La altitud de Deza favorece la expansión de la avispa del castaño

Expertos creen que quedan tres o cuatro años antes de empezar a controlar la plaga


La avispilla del castaño está proliferando en la comarca de Deza, al igual que ocurre en el resto de Galicia. Xacobo Feijoo, responsable de Desarrollo Rural de Unións Agrarias explica que «houbo un crecemento exponencial nos últimos catro anos desde que se detectou en Lugo, pero sobre todo, nos últimos dous extendeuse prácticamente por todas partes». Considera que los tratamientos biológicos que se están aplicando son efectivos. Una eficacia que xa están demostrando en países como Francia e Italia donde, apunta, «estáse controlando xa».

En estos dos países, apunta, entró antes y en la última década la plaga provocó en estos dos países una merma muy importante en la producción. Una circunstancia que repercutió en Galicia a la que este experto achaca «o repunte de precios que tivo aquí a castaña nos tres últimos anos, precisamente pola baixada da producción neses países».

En cuando a la extensión de la plaga por la comarca de Deza señala que «a avispilla do castiñeiro vai a estar moi cómoda no Deza». La causa: la altitud de la zona que contribuirá al bienestar de esta plaga.

Una razón, la de la altitud, que explica, dice, que en zonas de montaña de Ourense como es el caso de Valdeorras, Trives, Viana o Vilariño de Conso, que son grandes productoras de castaña pero que se encuentran a una mayor altitud la plaga está entrando aún.

En cuanto a los daños que puede causar la plaga, Jacobo Feijoo cree que «vamos a pasar tres, ou catro anos duros, nos que vai a haber unha merma da producción pero logo empezará o control da plaga pouco a pouco». Parte de los resultados dependerán, señala, de las actuaciones y lo que se haga en estos próximos años. Cree que las medidas adoptadas por la Xunta son las correctas defendiendo que la suelta del parasitoide parea combatir la plaga de una forma biolñógica da resultados y xa fue testada en Francia o Italia, con lo que considera que los resultados y los plazos serán iguales aquí.

No obstante opina que se perdió un tiempo precioso, los dos primeros años, y que achaca al Ministerio de Agricultura que quería antes de permitir la suelta de Torymus sinensis la realización de un estudio para ver los efectos que el parásito podía tener en insectos autóctonos de España. Cree que aunque las sueltas de este parásito siguen constando como experimentales, ya se está aplicando la medida en firme y que desde la Xunta en la práctica «se fai todo o que se pode». Recuerda que la idea de la Consellería de Medio Rural era soltar 1,5 millones de Torymus sinensis, que se quedaron en 790.000 «porque a Xunta mercou a Italia toda a producción, pero non había máis». Cree que es necesario hacer un esfuerzo especialmente en las zonas más productoras donde está entrando la plaga y considera que la plaga se puede contener.

Por otra parte, la plataforma Salvemos Catasós pedía un informe a la Xunta pero también pedía la actuación del Concello de Lalín. La concejala de Medio Ambiente, Celia Alonso, indicó ayer que la Plataforma le solicitó una reunión que tendrá lugar en breve pero quiso ser realista y apuntó que «nos non temos medios, nin temos técnicos que podan facer ese estudio ou ese informe». Recuerda que solo dispone de un técnico y que esos estudios tiene que hacerlo la Xunta que es, indica, quien dispone de los medios necesarios.. En cuando a la afectación de la fraga de Quiroga, recordó, que «é propiedade da Xunta» y considera que no querrán perderla. El Concello se brinda a prestar, eso sí, toda la colaboración que les sea posible también en materia de prevención pero cree que quien debe actuar es la Xunta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

La altitud de Deza favorece la expansión de la avispa del castaño