Barcia reclama mejoras al Concello tras esperar 6 meses su respuesta

La alcaldesa de barrio presentó por registro un escrito con las demandas urgentes, y Medela subraya las múltiples actuaciones realizadas por el gobierno en la parroquia

.

Lalín / la voz

A principios de año se conocían discrepancias en el grupo de whatsapp creado por el concejal del Rural, Miguel Medela, con alcaldes de barrio para transmitir con rapidez informaciones de interés. Las críticas de algunos representantes vecinales en aquel medio han dado un salto más, y la alcaldesa de barrio de Barcia presentó por registro de entrada en el Concello un escrito para reclamar las actuaciones más urgentes para la parroquia. Expone que el pasado septiembre, el concejal del Rural «quedou en chamarme para ir ver e concretar as necesidades máis urxentes que tiña a parroquia de Barcia, así me foi pospoñendo a visita semana a semana ata que un día me dixo que en Barcia non necesitabamos nada».

Ante lo que considera falta de atención a la parroquia, solicita arreglos en varios lugares. En Outeiro, la reparación de la pista que va de Barcia a Outeiro, y la de Midón-Outeiro a Galán, apuntando la urgencia por su mal estado. En Xar, reclama la urgente dotación de saneamiento al lugar, y acondicionar el camino que va por detrás de las casas; en Barcia, plantea reparar la pista que cruza por el centro de la aldea, y limpiar las alcantarillas, para evitar que con fuertes lluvias se inunden las casas del fondo de la aldea; también insta al arreglo de los caminos que van de Barcia a Pardiña y a Seita. Ya en Ribela, demanda acondicionar los caminos de Refoxo; el que va tras la cerca de Gamallo a la carballeira de Barcia hasta Fondón, enlazando con la pista de la parcelaria de Barciela a Vilatuxe; también la reparación de la pista de Ribela, con reparación de un bache a la entrada de la carballeira, y retirar un roble podrido que «pode caer en calquer momento». Pide limpieza de tajeas en todos los lugares, y colocar tablones de anuncios en Midón, Outeiro y entrada de la pista de Ribela.

La alcaldesa de barrio cierra su escrito indicando que «se mal non recordo, teñen ustedes anotadas varias peticións que lle fixeron os veciños desta parroquia o día que fixeron a visita na campaña electoral, a non ser que perderan o papel onde anotaron as mesmas».

La versión de Miguel Medela

Por su parte, Medela negó rotundo haber dicho que Barcia no necesitaba nada. Subraya las múltiples actuaciones del gobierno local en la zona, desde cunetas a un espejo en Outeiro y anuncia próximos bacheos en Outeiro y Ribela, cuando los operarios rematen en Goiás ?que se priorizó por las próximas fiestas?; también se estudia la demanda de las amas de casa para cambiar ventanas y pintar el local social, mientras en saneamiento falta en Xar y Ribela por su complicación. Medela, que indica que la alcaldesa no vive en Barcia, muestra su accesibilidad a todo el mundo y asegura que visitó la parroquia varias veces, aunque no fuese con ella. Solo ayer, Medela estuvo en Noceda, O Corpiño, Botos, Lebozán y Gresande.

La polémica de Racso escribe ahora nuevos capítulos a través de Facebook

En el apartado urbanístico, gobierno y oposición municipal trasladan su batalla en torno a Racso de las ondas de radio a la plataforma social Facebook. De esta forma, el alcalde Rafael Cuíña recogió la propuesta de la Dirección Xeral de Calidade Ambiental e Cambio Climático que concluye que la planta de Racso en Botos «non é previsible que xere efectos significativos sobre o medio ambiente, e polo tanto, non se considera necesario someter o proxecto a avaliación ambiental ordinaria».

El PP de Lalín contraatacaba cuatro horas después, en una entrada compartida por José Crespo, con otros dos documentos: el primero es la relación de organismos consultados sobre el proyecto, donde figura que el Concello de Lalín no emitió informe ?solo lo hcieron Patrimonio y el Instituto de Estudos do Territorio?. Y el segundo documento es un acta de junta de gobierno de marzo del 2016, en que un representante de Racso solicitaba información urbanística de la antigua parcela de Prabasa en Botos.

El PP dice que el gobierno ofrece dos versiones por unas obras privadas en un vial de Botos

El PP de Lalín se hizo eco ayer de las quejas que les transmitieron varios vecinos de Botos por el inicio «duns traballos que segundo a quen lle pregunten do goberno de Cuíña teñen permiso ou non», pero que en todo caso consideran los populares que presentan un notable peligro, al cortar un vial de acceso al núcleo de Porto y señalizar ese corte con unas pequeñas estacas de las que están colgados unos trapos, como denuncian los propios vecinos.

A juicio de los populares es muy grave que ni los miembros del propio gobierno municipal sepan ofrecer una información fidedigna a los vecinos que llamaron al Concello para saber a qué atenerse. En esa línea, indica el PP que los vecinos se quejan de que «se tiñan permiso, se permitise acometer unha obra que corta un dos viais principais ao núcleo sen garantir unha mínima seguridade e un certo protocolo de xestión do tráfico rodado».

Por otra parte, exponen que tampoco entienden los vecinos que, «no caso de non ter o permiso, non se tivese actuado con anterioridade para impedir uns traballos que cortan un vial municipal e que preto do mediodía, despois de horas de traballo, aínda continuaban».

El PP demanda coherencia

Desde la formación popular, sus integrantes demandan al gobierno municipal de Lalín «coherencia nas mensaxes que se lles transmiten aos veciños e que non se lles conte unha cousa dependendo de que ofrece a información», como asegura el PP les transmitieron vecinos afectados por estas obras en el núcleo de Porto (Botos).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Barcia reclama mejoras al Concello tras esperar 6 meses su respuesta