Hermida dimite tras ser investigado por un presunto abuso sexual

El concejal de Lalín niega tajantemente la acusación de una empleada de su granja

.

Lalín / la voz

El concejal de Agricultura de Lalín, José Manuel Hermida Arias, anunció ayer su renuncia al cargo en la corporación lalinense tras la denuncia presentada el pasado lunes por una trabajadora de su granja de la parroquia de Santiso, por un presunto delito de abuso sexual. El edil fue llamado a declarar en la mañana del martes al cuartel de la Guardia Civil de Lalín en calidad de investigado, acogiéndose a su derecho a no prestar declaración, según confirmaron distintas fuentes a esta Redacción. El juzgado número 1 de Lalín, que entiende de la violencia sobre la mujer, estuvo al tanto de estas diligencias ya el propio martes, y tras recibir en la mañana de ayer el atestado de la Guardia Civil inició ya su tramitación, indicaron fuentes judiciales. Añadieron que el juzgado ha citado tanto al investigado como a la denunciante la próxima semana para tomarles declaración.

Hermida Arias calificó la denuncia como «totalmente falsa», al tiempo que defiende su inocencia de forma tajante y categórica sobre los hechos y acusaciones que se le pretenden atribuir. El edil del PSOE explica que adopta «a difícil, dolorosa e, sobre todo, inxusta» decisión de abandonar el cargo de edil «por responsabilidade e coherencia co ideario político que defendo e que seguirei defendendo fóra do eido institucional». Indica que pese a su inocencia y a que el objeto de la denuncia no guarda relación con su gestión pública y su actividad política, presenta su renuncia para «impedir que se utilicen politicamente as acusacións sen fundamento verquidas contra min para prexudicar ao goberno de Lalín»; en segundo término, para poder trabajar sin ninguna interferencia, y por tanto con todas las garantías, en la defensa de su inocencia y honorabilidad «menoscabada de maneira inaceptable a raíz destes feitos»; y, en el plano personal, para liberarse a sí mismo y sobre todo a su familia «dunha presión social e mediática absolutamente inasumible e inmerecida».

Presunción de inocencia

En esa línea, hace un llamamiento a que se respete su presunción de inocencia, así como su vida privada y la de su familia, en una situación kafkiana que no resulta fácil de digerir «malia que teño a conciencia absolutamente limpa e tranquila». Expresa cómo una acusación sin fundamento «pode truncar o intenso traballo realizado nunha xestión pública na que sempre me sentín moi a gusto, moi respaldado e na que nunca tiven ningún tipo de problema». Lamenta que es algo que «polo que se ve, lle pode suceder a calquera e en calquera momento sen que apenas poida facer nada por evitalo».

José Manuel Hermida entró en la corporación municipal tras las elecciones del 2015: figuraba en la lista del PSOE, como independiente, en el tercer puesto. El pacto de gobierno le permitió ocupar el área de Actividade e Produción Agrogandeira.

Hará efectiva su renuncia personalmente en el pleno ordinario de este mes

Hermida hará efectiva su renuncia como concejal en el pleno ordinario de este mes de agosto. En los próximos días presentará formalmente el escrito de dimisión en el Concello, indicaron fuentes socialistas, que añadieron que asistirá personalmente al pleno para despedirse. Hermida reiteró «a súa máis enérxica e rotunda condena a calquera tipo de violencia machista ou conduta sexista, algo que levo máis que demostrado tanto na miña vida persoal ao longo dos anos como na miña actividade política apoiando sempre a adopción de medidas que conduzan á erradicación total deste tipo de comportamentos inadmisibles».

María Jesús Sánchez, siguiente

La marcha de Hermida puede suponer la entrada a la corporación de María Jesús Sánchez Fernández, cuarta de la lista del PSOE.

La denunciante dice que sucedió el lunes y se apunta un whatsapp que le dirigió Hermida Arias

La denunciante aseguró ayer que el presunto abuso sexual tuvo lugar el pasado lunes día 14, en la granja de Hermida en Santiso. En la misma jornada, añadió, presentó la correspondiente denuncia en el cuartel de la Guardia Civil de Lalín, acompañada además de un parte médico. Su entorno más próximo indicó que los hechos sucedieron en un baño de la granja, y confirmó lo apuntado por otras fuentes al referir que el todavía concejal le pasó un brazo por encima del hombro y le tocó sus genitales.

Añaden que la denunciante habría recibido un mensaje a través de whatsapp de Hermida Arias, con el siguiente texto: «Sei que estás enfadada, non volverá pasar». La operaria de la granja trabaja desde hace más de un año y medio en la explotación de Hermida en la parroquia de Santiso: «En diciembre fará dous anos que traballa alí», indicaba un familiar de la trabajadora en una conversación telefónica con esta Redacción que ella misma seguía a través del manos libres de su teléfono, explicando algún extremo del relato. Nunca había sucedido nada semejante, indicaron.

Votación
3 votos
Comentarios

Hermida dimite tras ser investigado por un presunto abuso sexual