Cruz reta a Cuíña a dimitir si pierde la querella contra él por injurias

El edil no adscrito atribuye la denuncia del alcalde a que «non aguanta a presión» y habla de una guerra judicial sobre la que dice: «Debo contar todo o que sei ao xuíz»


Lalín / la voz

El concejal no adscrito de Lalín, Juan José Cruz García, considera que Rafael Cuíña interpuso contra él una querella criminal por un delito continuado de calumnias y un delito de injurias «porque non aguanta a presión». Señala que él no es partidario de judicializar la política pese a indicar que tuvo múltiples ocasiones de hacerlo ?cita insultos, expulsiones, un caso de espionaje, incumplimiento de acuerdos?, añadiendo que siempre dejó gobernar a Cuíña sin quitarle la alcaldía «e aceptei todos os insultos e mentiras, difamacións que intentou facerlles crer aos lalinenses, souben diferenciar a crítica política ?toda a patraña que me inventou? da loita xudicial para destruír a credibilidade dun político». Cruz García cree que no es preciso llegar a eso, pero añade: «Non teño nada que ocultar, nin medo, e sempre dixen que colaboraría coa xustiza, cada día que pasa vexo que debo contar todo o que sei ao xuíz».

El no adscrito advierte a Rafael Cuíña de que acaba de empezar una guerra judicial, y cumplirá su máxima de proporcionalidad a los ataques que reciba: «Ollo! Estou xustificado xa para atacar xudicialmente cando queira! Terá amigos o alcalde pero moitos inimigos tamén, e que non pense que eses non falan comigo». Señala que ante un juez se verán las caras para explicar su confrontación política, a pesar de que considera que es en el pleno donde el regidor debería responderle. Y lanza un reto a Rafael Cuíña: «Espero que diante dun xuíz responda todas as preguntas e aprenda a ler cando enseñe textos, artículos e probas e que se comprometa a dimitir de xeito fulminante se perde. Nunca en Lalín pasou esto e mira que houbo oportunidades. Que sorte tiveron os que xa non están neste mundo», manifiesta.

Fiel a su forma de trabajar

El que fuera concejal del gobierno lalinense asegura que no cambiará su forma de trabajar, y siente «que Cuíña me dá a oportunidade de falar de tú a tú aos que levan máis de 30 anos no pobo facendo o que lles peta», indicando que tras atender a sus alumnos «á tarde vou dedicarlle un pouco de tempo aos caprichos do fillo de Cuíña».

Juan José Cruz se siente David contra Goliat, «un rapaz da Balouta que fai pouco nada me interesaba a política» y desconoce cuánto le costará su defensa judicial, pero asegura: «Non me intimidan aínda que teña que gastar cartos do meu peto para defenderme. Non viñen aquí a gañar cartos nin a contar mentiras». Sostiene que en este momento lo único que lo iguala al alcalde son los argumentos, y reitera que no tiene inconveniente en compartilos con la justicia. Asegura que no tendrá problema en defenderse con su sueldo de maestro contra el empresario ... alcalde y amigos millonarios, amigos poderosos: «No peor dos casos pagará cos case 50.000 euros que se puxo de soldo. Que lle aproveiten», expresa.

Pago del abogado de Cuíña

Porque Juan José Cruz lanza una serie de preguntas sobre el pago del abogado de Cuíña Aparicio: «Cuíña empregará fondos públicos para defenderse?, terei que preguntarllo no pleno. Denunciarame cun avogado que traballa no Concello?, tan pesetero será o palanganas? Noutras cousas rascaría o bolsillo para non sentarse diante do xuíz? Paga todos os seus caprichos ou axúdanllos a pagar dende a familia, tíos, etc?». Interrogantes que, en efecto, no muestran en cambio en la línea de Cruz, que hoy se verá las caras con Cuíña en el pleno. Una sesión que promete ser caldeada, aunque se celebre en enero.

El concejal dice que no le intimida y recuerda que la denuncia de Pato e Igrexas se archivó

El concejal no adscrito se muestra seguro que de Rafael Cuíña será un hombre como cualquier otro ante el juez, y considera que el alcalde ya se dio cuenta de que «con Cruz non vai ser coma con outros que marcharon para a casa e ou recuaron, ese día seremos dous iguais. Aínda que o seu patrimonio bastaría para ir a xuízo contra 30.000 non adscritos non me intimida, cos seus cartos el pode xogar en Champions». Juan José Cruz apunta: «A ver se realmente outros que están agochados falan todo o que saben! A ver cal é o precio de cada quen e a valentía duns cuantos?, xente humilde e que vivimos dun soldo mensual, teremos que sentarnos diante do xuíz uns cuantos, a ver canto defenden ao alcalde se se poden estar a xogar o seu futuro! Ímolo ver».

Cruz expone otro argumento para subrayar que esta acción judicial no le arredra. Porque recuerda que tuvo muchas amenazas en esa línea con personas que luego no siguieron adelante. Y aunque tuvo que defenderse ante la querella presentada por Chus Pato y Manuel Igrexas en enero del año 2016, fue archivada: «Agora parece que xa ten que vir o corpo a corpo co alcalde».

Muestra de debilidad

El edil ve la denuncia de Cuíña como «unha mostra de debilidade, de mandar balóns fóra e de pretender entreter á xente con circo. A min dame unha oportunidade para poder ser analizados os nosos argumentos por unha persoa allea á vida política», valoró Cruz. El concejal asegura que se presentará a declarar en el juzgado nº 2 de Lalín el próximo 9 de febrero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Cruz reta a Cuíña a dimitir si pierde la querella contra él por injurias