Los ediles del gobierno de Lalín duplican las retribuciones de los de la oposición

De septiembre a noviembre los concejales sin dedicación exclusiva del ejecutivo percibieron una media de 773 euros, frente a los 344 que cobraron los de PP y Cruz


lalín / la voz

Los concejales del gobierno municipal de Lalín sin dedicación exclusiva duplican las retribuciones mensuales de los ediles de la oposición. En el trimestre comprendido entre septiembre y noviembre del 2017, la media mensual de cada concejal del cuatripartito se situó en 773 euros, frente a los 344 de media entre los representantes del PP y Juan José Cruz.

En el gobierno, los pagos varían en los grupos en función de que los representantes de las distintas formaciones pertenezcan o no a la junta de gobierno local, y según las comisiones informativas a que asistan. Lejos de las dedicaciones exclusivas aprobadas en julio del 2015 para el alcalde Rafael Cuíña (CxL, 47.227 euros anuales), el teniente de alcalde Nicolás González Casares (PSOE, 46.227 euros) y concejal de Rural Miguel Medela (CxL, 28.000), los que más cobran en el gobierno son Lara Rodríguez Peña (APAC) y Francisco Vilariño (BNG), que calcan sus retribuciones: en el trimestre referido, la liquidación mensual media del Concello fue en cada caso de 920 euros, con un máximo mensual de 970. La razón de sus mayores cobros es que como únicos representantes de sus formaciones van a todas las comisiones, y ambos están en la junta de gobierno local.

En CxL, la media por edil se situó en 793 euros: Teresa Varela y José Manuel Fernández cobraron 823 euros de media, y Tomás Vilariño 733. El tope máximo mensual fue de 880 euros en cada caso. En el PSOE, Celia Alonso percibió de media 883, con tope de 970 en un mes; María Jesús Sánchez recibió de media 310 euros, con tope de 530 en un mes: pero en septiembre solo cobró 130 euros por asistencia a pleno, lo mismo que José Manuel Hermida en su pleno de despedida.

El PP tiene un reparto muy homogéneo en las retribuciones de sus diez ediles. Su media son 335 euros, pero divididos en dos grupos: José Crespo, Manuel Fernández, Paz Pérez, José Antonio Rodríguez, José Antonio Varela, Antonio Rodríguez y Marisa Álvarez percibieron una media cada uno de 353 euros, con topes mensuales de 440 euros en cada caso, a excepción de Crespo que en uno de esos tres meses percibió 530. Por su parte, Raquel Lorenzo, Eva Montoto y María José Senande obtuvieron en el trimestre analizado una media de 293 euros, con tope de 440 euros cada una de ellas.

Las retribuciones de Cruz

Por último, el concejal no adscrito Juan José Cruz García obtuvo entre septiembre y noviembre pasados una media de 443 euros por mes, con un tope de 530 euros. Tiene más acceso a comisiones informativas que los ediles del PP, por eso cobra más que ellos, pero al no estar en el gobierno queda distanciado de Peña y Vilariño, que perciben retribuciones por acudir a la junta de gobierno local.

«Minuto de oro» municipal en una junta de gobierno que duró solo 15

Mucho se habla de los salarios de los políticos. De si están bien o mal pagados. Y en este debate, como en tantos otros, la aplicación de nuestro «depende» es un comodín que se ajusta como anillo al dedo. Por ejemplo, los ediles de Lalín sin dedicación exclusiva cobran por asistencia a pleno 130 euros. Teniendo en cuenta que hasta la aplicación de tiempos en las últimas sesiones, los plenos rara vez bajaban de las cinco horas, no parece una cantidad ni mucho menos excesiva. Sale la hora a 26 euros, y por aguantar a partir de la una de la tarde los debates, muchos considerarían que no está pagado.

La asistencia a junta de gobierno local cotiza a 110 euros. Y aquí la cosa cambia, en lo que a tiempo se refiere. Porque una junta de gobierno local puede rondar la hora de duración, y ya hablamos de un salario más que digno. Pero hay casos extraordinarios. Uno de ellos ocurrió nada más empezar el año, el pasado día 4. Porque la convocatoria era extraordinaria y además urgente. Todos se tuvieron que tomar al pie de la letra esa urgencia, porque en 15 minutos despacharon los seis asuntos del orden del día. El minuto de oro de la sesión salió a 7,33 euros, o lo que es lo mismo, la hora de trabajo cotizó ese día a 440 euros. No está nada mal, pero hay precedentes: en el 2006, una sesión mensual del Patronato Cultural se despachó en 7 minutos, a 60 euros cada uno, incluyendo ediles de gobierno y oposición. Aquella en martes de Carnaval; ahora, en vísperas de Reyes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los ediles del gobierno de Lalín duplican las retribuciones de los de la oposición