APAC enmarca la denuncia al PP en su lucha contra corrupción y clientelismo

Replica a CIG que la acción no va contra los trabajadores, a quienes no se criminaliza su condición de empleados públicos ni se les utiliza como arma arrojadiza


lalín / la voz

APAC asumió con sus electores hace tres años compromisos como la honestidad y la transparencia, insistiendo en la necesidad de eliminar la corrupción y la política clientelar que existía en Lalín, indicaron ayer. En ese compromiso enmarcan la denuncia por presunta prevaricación en contratación de personal por parte del anterior gobierno del PP presidido por Crespo. Añaden que cuando a finales del 2017 conocieron el informe del jefe de personal que sirvió para regularizar la situación de un buen número de trabajadores del Concello, que pasaron a ser personal laboral fijo, fueron conscientes con datos contrastados de cómo se habían realizado muchos de los contratos de personal en el Concello. Algo que muchos lalinenses ya intuían «e que formaba parte dunha melodía que se tarareaba polo baixo».

Concluyeron que muchos de los contratos se hicieron de forma cuando menos irregular por parte de Crespo y la junta de gobierno local, por lo que consideraron necesario poner los hechos en conocimiento de la justicia con una denuncia: «Non podemos, como agrupación política que se comprometeu a eliminar a corrupción e a política clientelar, deixar de denunciar estes feitos, pois consideramos que poden ser constitutivos de delito», y por tanto se ven en la obligación -la misma que tienen los ciudadanos- de trasladarlos al juzgado. Subrayan que es una denuncia, no una querella, para que sea la propia justicia quien investigue a fondo los hechos y dilucide si existe o no delito.

Reiteran, al igual que en rueda de prensa, que la denuncia «non vai en absoluto contra os traballadores, nin se criminaliza en absoluto a súa condición de empregados públicos, nin hai ningunha utilización dos traballadores municipais como arma arreboladiza, tal e como suxire a CIG e mesmo o PP, que trata de desviar a atención sobre o obxecto da denuncia». Comparte con el sindicato que los problemas laborales en el Concello son herencias de gobiernos de Crespo, y cita como ejemplo la contratación alegal de Bram Sniekers. Recuerda que el actual gobierno local en que participa APAC quien regularizó situaciones alegales de trabajadores causadas por la mala praxis del PP.

Frente a las que consideran irrespetuosas alusiones personales a la concejala Lara Rodríguez Peña, de quien el PP dijo que es «a Irene Montero de Lalín», indicó que también ellos podrían preguntarse quién es el Bárcenas del PP de Lalín, quién la Cristina Cifuentes y quién el Eduardo Zaplana de los populares locales. No valora insinuaciones de los populares -«enmerda, que algo queda»- ni amenazas «nun estilo máis propio da mafia que dunha organización política seria que di respectar o estado de dereito».

Una denuncia para que la justicia delimite responsabilidades ante actuaciones que ellos crean presuntamente delictivas de gobiernos locales del PP desde 2005: «E faise como un acto de responsabilidade, limpeza democrática e transparencia. Non pretende nada máis, nin nada menos».

El PP cree que Cuíña «enreda coas rúas para tapar eivas da súa xestión»

Crespo aludió al informe del secretario sobre el cambio de nombre de calles, y subrayó que estimó parcialmente el recurso del PP, y de hecho se anularon los decretos anteriores: «Aquilo era unha chapuza, estaba mal feito, e agora fai un decreto novo». Cuestionó que los nombres no pasasen por pleno -«é unha acción de testosterona propia dunha persoa dictadora»- y cree que el regidor «enreda con isto, que non ten importancia, para tapar eivas da súa xestión». Sobre Racso, no sabe nada nuevo, indicó.

Crespo insiste en expulsar a Peña, aunque APAC siga en el gobierno

El portavoz municipal del PP, José Crespo, señaló ayer en que no piden la ruptura del cuatripartito, sugiriendo al ejecutivo la expulsión de Lara Rodríguez Peña porque dieron a entender que actuó a espaldas de los otros tres socios de gobierno; indicó que APAC concurrió a las municipales con más candidatos, apuntando a su sustitución. Pero Crespo cree que Peña fue utilizada como brazo ejecutor de esta denuncia política: «No fondo vese que o muñidor de todo este proceso é Cuíña, sen dúbida», y en el apuntalamiento de la concejala observa el popular un reforzamiento de su argumentación: «Non a aparta, porque se o fai igual Lara fala, e di o que non lle convén», expresó en Radio Voz.

Crespo considera que Rafael Cuíña «non é de fiar, por iso eu solicitei que mandara todo á Fiscalía», en relación a las cuestiones de la comisión de investigación que el PP pidió remitir al fiscal. El portavoz popular dijo que apoyarán temas correctos pero insistió en que no se sentarán a hablar de nada con un gobierno que los llevó al juzgado por un problema laboral existente en muchos municipios gallegos, al verse forzados a hacer indefinidas a personas al acabarse subvenciones autonómicas: «Eu non firmei o decreto» porque tendría informe en contra de Secretaría e Intervención, como tuvo el cuatripartito: «Fano eles, e dinnos a nós como temos que facer?». Aludió al temor de trabajadores municipales en criticar a Peña, indicando luego que Lalín vive una situación de mafia siciliana contra quien critica al alcalde.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

APAC enmarca la denuncia al PP en su lucha contra corrupción y clientelismo