El gran parque de vivienda nueva mantiene los precios en la zona

El mercado demanda pisos estándar de 90 metros cuadrados y tres habitaciones


Lalín / la voz

Tras años de parón, en la actualidad, y ya en algún año anterior, el mercado inmobiliario vuelve a echar andar, aunque muy lejos de las cifras de compra-venta de los anteriores a la crisis. Lo que no varían, indican desde las inmobiliarias de Lalín, son el tipo de demanda, Continúan triunfando los estándares habituales. Los pisos de tres habitaciones, una media de 90 metros cuadrados y a ser posible con ascensor, calefacción y garaje, son las premisas con las que llegan la mayor parte de los clientes.

Lo que sí varió en los gustos es la ubicación. Apuntan que, se prefiere vivienda nueva. De ahí que, en el caso de Lalín, se demanden pisos a las afueras. Una cuestión que se valora es que la zona esté en ruta del transporte escolar y la ventaja: estar a las afueras asegura plaza en el comedor escolar. Y se ve que eso pesa.

Las personas de más edad prefieren el centro. Hay quien sigue buscando pisos antiguos para reformar y gangas a buen precio, como puede ser algún primero sin ascensor que le dé más metros por menos precio. Un problema que se les plantea es que mucha de la vivienda nueva de bancos, por vender tiene dos habitaciones. Y la gente quiere tres.

El precio medio de un piso de los que se venden anda por los 75.000 euros, apuntan.

Lo que sí crece es la demanda de alquiler de vivienda nueva, pero, dicen, escasea en el mercado porque muchos propietarios son reacios a tener inquilinos por el miedo a no cobrar o a posibles destrozos.

Los bancos continúan teniendo, en sus manos, en Lalín, una gran cartera de viviendas, muchas de ellas de promociones bastante grandes y que quedaron sin vender. Alguno ya comunicó la intención de ponerlos en alquiler a fin de sacarle un rendimiento y en previsión de que no se vendan a corto plazo.

En las inmobiliarias explican que aunque los datos económicos van apuntando a un crecimiento de los precios, no es así en Lalín, donde después de las bajadas provocadas por los años de crisis, los precios se mantienen. Explican que los demandantes de viviendas miran, sobre todo, el precio. Los bancos dan financiación, pero con otras condiciones y ya no cubren el total de la inversión.

Un ligero repunte de compra-venta en el último año en las comarcas

Aunque tímidamente y no de una manera homogénea, se aprecia un cierto repunte en el último año del número de transacciones inmobiliarias en las comarcas. En 2016 fueron siete en Agolada, frente a las nueve del último año. En Cerdedo bajó de diez en 2016 a cuatro el año pasado. En 2016 fueron una en Dozón, y en 2017 dos. En A Estrada e contabilizaron 57 en 2016 y 73 en 2017. En Forcarei fueron seis hace dos años y siete hace uno. En Lalín crecieron de 97 en 2016 a las 102 del año pasado. Rodeiro pasó de cuatro en 2016 a siete en el último año. En cambio, en Silleda, se redujo la cifra. En 2016 eran 62 y en 2017 fueron 52. En el municipio de Vila de Cruces, también se produjo una ligera bajada, Eran doce en 2016 y fueron once el año pasado, según el Ministerio de Vivienda.

En Lalín el número de transacciones pasó de las 258 del 2007 a 102 el pasado año

Para darse cuenta de la caída del número de compra-venta de viviendas solo hay que comparar las cifras de 2007 con las del último año. En 2017, según datos recogidos por el Ministerio de Vivienda, se realizaron en Lalín un total de 102 transacciones inmobiliarias. En 2007 fueron 258. De esas 102, 75 fueron viviendas de segunda mano y 27 vivienda nueva.

En A Estrada, el año pasado se registraron 73 transacciones y 132 en 2007. El año pasado se llevaron a cabo nueve en Agolada, cuatro en Cerdedo, dos en Dozón, nueve en Forcarei, siete en Rodeiro, 52 en Silleda y once en Vila de Cruces.

Diez años antes, en 2007, el Ministerio de Vivienda contabilizaba 41 en Agolada, 16 en Cerdedo, dos en Dozón, once en Forcarei, catorce en Rodeiro, 192 en Silleda y 36 en Vila de Cruces.

Las transacciones de vivienda de segunda mano superan a las de vivienda nueva. El año pasado se llevaron a cabo nueve en Agolada, cuatro en Cerdedo, dos en Dozón, 64 en A Estrada, nueve en Forcarei, 75 en Lalín, siete en Rodeiro, 48 en Silleda y once en Vila de Cruces. En cambio las de vivienda nueva solo fueron nueve en A Estrada, 27 en Lalín y cuatro en Rodeiro. En el resto de los municipios de las dos comarcas no hubo ningún movimiento en este sentido. La mayor parte fueron viviendas libres. Solo varían los datos en Lalín con 52, seis en Rodeiro, 50 en Silleda y diez en el municipio de Vila de Cruces.

En 2007, se realizaron, de vivienda nueva, 25 transacciones en Agolada, 43 en A Estrada, dos en Forcarei, 173 en Lalín, 153 en Silleda y 20 en Vila de Cruces.

De vivienda de segunda mano se contabilizaron en ese 2007, dieciséis transacciones inmobiliarias en Agolada, otras dieciséis en Cerdedo, dos en Dozón, 89 en A Estrada, nueve en Forcarei, 85 en Lalín, catorce en Rodeiro, dieciséis en Vila de Cruces y 39 en Silleda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El gran parque de vivienda nueva mantiene los precios en la zona