El pleno de Lalín deberá asumir el pago de varias facturas con reparos

El criterio que sigue Intervención se ajusta a la base 15 del presupuesto municipal


Lalín / la voz

El Concello de Lalín no gana para sobresaltos en el área de Intervención. Si en los clubes de fútbol la silla más caliente es la del entrenador, en el organigrama municipal durante este mandato el taburete que ha quemado es del interventor: el actual responsable es el tercero que ocupa el cargo ?eventuales en el puesto al margen?, y cada uno con la interpretación de la legislación que considera más ajustada a derecho. De esta forma, el pleno de la corporación tendrá que decidir en la sesión del próximo día 25 la aprobación de una relación de facturas que se corresponden con gastos reiterativos, pero para los que no existe contrato previo.

El interventor considera que el Concello tiene que hacer frente a las obligaciones adquiridas, con independencia del procedimiento legal, para evitar un enriquecimiento injusto: lo hace a través de un reconocimiento extrajudicial de crédito. Y añade que de acuerdo a la base 15 del presupuesto del 2017, prorrogado en este ejercicio, corresponde al pleno ese reconocimiento extrajudicial si no existiera dotación presupuestaria en el ejercicio en que se hizo el gasto, o si esos gastos se realizaron sin someterse al procedimiento general de contratación.

Entiende el técnico que en la relación de facturas que irán al próximo pleno se omitieron en el expediente requisitos o trámites esenciales, mientras en otro caso se corresponde además a un gasto de ejercicio ya cerrado. Por ser gastos realizados sin contrato, que se repiten de forma periódica ?como reparaciones de colegios o determinados suministros energéticos?, Intervención cree que la competencia es del pleno, según la base 15.

Con reparos suspensivos

«Aínda que a lei di que este reparo é suspensivo e procede resolvelo ao pleno, neste caso, no que a prestación está executada, debe anudarse o réxime dos reparos ao do recoñecemento extraxudicial de créditos e ao principio do enriquecemento inxusto, polo que enténdese que non hai tramitación algunha que suspender nin discrepancia que resolver, de forma que, emitido o reparo, resta o recoñecemento extraxudicial do crédito polo órgano competente. Sí que deberá subsanarse a execución de calquera gasto incurso nos motivos anteriores». Así que la propuesta al pleno incluye, en primer término, levantar el reparo a las facturas incluidas en el expediente; y como segundo punto, aprobar el reconocimiento extrajudicial de crédito de las facturas incluidas en el expediente.

Es un procedimiento poco habitual en Lalín, pero todo hace presagiar que será desde ahora más frecuente. Porque fuentes municipales apuntan que es prácticamente imposible tener contratos previstos para todos los gastos que genera un Concello, y por tanto es previsible que la fórmula se reitere en el futuro, en un momento en que además Contratación está bajo mínimos.

Una relación de 16 facturas con un importe cercano a 12.000 euros

La relación de facturas sobre las que deberá decidir la corporación está integrada por 16 elementos, correspondientes a siete empresas. La más antigua de las facturas está fechada a 4 de febrero, y con fecha en el registro general del Concello de 24 de marzo; la más reciente se fechó el 19 de abril, con registro en el mismo día. Los importes oscilan entre los 3,25 euros de la más baja de todas, y los 2.756 euros de la más elevada. Habrá que esperar a conocer qué postura toma la oposición para saber si los pagos salen adelante en el pleno, o por el contrario se aboca a las empresas al juzgado.

Precedente en enero de 2017

Existe un precedente en que la oposición tumbó en el pleno el levantamiento de reparos suspensivos de facturas. Fue en la sesión del 27 de enero del 2017, aunque la forma de llegar a sesión aquellas facturas fue distinta. Ahora se hace cumpliendo la base 15 del presupuesto, y en aquel momento fue tras negarse el alcalde a levantar los reparos en facturas con cuantías ínfimas en algunos casos ?8 y 39 euros?. Las empresas tendrían que recurrir al juzgado, pero fuentes consultadas indicaban ayer que al no ser cuantías elevadas optaron por dejarlas sin cobrar.

De no aprobarse por la corporación, las empresas afectadas deberán recurrir al juzgado

En la corporación son habituales los reconocimientos extrajudiciales de crédito por ser pagos correspondientes a ejercicios económicos ya cerrados. Son un clásico las facturas de empresas de suministro de electricidad, que llegan con el año anterior ya cerrado y deben utilizar este método. No deja de ser un trámite si quien gobierno lo hace en mayoría.

Pero distinto es el caso de estas facturas reparadas. Además de grandes empresas, hay alguna firma local. Y si el pleno no aprueba los pagos, las firmas afectadas deberán recurrir al juzgado para cobrar. Un hecho con negativas consecuencias para el Concello: perdería el fallo, podrían reclamarle intereses e incluso costas judiciales. E indicadores económicos de referencia, como el Pago Medio a Proveedores, saltarían por los aires.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El pleno de Lalín deberá asumir el pago de varias facturas con reparos