Cuíña enmarca la «autocrítica» de APAC en la democracia del gobierno

Admite que «sempre se pode mellorar en áreas» en cuestiones de comunicación, pero insiste en la unión del ejecutivo y no cree que las «eivas» aludan a la alcaldía


Lalín / la voz

El ejecutivo de Lalín no está dispuesto a permitir que ninguno de sus miembros sea gobierno por la mañana y oposición por la tarde. Es la conclusión de las medidas valoraciones del alcalde de Lalín, Rafael Cuíña, que con guante de seda abrazó a APAC para definir las «eivas» del gobierno planteadas por la asamblea de la agrupación como «unha necesaria autocrítica, porque APAC é parte do goberno». Comparte el regidor esas palabras, críticas con la comunicación y coordinación en el ejecutivo, pero sin sentirse aludido en primera persona: «Eu seguro que non, porque falo con eles todos os días. Polas conversas que tiven con APAC en semanas anteriores, e estes días con compañeiros, non só en absoluto, senón todo o contrario».

Añadió que «sempre se pode mellorar en áreas» y en esa línea se trabajará. Se acaba de hacer en transparencia, y se hará en comunicación interna. Recordó que en el gobierno la mayoría tienen sus horarios y trabajos particulares, y aunque como alcalde está contento comparte que hay dar un impulso a una mayor comunicación porque asume que haya partes del gobierno que pidan un poco más: «Cada un traballa nos seus proxectos, e hai xente do goberno que ao mellor ve un proxecto no que non estivo participando directamente porque non era da súa área», y lo conoce después. Hasta la fecha, después de las juntas de gobierno local se abría un turno de sugerencias en el gobierno para hablar de todo, pero si una parte del gobierno dice que debe mejorarse la comunicación, Cuíña como alcalde y coordinador del ejecutivo trabajará en esa línea.

Enmarcó las palabras de APAC en la democracia interna del ejecutivo, así como en las formaciones que lo integran, con asambleas en las que sus integrantes exponen sus ideas: «Nós o que non facemos é o ordeno e mando por parte dunha persoa. Noutros sitios hai imposición, como cando Antonio Rodríguez quixo falar nun pleno dun tema e Crespo mandouno calar de malas maneiras». La concejala de APAC, Lara Rodríguez, reconocía que la crítica de la asamblea la incluye a ella misma: «Eu tamén estou dentro da crítica, porque somos un goberno de catro partidos distintos, con vidas distintas, e algúns non poden estar 100 % no Concello e hai unha serie de carencias, pero é culpa de todos nós, eu inclúome tamén». Indicó que por eso no existe todo el contacto que les gustaría, algo que debe mejorar, y que Cuíña ya conocía antes de publicarse. En todo caso, resta importancia a esas eivas, que no son motivo de una crisis «nin moito menos».

Es la línea en que insiste Rafael Cuíña, señalando que pese a lo que comenta desde hace años el PP la relación en el gobierno «é excelente»: su relación con APAC es magnífica, igual que con la cúpula de Anova y los alcaldes de las Mareas.

Marejada en el PP de Lalín

Cuíña contrapuso la situación del gobierno con la del PP, con ediles veteranos que no se llevan bien, y el lío interno de quienes quieren que José Crespo repita como candidato a la alcaldía y quienes prefieren a Román Rodríguez. Unido a quienes dejan el partido para crear Ciudadanos, «unha banda-tributo do PP».

Significativo silencio del BNG, que elude valorar las palabras de la agrupación

Si hace dos años APAC agitaba el gobierno de Lalín y se encontraba con una contundente respuesta del BNG, ahora el concejal nacionalista ha optado por la vía contraria: un significativo silencio, que habla por sí mismo, y que rompe la idílica imagen de unidad a que ayer contribuyeron el alcalde (CxL), PSOE y la concejala de Cultura (APAC).

Cuíña Aparicio repitió su deseo de compartir gobierno en el futuro con sus actuales compañeros de ejecutivo. Dijo incluso que si en el último año de mandato uno de los integrantes del gobierno decidiese que quiere hacer otro tipo de cosas «será absolutamente respectable», aunque está seguro de que eso no pasará.

El PSOE critica al PP por crear polémicas estériles para Lalín

La ejecutiva local del PSOE coincide «coa decepción que manifesta moita xente en torno á precariedade que está a demostrar o PP na oposición, que non foi capaz en case 3 anos de facer ningunha proposta para mellorar o pobo, e segue enfrascado en interpretacións ficticias e alimentar polémicas estériles e en boicotear proxectos e actuacións diante das administracións amigas». Añaden que el PP «nun intento de confundir os desexos coa realidade» ve discrepancias ajenas ficticias y obvia sus propias controversias, como cuando Crespo reprende a sus concejales públicamente, o cambian de postura para tildar de elitistas e insolidarias reivindicaciones feministas que días después califican de históricas.

El PSOE indica que no quiere entrar en la absurda dinámica del PP de permenecer instalados en la crispación «porque temos moi claro que iso en nada beneficia ao pobo de Lalín. Congratulámonos de formar parte dun goberno que está eficazmente a desterrar os métodos arcaicos e escuros que caracterizaron aos gobernos de Crespo, e preferimos centrarnos no que realmente importa á xente», como la gestión de fondos Edusi en que trabaja Casares, que junto con las demás compañeras concejalas trabaja para trasladar a la realidad social postulados socialistas y solventar carencias como la rotonda del Montserrat o recuperar el entorno del viejo Rivero.

El ejecutivo tendrá en próximas fechas una nueva reunión para cumplir con lo dispuesto en el pacto de gobierno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cuíña enmarca la «autocrítica» de APAC en la democracia del gobierno