El comercio se lo juega al sol tras dos temporadas con el clima al revés

La lluvia enfrió las ventas y llegando al ecuador, muchos ya estudian descuentos

.

Lalín / la voz

El sol lució ayer con fuerza en la zona y lo hará los próximos días, pero según las previsiones meteorológicas, la lluvia volverá a caer la semana que viene, aunque con los termómetros afectados de algún que otro subidón que igual no nos permite dejar en casa el paraguas, pero sí guardar los abrigos. Al cielo siguen mirando los comerciantes, que a estas alturas y ya más que en el ecuador de la temporada no ven el horizonte nada claro.

El comercio se la juega al sol también este fin de semana. La celebración del Día de la Madre y la primavera suele ser una buena combinación para incentivar las ventas, pero este año, el frío y la lluvia de los últimos días hizo que la clientela no llenara ni mucho menos las tiendas y, el que más y el que menos se queja de las ventas. Alguno apunta que «antes a semana do Día da Nai había colas para mercar, agora, nada». En una tienda de Lalín su propietaria comentaba ayer que «á crise pódeslle facer fronte porque sempre podes ir a provedores con roupa máis barata e máis ou menos seguir vendendo, pero contra o tempo non hai nada que facer».

Y es que los comerciantes reconocen que cuesta cambiar la mentalidad de los clientes. Esos que consideran que del 15 de agosto para adelante ya no queda verano y los que con el tiempo de las últimas semanas no se animaban a llevarse prendas de manga larga o ropa algo más de abrigo porque igual «en quince días chega o verán» y a los que tampoco les convencía adquirir prendas de manga corta o de sisas «porque con este tempo non o vou poñer». El caso es que por un lado y por otro el resultado era el mismo: ventas escasas. Aunque en esto de la ventas, las quejas van por barrios. Con el cielo revuelto y como regalo para el Día de la Madre hay quien opta por los complementos que son más todo tiempo. Una joya, más o menos cara, los perfumes u otros productos de perfumería o droguería, junto con las eternas y clásicas flores incrementan las ventas en estos días.

Si las ventas en lo que a ropa y calzado veraniego se refiere flaquean en la versión hombre o mujer, en la moda infantil, la situación es diferentes aunque de momento, lo que más se vende son prendas de esas que se ponen casi todo el año. Una lista que suma sobre todo cazadoras, sudaderas y pantalones.

A los comerciantes les preocupa las pocas ventas realizadas de momento, sobre todo porque en junio y ya a partir de la Noite Branca, entran en período descuentos y rebajas. Una reducción de precios que algunos ya están pensando en hacer siguiendo la estela de las grandes superficies y de las ciudades. Porque como explicaba algún comerciante, «a mercancía hai que pagala e sacar cartos para mercar a da próxima tempada».

Lo peor no es que la temporada primavera-verano esté dejando mucho que desear. El problema es también que llega después de otra mala. Los comerciantes lo achacan a «un tempo ao revés». Y es que si en otoño-invierno no se vendían prendas era porque el calor del verano nos persiguió hasta casi diciembre y cuando legó el frío los comercios ya vendieron con descuentos con las rebajas a las puertas. Y ahora pasa lo mismo pero al revés. Los comercios están llenos de ropa estival y el cielo se empeña en dibujarnos días grises, fríos y con lluvia en abundancia. Los pocos días de sol, dicen, se saldaron con buenas ventas. Esperemos que este fin de semana se repitan.

Comuniones y ceremonias ayudan a hacer caja

Pero no todo van a ser malas noticias. La primavera y el verano son tiempo de primeras comuniones y ceremonias. Un calendario de eventos que ayuda a hacer caja a los comercios.

Y ya no son solo los vestidos de los niños, de novias y novios. A la lista hay que sumar los hermanos, las madrinas y padrinos, los trajes de los invitados, los tocados, los adornos, los zapatos. Un suma y sigue del que pocos se libran. Unas ventas que se suelen llevar a cabo con meses de antelación.

Facilidades para las compras por el Día de la Madre y aprovechando la Festa do Orgullo

El Centro Comercial Aberto (CCA) de Lalín puso en marcha una campaña que tiene como objetivo incentivar las ventas en este fin de semana al hilo de la celebración del Día de la Madre, pero también aprovechando las sinergias creadas por los actos de la Festa do Orgullo programados. El objetivo es que los vecinos compren y que los que visiten Lalín aprovechen para conocer el comercio local. El CCA recomendó a sus socios prolongar la apertura del comercio hoy hasta las 23.00 horas. Algunos establecimientos aprovechan para ofrecer descuentos o algún extra a sus clientes. Es el caso de C&C Young Trend, que hará un 20 % de descuento hoy y mañana y entre los tiques de compra de los dos días sortea tres entradas al parque Warner Bross de Madrid con una noche de alojamiento y desayuno para disfrutar de un fin de semana en familia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El comercio se lo juega al sol tras dos temporadas con el clima al revés