El PP abocó las facturas con reparos al voto de calidad del alcalde

El gobierno apuntó que el cambio de la base 15 tiene que contar con informes

.

Lalín / la voz

No fue fácil y el PP utilizó varias vías y realizó varios intentos para demandar que la responsabilidad de levantar posibles reparos a facturas sea del alcalde como máximo responsable, alegando que es el grupo de gobierno el que controla el gasto de principio a fin. Lo puso sobre la mesa a la hora de votar el punto 5 de la sesión ordinaria celebrada ayer y en la que se sometía a aprobación el establecimiento de un sistema de contabilidad separada por clasificación orgánica y la modificación de las bases de ejecución del presupuesto a fin de que el Edusi tenga una contabilidad separada.

Por parte de los populares, José Antonio Rodríguez, pidió que se incluyera el cambio de ejecución de la base 15 del presupuesto para que el alcalde asumiera entre sus competencias las situaciones de facturas extrajudiciales de crédito. Cuíña agradeció el gesto y la concejala de Economía, Teresa Varela, apuntó que no procedía en este punto entendiendo que se debería abordar esa cuestión de forma independiente. Rodríguez insistió en proponer que la responsabilidad recaiga «en quen sigue o gasto» y Varela indicó que tendría que ir aparte y acompañada de informes de Intervención y Secretaría. El PP pidió al gobierno que presentara la propuesta e instala a la alcaldía. El punto finalmente fue aprobado por unanimidad,.

Seguidamente el pleno, en el punto 6, debatió la aprobación de un expediente de reconocimiento extrajudicial de crédito. Los populares dejaron la aprobación en manos del voto de calidad del regidor y lo hicieron sacando fuera de la sala en ese punto a un edil, lo que derivó en un empate a diez entre gobierno y oposición. Esa situación derivó en que solo el alcalde, con su voto de calidad, tenía potestad de resolver. Una actuación que el PP anunció que iba a repetir siempre que fuese necesario y mientras que no se cambie la base 15 del documento del presupuesto y sea el regidor el que levante los reparos suspensivos por facturas ordenadas por el gobierno municipal y no el pleno.

En la sesión se representaron dos mociones respecto a este asunto. Una del PP que fue aprobada con la abstención del grupo de gobierno que entiende que la petición que hacían los populares tiene que estar informada por el secretario y el interventor y otra del edil no adscrito, Juan José Cruz. A petición del PP, Cruz retiró una parte de la citada moción y se rechazó con el voto de calidad del alcalde otra que se refería a la demanda de un informe. La abstención del grupo de gobierno en la moción de los populares permitió que esta fuese adelante, al estar en esos momentos el PP con una concejala menos, ya que Paz Pérez tuvo que marcharse antes por una cita de trabajo.

El gobierno señaló que no tenía inconveniente en el cambio de la base 15 pero insistió en la necesidad de los informes. Ni PP ni Cruz quieren responsabilidades a la hora de levantar reparos suspensivos de facturas que, defienden, de principio a fin fueron gestionadas por el cuatripartito.

A vueltas con Racso, el muro de Doade y la depuradora de Zobra

El alcalde compareció a petición del PP para responder a las preguntas de Antonio Rodríguez sobre el muro de Doade y la depurado de Zobra y a las de Crespo sobre Racso. En la exposición se repitieron argumentos. Respecto a la depuradora, Cuíña reconoció que primero se había tenido que hacer el saneamiento y luego la depuradora pero que no se pudo. Dijo que un informe de la empresa asegura que en la depuradora no se aprecian daños graves quitando la rotura de parte del cercado, pidiendo su arreglo alegando que entran vacas y pueden dañar las tuberías y que es necesario cambiar la grava sucia por otra. Volvió a reiterar que las plantas que se murieron serían repuestas con otras de la zona a coste cero y que hay 18 ofertas sobre la mesa para ejecutar la obra de saneamiento.

Rodríguez insistió en pedir que se haga el muro de Doade y que había permisos de los vecinos y Cuíña alegó que si no hubiera pedido cinco metros de ancho en vez de los cuatro que figuraban igual la obra estaba hecha. En relación a Racso, el regidor apuntó que le importaba mucho la opinión de los vecinos, en alusión a las acusaciones del PP sobre posibles cambios de opinión, y defendió que el Concello podía haber no contestado cuando pidieron el informe urbanístico y de esa forma «xa estaba feito», alegó.

Cruz aseguró que dimitiría si se demostraba que tuvo problemas con Intervención

En más de cinco horas largas de debate plenario, da tiempo a todo. A lo largo de la sesión se vivieron momentos tensos de palabras más altas que otras, no faltaron los cruces de insultos, disculpas e incluso alguna que otra frase, podríamos decir cariñosa, cargada de retranca. Hubo también propuestas de retos. Cruz retó al gobierno a que demostrara que tuvo problemas con Intervención y apuntó que dimitiría en caso afirmativo, quejándose de que lo acusaran.

Cruz preguntó reiteradamente al alcalde por Pablo Crespo y en ruegos y preguntas le pidió que se disculpara por un insulto a su madre. Cuíña, que puso cara de no saber a qué se refería, pidió disculpas por lo que pudiera haber dicho.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

El PP abocó las facturas con reparos al voto de calidad del alcalde