El juzgado tumba dos recursos de la dueña de A Crespa contra el Concello

El gobierno local otorga a la familia un mes para la demolición de una verja metálica instalada en la casa hace dos años, y un trimestre para legalizar una galería lateral


Lalín / la voz

La familia propietaria de la casa da Crespa, en Donramiro, vio cómo los juzgados de lo contencioso-administrativo números 1 y 2 de Pontevedra le tumbaron dos recursos contra el Concello de Lalín por sendos expedientes de reposición de la legalidad urbanística. El más grave era por la instalación de una reja metálica en la casa da Crespa, en el entronque de la rúa Donramiro y el Camiño da Costa: el aparejador municipal había señalado en un informe en mayo del 2016 que estaba fuera de la alineación oficial, señalando además el potencial peligro de la reja para viandantes y animales; ordenaba por tanto la demolición de la reja en el plazo de un mes. Los propietarios del emblemático edificio, que figura en el catálogo de bienes protegidos del PXOM con protección integral, habían presentado alegaciones en el ayuntamiento. Como quiera que no prosperaron la familia recurrió a la vía judicial. En concreto, este caso llegó al contencioso-administrativo número 1 de Pontevedra, que desestimó el recurso.

Por eso el gobierno municipal aprobó por unanimidad en su junta de la pasada semana reiterar a la titular la orden de demolición, a su costa, de las obras de la reja metálica, para la reposición así de la legalidad urbanística. El plazo para la ejecución de la demolición es de un mes.

El Concello había abierto también en el año 2016 un segundo expediente urbanístico. En este caso, por la instalación de una galería lateral en el edificio. Sin embargo, en junta de gobierno celebrada el 7 de diciembre del 2016 había requerido a la titular del inmueble la presentación en el plazo de tres meses de la solicitud de licencia de obra o comunicación previa para la galería, porque consideraba que aunque se hizo sin licencia municipal podría ser legalizable. El proceso fue paralelo al anterior expediente, y terminó con un recurso en el contencioso nº 2 pontevedrés. De nuevo el tribunal desestimó el recurso de la familia, y el gobierno municipal vuelve ahora a darle un trimestre para solicitar licencia o comunicación previa. Y se le reclaman 847 euros de costes procesales.

Nuevo plazo a la inmobiliaria de un banco para reparar un edificio en rúa Xazmíns

Dentro del apartado urbanístico, el gobierno municipal acaba de aprobar un nuevo plazo para que la inmobiliaria de un banco titular de un edificio sin rematar en la rúa Xazmíns proceda a dotar a la construcción de las condiciones de seguridad y ornato de las que carece. La firma tendrá un mes para hacerlo, y de lo contrario, se procederá a la ejecución forzosa de los trabajos «mediante a imposición de multas coercitivas, en contía de 1.000 euros cada unha, reiterables trimestralmente». Los interesados tienen aún un plazo de 15 días hábiles para consultar el expediente, y alegar y presentar los documentos y justificaciones pertinentes. Y ello pese a que el caso data ya de febrero, cuando la inspección municipal de Obras realizó un informe que constató que el edificio no estaba debidamente cerrado, pudiendo accederse al interior con facilidad, y que se desprendían elementos constructivos sobre la vía pública, con riesgo para para personas y vehículos. El 19 de marzo, la junta de gobierno dio un plazo de un mes para acometer las obras que ahora se vuelven a demandar, después de que el 30 de mayo se constatase que no se había cumplido la orden de ejecución.

Aserradero en O Rodo

Por otra parte, en el aserradero declarado en ruinas entre O Rodo y Cidade Xardín, se había ordenado en febrero la colocación de mallas o viseras de protección para evitar daños a colindantes. El propietario adoptó las medidas urgentes, que se consideraron adecuadas entonces, pero ahora se creen insuficientes por la gran cantidad de madera apilada con riesgo de incendio: instan a colocar malla más fuerte o a retirar la madera.

Adjudican en 4.840 euros el proyecto de demolición del viejo Manuel Rivero y explanación de solar

El gobierno municipal acaba de adjudicar la redacción del proyecto de demolición del antiguo colegio Manuel Rivero, explanación de la parcela en que se asienta y la dirección facultativa de la obra. Un proyecto al que optaron cinco licitantes, y que fue finalmente fue contratado a Pablo Fernández Villamarín por importe de 4.840 euros. Tendrá un plazo de un mes para realización del proyecto, a partir de la firma del correspondiente contrato.

Reforma del barrio

Se trata de una de las primeras acciones para que el Concello lalinense pueda llevar a cabo la rehabilitación de la calle Manuel Rivero, una iniciativa que contará con financiación de la estrategia Lalín Ssuma21. La intención municipal es cambiar la fisonomía de esa zona de Lalín, y disponer de nuevos servicios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El juzgado tumba dos recursos de la dueña de A Crespa contra el Concello