APAC enmarca la denuncia al PP en su lucha contra corrupción y clientelismo

Olimpio Pelayo Arca Camba
o. p. LALÍN / LA VOZ

LALÍN

Replica a CIG que la acción no va contra los trabajadores, a quienes no se criminaliza su condición de empleados públicos ni se les utiliza como arma arrojadiza

25 may 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

APAC asumió con sus electores hace tres años compromisos como la honestidad y la transparencia, insistiendo en la necesidad de eliminar la corrupción y la política clientelar que existía en Lalín, indicaron ayer. En ese compromiso enmarcan la denuncia por presunta prevaricación en contratación de personal por parte del anterior gobierno del PP presidido por Crespo. Añaden que cuando a finales del 2017 conocieron el informe del jefe de personal que sirvió para regularizar la situación de un buen número de trabajadores del Concello, que pasaron a ser personal laboral fijo, fueron conscientes con datos contrastados de cómo se habían realizado muchos de los contratos de personal en el Concello. Algo que muchos lalinenses ya intuían «e que formaba parte dunha melodía que se tarareaba polo baixo».

Concluyeron que muchos de los contratos se hicieron de forma cuando menos irregular por parte de Crespo y la junta de gobierno local, por lo que consideraron necesario poner los hechos en conocimiento de la justicia con una denuncia: «Non podemos, como agrupación política que se comprometeu a eliminar a corrupción e a política clientelar, deixar de denunciar estes feitos, pois consideramos que poden ser constitutivos de delito», y por tanto se ven en la obligación -la misma que tienen los ciudadanos- de trasladarlos al juzgado. Subrayan que es una denuncia, no una querella, para que sea la propia justicia quien investigue a fondo los hechos y dilucide si existe o no delito.

Reiteran, al igual que en rueda de prensa, que la denuncia «non vai en absoluto contra os traballadores, nin se criminaliza en absoluto a súa condición de empregados públicos, nin hai ningunha utilización dos traballadores municipais como arma arreboladiza, tal e como suxire a CIG e mesmo o PP, que trata de desviar a atención sobre o obxecto da denuncia». Comparte con el sindicato que los problemas laborales en el Concello son herencias de gobiernos de Crespo, y cita como ejemplo la contratación alegal de Bram Sniekers. Recuerda que el actual gobierno local en que participa APAC quien regularizó situaciones alegales de trabajadores causadas por la mala praxis del PP.