El corte de las calles del centro de Lalín crispó a los comerciantes

Creen que se puede pintar a otras horas y aluden a la merma de clientes que les acarreó mientras el Concello destaca que se trata de un plan integral

.

lalín / la voz

Los cortes de la circulación en Lalín casi siempre se saldan con quejas. Y el de ayer no fue una excepción. En este caso, la paciencia de los comerciantes la colmó el hecho de que durase prácticamente toda la mañana, de 8.00 a 14.00 horas, se produjese simultáneamente el corte en algunas de las calles más céntricas. En este caso Joaquín Loriga, Principal, Pintor Laxeiro y Luis González Taboada.

La razón era el inicio, como explicaba el Concello, de un plan integral de repintado de las marcas viarias y la señalización horizontal del centro del casco urbano. Los comerciantes ven bien estos trabajos que consideran que deben hacerse y mejoran la imagen. Lo que no les gustó fue que el corte durase toda la mañana y les dejase la calle vacía. Se quejan de que no se les avisó con anterioridad. El concejal de Obras, Francisco Vilariño, considera que el Concello avisó «con suficiente antelación a través das redes municipais, da prensa local e dos valados de seguridade que se colocaron un día antes».

De hecho el propietario de algún establecimiento de alimentación señalaba que tuvo numerosos problemas para poder descargar la mercancía. Unas protestas que suscribían también otros.

Los de la rúa Principal afirmaban que los operarios con la máquina de pintado no llegaron esa zona hasta las 10.00 horas y creen, al igual que otros de otras calles afectadas, que la empresa podría haber articulado los trabajos de otra manera, de forma que se fuese cortando a medida que fueran pintando y no toda la zona de golpe alegando que es un tramo muy amplio y que esos cortes impedían el acceso también a otras calles.

Sin coches

Rúas como la Wenceslao Calvo Garra que, los propietarios de establecimientos, señalaban que se quedaron sin actividad. Cafeterías, tiendas de ropa, farmacias o establecimientos de alimentación coincidían que el corte de la circulación provocó una merma importante de clientela hasta dejar los locales muy vacíos durante esas horas. Algunos confesaban que ante la falta de clientela habían aprovechado para hacer tareas que normalmente no tienen tiempo de hacer, sea reordenar el almacén o darle una vuelta al local.

Los comerciantes no fueron los únicos en quejarse. Los que llegaron a Lalín y se encontraron con las calles cortadas tampoco acabaron muy contentos después de dar alguna vuelta. Más de un comerciante señalaba que le había sorprendido «o que afecta ter a rúa sen tráfico unha mañá» y la merma importante de actividad. Una situación que para algunos es un test más que evidente «do que sería ter rúas peonís».

En la calle vecinos y comerciantes se preguntaban si el Concello no podía exigir a la empresa adjudicataria de los trabajos que el pintado se llevase a cabo a otras horas que supusiese menos perjuicio, recordando que «os pasos de peóns os pintan de noite».

Un error técnico

El concejal de Obras, Francisco Vilariño, pedía ayer disculpas por las molestias causadas explicando que estaba previsto que las obras empezasen a las 8.00 y que un error técnico por parte de la empresa provocó que «comenzasen cun pouco de atraso que dilatou o proceso un pouco máis do esperado» y cifra en «apenas tres horas» el tiempo en el que estuvieron cerradas las calles.

Problemas para descargar mercancía y acceder a los locales

Hoy, restricciones en el aparcamiento en Matemático, Ramón Aller y rúa B desde las 7.00

Hoy continuarán las labores de pintado en otras calles de la villa. En este caso en Matemático Rodríguez, Ramón Aller y rúa B. Allí no se podrá estacionar desde primera hora de la mañana. Vilariño indica que dio orden expresa de que las actuaciones den comienzo a las 7.00 horas para «rematar coa maior celeridade e provocar as mínimas incomodidades».

Vilariño defiende el esfuerzo del Concello para provocar el mínimo impacto a la hora de ejecutar las obras y señala que de esta vez y dada la dimensión de la actuación, que afectaba a varias calles, no fue posible hacer los trabajos en festivo o de noche como ocurre cuando es la brigada municipal la que pinta.

Apunta que el programa tiene como finalidad mejorar la seguridad en estas calles y la imagen de la villa y que, en algunas zonas, el desgaste de la pintura hacía que las marcas pintadas en el suelo fuesen difíciles de ver «coa conseguinte inseguridade que iso provocaba tanto para vehículos como para peóns». Los trabajos incluyen el repintado en color blanco de islas para delimitar las zonas de circulación y puntos de prohibición del estacionamiento, el pintado de vados y de bandas continuas con pintura reflectante, así como el repintado de la zona azul sobre el pavimento.

Rehabilitación integral

Recuerda que el proyecto complementa a otras acciones de rehabilitación integral como son las programadas en las rúas Alcalde Ferreiro, Pintor Colmeiro, Wenceslao Calvo Garra y Vidal Abascal y que supondrán «un antes e un despois en canto o estado do centro de Lalín».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El corte de las calles del centro de Lalín crispó a los comerciantes