Las policías locales custodian todo tipo de objetos en busca de dueño

Lo que más se pierden son llaves de coches y de viviendas junto con carteras

.

Lalín / la voz

En la zona, los robos de carteras no son habituales, pero al igual que las meigas habelos hailos. La mayoría de las veces se circunscriben a algunas ferias y a la celebración que se esperan multitudinarios. En estos casos, las Policías Locales acaban encontrando alguna que otra cartera vacía tirada en la calle, pero los objetos que en mucho mayor número acaban en las oficinas de los agentes locales de la zona, son los que los vecinos perdemos a diario.

Un botín en el que abundan las llaves. Son las reinas del ránking en las dos comarcas. Y cuando hablamos de llaves nos referimos a las de todo tipo: de casas y de coches, principalmente. El jefe de la Policía Local de Lalín explica que «entregánnos moitas chaves, algunhas de coches bos». Lo curioso es que, dice, «tamén nos preguntan moitísimo por chaves, pero sempre polas que preguntan non as temos e por as que temos non preguntan e quedan aí moito tempo».

Lo que no es habitual es la entrega en efectivo, pero ocurrir ocurre. En Silleda, el jefe de la Policía Local, explica que normalmente son cantidades pequeñas, de 20 a 30 euros. Los agentes de la zona explican que a diario son frecuentes las entregas de carteras a diario, de gente a los que le caen en la calle u olvidan y en ese momento la recoge algún vecino que pasa y la entrega. El dinero en ese caso muchas veces acaba intacto, explica el jefe de la Policía Local de Lalín. Esta misma semana, explica Jesús López Cuñarro, «estaba polo Quilómetro Cero no coche e veu unha persoa norteafricana que me entregou un bolso que acababa de ver tirado na rúa e sen sequera o abriu para ver qué tiña e nolo entregou no momento». Cuando lo abrió y vio el DNI enseguida identificó a la propietaria, vecina de la Praza das Pipas, a la que le acaba de caer en el suelo y a la que apenas le había dado tiempo de echarlo en falta.

En A Estrada, apunta la Policía Local, también se entregan muchos teléfonos móviles, sobre todo, después de los fines de semana. En este caso los móviles y las llaves de todo tipo se llevan la palma. Las carteras, muchas veces se entregan sin dinero o llegan con todo, incluso en ocasiones, tiene ocurrido, apuntan que portaban 200 ó 300 euros. En el caso de que porten la documentación esta sirve para localidad rápidamente al propietario.

En esos casos la Policía Local acude a sus compañeros de la localidad de donde sea el dueño para localizarlo y acordar la devolución de los efectos.

En Lalín los vecinos tienen la costumbre de poner la ropa que le cae a alguien en algún lugar más visible para que el la perdió la vea mejor cuando pase otra vez en su busca. Ocurre con guantes, bufandas y zapatos de niño, muñecos o chupetes o depositarlos en el comercio más cercano. Eso hace que en Lalín no sea habitual que la Policía Local recoja ropa. En A Estrada pasa más. Estos días se entregó una sudadera y el pasado fin de semana una cartera y un bolso.

Menos frecuente es la entrega de joyas, aunque algún caso recuerdan en cada localidad. En Vila de Cruces, apuntan al hallazgo de una pulsera de oro de niña que fue devuelta a su dueña y en Agolada también recogieron alguna pulsera. En Cruces, muchas de las cosas que se recogen aparecen en lugares visitables como A Carixa o Ponte Ledesma. En los lugares donde no hay Policía Local, los vecinos hacen las entregadas en el Concello, en el caso de documentación sobre todo, o a la Guardia Civil.

Caballos, ponis, un audífono, una visa oro y muchas tarjetas sanitarias

La historia de los objetos perdidos en la zona está plagada de anécdotas, la Policía Local de Vila de Cruces, cuenta que «unha vez tivemos dous ponis dous días ata que apareceu o dono». Una custodia de animales que es, apunta, es frecuente, A esos equinos se sumaron más de un caballo, perros y otras mascotas domésticas que se extravían, En el caso de los ponis, estos se escaparon de una finca de Busto, en Lalín «e tirando polo monte campo a través chegaron en pouco tempo a Bodaño». En Cruces explica María Flor Rodríguez «o que nos entregan son moitísimas tarxetas sanitarias» apuntando que la gente mayor las pierde al caerles «na farmacia, no taxi, no autobús ou na rúa».

Pesquisas

En Lalín la caja que custodia la Policía Local en Lalín contiene un audífono, varias tarjetas, incluida una Visa oro, algunas gafas y carteras y llaves, sobre todo.

Para devolverlo los agentes llevan a cabo muchas veces una verdadero trabajo detectivesco. En A Estrada, explican que se realiza un minucioso control recogiéndose los datos de quien entrega, a quien se devuelve y de cada objeto que custodian. Los agentes de la zona coinciden que normalmente los vecinos entregan lo que encuentran y más de uno se lleva una alegría. Como un vecino de Santiago que se dejó una cazadora de cuero en la isla de Remesquide hace poco con la cartera y toda la documentación incluida la tarjeta para fichar en el trabajo y pudo recuperarla rápidamente. En Silleda si en cuatro o cinco meses no aparece el dueño de algo que se pierde, se entrega a la persona que lo encontró.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Las policías locales custodian todo tipo de objetos en busca de dueño