Lalín insta a la Diputación a no aplicar su ordenanza para cobrar en Liñares

La corporación respaldó por unanimidad la propuesta del PP frente a la medida que se aprobaba al tiempo en Pontevedra, impulsada por el gobierno provincial


lalín / la voz

Mientras el gobierno bipartito de la Diputación de Pontevedra aprobaba su ordenanza para fijar un precio público por determinados servicios en el Centro de Xestión do Coñecemento Arqueolóxico, ubicado en el interior del pazo de Liñares de propiedad municipal, la corporación de Lalín respaldaba por unanimidad la propuesta del PP instando a la institución provincial a dejar sin efecto la flamante ordenanza. El portavoz popular José Crespo subrayaba que el proyecto había contado con un 80 % de fondos Feder del plan DepoDeza, y solo un 20 % de una Diputación que pretende ahora obtener «un retorno económico para ser menos gravoso o centro», a costa de que pierda una de sus principales funciones, como el conocimiento y difusión de la cultura castrexa. Crespo subrayó que esa medida, adoptada para un espacio dentro de un edificio municipal, debiera haberse consensuado con el titular del inmueble, el Concello de Lalín, más allá de expresar dudas sobre la legalidad de no hacerlo: «É unha afrenta a Lalín e Deza, e un ninguneo ao Concello. Por respecto institucional tiñan que pedir a súa opinión, ¿chamáronos ou non?».

Francisco Vilariño dio a entender que sí lo conocían al apuntar que el gobierno local habló de la cuestión con la Diputación mostrando su preocupación por una medida de la que «non somos partícipes», destacó: «Estamos na mesma postura que hai un mes. Para nós, non é unha medida boa para o pazo de Liñares», y no la comparten. Subrayó que el ejecutivo local dice lo que opina gobierne quien gobierne, «vostede eso non o pode dicir» replicó a Crespo. El popular no se creyó que el Concello fuese informado de la medida con antelación: «Se foron informados, non é lóxico que non dixeran nada: nin un decreto, ou na xunta de goberno ou nos medios para taparnos a boca».

Crespo criticó que ni siquiera se exima de pagar por analizar restos arqueológicos o visitas al centro arqueológico a vecinos de Lalín y Deza, recordando que en su día sí se había logrado una discriminación positiva para ganaderos y cooperativas de la provincia en el laboratorio de Mouriscade, para evitar pagar numerosos servicios que sí abonan los demás usuarios.

Vilariño mostró el acuerdo del cuatripartito con la moción popular, más en el fondo que en las formas: «Non creo que haxa nin afán recadatorio, porque se recadará unha insignificancia. O peor é o efecto disuasorio, de perda de atractivo do centro», y señaló que desde que fueron informados revisaron el convenio Concello-Diputación para la cesión de ese espacio, para intentar frenarlo: «Non estamos de acordo con isto, pero estamos atados por un convenio que nós non asinamos», que condiciona y distorsiona el uso de Liñares, al restar al Concello soberanía sobre él. Recordó el edil de Turismo que en el año 2017 Liñares aumentó un 37 % los visitantes sobre el ejercicio anterior, con medidas opuestas al cobro adoptado por la Diputación, ya que el Concello reforzó personal en el inmueble que realiza visitas guiadas gratuitas para dar la mayor difusión al pazo. Todos los concejales votaron para que la Diputación deje sin efecto su ordenanza de cobro.

Más fondos para el Rali do Cocido, Apalc y Aspadeza

El pleno abrió con unanimidades, para subir asignaciones a Rali do Cocido ?16.000 euros?, Apalc ?5.120 euros para el plan de alzheimer? y Aspadeza ?10.000 euros de ayuda?; también acuerdo total en las bonificaciones de la basura. El gobierno aprobó en solitario solicitar soluciones sobre la nueva normativa de purines; en la referida al gas radón, se abstuvo Cruz; en la del gobierno para apoyar la huelga del 8-M, apoyó Cruz, quien también avaló la del PP sobre el Día Internacional da Muller. Unanimidad en la moción del PP para negociar con la Diputación un convenio similar al de Vigo para mejorar instalaciones deportivas, con buena intervención de Varela; y el PP apoyó a Cruz en la referida a alimentos para gente desfavorecida.

Cruz a Cuíña: «Estou acabando con vostede, vai levar 2.000 votos, e xa boto para arriba»

Si Cuíña maneja encuestas, Cruz aventura vaticinios. Y ayer, al inicio de sus personalísimos ruegos y preguntas, lanzó uno al alcalde: «Eu entendo que non lle guste Cruz, porque estou acabando con vostede. Vai levar 2.000 votos, e xa me lanzo moito para arriba», mil papeletas menos que en las anteriores municipales por no saber gestionar la relación entre ambos. Antes le había pedido «30.000 euros si gano eu [la demanda judicial] para poder donalos eu tamén a algo», y que todos donen a causas benéficas lo cobrado por los plenos extraordinarios del ENIL y de Vilatuxe, excepto él, «que teño moitos gastos ultimamente».

Fue un toque desenfadado en una sesión sin la tensión de anteriores plenos. El alcalde manejó bien los tiempos de las intervenciones, con flexibilidad pero evitando tediosos parlamentos.

Se rebajó la crispación entre ediles, aunque hubo escaramuzas, como cuando Crespo soltó al alcalde: «Non me chame Pepe, chámeme señor Crespo. A parte persoal retireina hai tempo», por lo que dijo que en el pleno le llamará señor Cuíña, no Rafa. El regidor recordó luego a Crespo que «a vida é moi larga e dá moitas voltas», invitándolo a no llevar más allá las disputas y situar la relación personal por encima. El popular dijo que para una relación fluida la mayor responsabilidad es del gobierno, y Cuíña intentará hacerlo: ayer lo logró.

Eso sí, el alcalde tuvo que escuchar que fue él quien abrió la espita de las complejas relaciones en la corporación con actuaciones anteriores. Se lo lanzaron tanto Juan José Cruz como la popular Eva Montoto. La concejala de O Corpiño lanzó además un dardo envenenado al no adscrito, cuando este reclamaba un informe del técnico de Igualdade por sus comentarios sobre él en Facebook ?petición que apoyó el PP?. Recriminó que hubo circunstancias más graves cuando Cruz estaba en el gobierno sin que nadie del ejecutivo la apoyase, «debe ser a mesma ética cando se está nuns lados e noutros». Cruz sumó en la respuesta otra causa de su abandono del gobierno: «Suplantar identidades e o que che fixeron a ti non é digno», y por eso pasó a no adscrito; así que le recriminó a la edila que no se lo valorase. También en contriciones, Cruz pidió disculpas a Celia Alonso, e intentará dirigirse a ella en un tono más apropiado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Lalín insta a la Diputación a no aplicar su ordenanza para cobrar en Liñares