoyo del compromiso del gobierno de encargar con carácter de urgencia la redacción del proyecto integral de la planta de abajo del mercado lalinense. Un asunto que se abordaría también en el último punto del pleno, al hilo del debate de una moción presentada por urgencia por el PP para instar al gobierno a realizar una serie de alternativas a la distribución del gasto de parte de los remanentes.

En este caso, fue el teniente alcalde, Nicolás González Casares, (que en ese momento presidía ya el pleno, dado que el regidor se ausentó en torno al mediodía) el que propuso al portavoz del PP, José Crespo, incluir en vez de destinar 150.000 euros a una primera fase de las obras del proyecto de la Praza de Abastos, habilitar una partida para contratar ya a una asesoría externa de cara a llevar a cabo ya la realización del proyecto. Una demanda que fue aceptada por el PP.

En este caso, los técnicos del Concello serían los encargados de fijar la partida que estimaban sería necesaria y la financiación para la contratación de la elaboración del proyecto podría hacerse con cargo al dinero procedente de las bajas de obras. Fue una de las opciones que se pusieron sobre la mesa.

El portavoz de los populares pidió que constase por escrito porque no se fiaba del gobierno y González Casares le recordó que ya quedaba por escrito en el acta, recogido por el secretario, que da fe de lo acontecido en el pleno.

Crespo pidió que esos 150.000 euros pudiesen ser destinados a la ejecución de obras en pistas y saneamientos en el rural.

En el debate de las mociones, y a petición del secretario municipal, el PP modificó el texto de los acuerdos después de que este le recordara que como oposición tenían que poner instar al alcalde a realizar las acciones que se demandaban al respecto de las obras de la Praza en vez de aprobar o encargar, verbos que se utilizaban en dos de los puntos de los acuerdos.

Crespo destacó que la moción reflejaba el acuerdo con los placeros. El concejal de Comercio, José Manuel Fernández, acusó al PP de mentir y señaló que los había llamado para ver el proyecto después de que se lo presentara a los comerciantes de la plaza quince días antes del pleno y que atendió a sus preguntas.

Seis horas de debate, a ratos agrio, con anuncio de denuncia y abandono

La sesión plenaria se iniciaba a las nueve y finalizó pasadas las tres de la tarde. Fueron más de seis horas de debate en las que hubo momentos para todo, algunos de ellos de crispación. El edil Juan José Cruz fue apercibido por el regidor, que le quitó la palabra en un momento del pleno. Cruz se levantó anunciando que denunciaría al alcalde por esta actuación.

En el debate en torno al Padroado Cultural a colación de una moción presentada por Cruz, la concejala de Cultura, Lara Rodríguez, optó por abandonar la sesión. Se fue a las 13.10 horas tras una serie de preguntas de Cruz sobre la ausencia en período lectivo de Brams a Venezuela dejando a otro profesor supuestamente subcontratado por él dando clases en el Conservatorio, regresó a la sala a las 13.25 horas.

Un convenio pendiente y cruce de acusaciones en la sesión plenaria

El debate, pese a los ríos de tinta que provocó este asunto, volvió a provocar el cruce de acusaciones entre ejecutivo y oposición. El grupo de gobierno aludió a la nota de los placeros cuestionando al PP, los populares a la campaña del Ejecutivo y a las pancartas que colocaron después de su rechazo al proyecto en el anterior pleno. Crespo defendió la labor de María José Batán en la Praza de Abastos como concejala delegada de Comercio en el anterior mandato y criticó la de Fernández. Este preguntó al PP si conocía el estado de la planta de abajo. Crespo respondió que fue a verla y el edil preguntó ¿con qué permiso?. El portavoz del PP respondió que fue con la presidenta y un placero que tenían las llaves y se la mostraron. El concejal no adscrito, Juan José Cruz, abogó por un proyecto integral, no entendió «¿cómo se pode Facer un proxecto para cinco persoas (el número actual de placeros)» y criticó el gasto en decoración, así como que no se incluyeran actuaciones en el exterior.

Defendió que el proyecto que defendía la oposición suponía multiplicar por tres los puestos existentes en la actualidad y criticó el gasto en decoración mientras los canalones no se tocaban.

La oposición se quejó e insistió de nuevo en la falta de un convenio con los placeros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La oposición aprobó la moción del PP de la Praza de Abastos de Lalín