Sanidad realizó 114 inspecciones de la ley antitabaco

Durante el año pasado solo se tramitaron nueve expedientes por infracciones en la zona, tres de ellos de carácter grave


Lalín / la Voz

Quién lo diría hace unos años, pero no sin pasar más de una polémica, el cumplimiento de las medidas sanitarias contra el tabaco fueron cambiando bares y espacios públicos. A medida que fue pasando el tiempo, se fue asumiendo con una mayor normalidad los cambios y las prohibiciones. A cualquier vecino de a pie no se le escapa, por pura observación, que cada vez es más raro encontrarse con alguien que tenga un pitillo encendido en un espacio donde esté prohibido. En Lalín, por ejemplo, la lucha es otra. En este caso contra las colillas que inundan las calles.

Pero la relajación no existe en materia de vigilancia. Y eso lo saben bien los establecimientos de la zona. El año pasado, la Xefatura Territorial de Sanidade llevó a cabo en los municipios de las comarcas de Deza y Tabeirós-Terra de Montees un total de 114 inspecciones. El grueso de ellas, ochenta en total, fueron en establecimientos del sector de la hostelería.

De todas las inspecciones realizadas solo se detectaron nueve incumplimientos, tres de ellos de carácter grave. Dos fueron por permitir fumar y uno estaba relacionado con la venta de tabaco. Las seis restantes fueron infracciones consideradas de carácter leve. Todas ellas por carecer de la correspondiente señalización que prohíbe fumar.

Unos datos que arrojan un alto grado de cumplimiento de la ley antitabaco en la zona. Por concellos, Lalín es con mucha diferencia, el municipio que más visitaron los inspectoras. Fueron 36 inspecciones, más del doble de las que se llevaron a cabo en A Estrada, que sumó quince.

El resultado de las ejecutadas en Lalín fueron dos infracciones. Una de carácter grave por permitir fumar y otra leve por señalización. Aún con muchas menos inspecciones en A Estrada el resultado fue igual: una infracción grave, en este caso por venta irregular, y una leve en elación con la señalización.

En número de inspecciones, el tercer puesto lo ocupa Silleda, con doce contabilizadas a lo largo de 2017 y que dieron origen a tres sanciones. Todas ellas de carácter leve y por cuestiones relativas a la señalización.

En Agolada hubo cinco inspecciones con una infracción de carácter grave por permitir fumar, mientras que en Cerdedo solo recibieron la visita en dos ocasiones durante el año pasado de los inspectores de sanidad que no se fueron con las manos vacías cursando una infracción leve por señalización.

A estas se suman tres inspecciones llevadas a cabo en Rodeiro, cinco en locales del municipio de Vila de Cruces y una en Forcarei. En ninguna de ellas se detectó ningún incumplimiento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Sanidad realizó 114 inspecciones de la ley antitabaco