El PP aprobó en solitario su moción sobre la ampliación del cementerio de A Romea

El debate puso sobre la mesa opciones a posibles ampliaciones en Lalín, como camposantos interparroquiales

.

Lalín / la voz

El PP aprobó en solitario su moción sobre la ampliación del cementerio de A Romea y demandado el inicio de un expediente para hacerse con los terrenos necesarios de cara a una expropiación. Se aprobó en contra de los deseos del grupo de gobierno que pedía darle una vuelta para hacer un estudio serio, en palabras del edil de Urbanismo, Nicolás González Casares. Se llegó a pedir al PP que retirara la moción, pero Crespo se negó.

El grupo de gobierno había anunciado su abstención pero cuando Cruz se mostró a favor de optimizar y descentralizar antes que ampliar y propuso mirar la posibilidad de intentar comprar terrenos en otras partes de cara a la construcción de cementerios intercomarcales, cambió el sentido del voto y decidió votar en contra. Al final la abstención de Cruz no le dio los votos necesarios. Con la ausencia de Katia Procino el gobierno sumaba nueve votos, frente a los diez del PP. Crespo se mostró dispuesto a apoyar cementerios zonales y recordó que ya habían hecho uno para Palmou y Erbo, que iba a ser también para Sello pero finalmente esta parroquia «non quixo entrar porque decían que o sitio era moi frío».

Crespo echó en cara al gobierno la ampliación de nichos comienzo algún metro del pasillo en A Romea preguntando por su legalidad urbanística. González Casares apuntó la posibilidad de optar por los terrenos de enfrente al cementerio, al otro lado de la carretera, aunque considera que ahora, una vez que se hizo la modificación puntual del PXOM ya es tarde. Crespo defendió la necesidad y la demanda de nichos y la imposibilidad de ampliar algunos camposantos de las parroquias. Gobierno y oposición no estuvieron de acuerdo en el posible coste de la ampliación, pero sí en que conseguir los terrenos supondría un proceso largo e ir a una expropiación. PP y Cruz aprobaron con la abstención del gobierno la moción del PP para demandar al Estado que gestione el pago de las pensiones a los venezolanos o las pague él.

Falta de policías, un carballo y un camino

Los tojos de la zona de la guardería del Pontiñas salieron también a colofón en el pleno que Cuíña bautizó con retranca como «o escándalo do toxo». Cuíña compareció para hablar del camino de Bendoiro, dijo desconocer hasta ahora los informes del tema, que se ordenara la reapertura del camino y que el asunto de fondo era una disputa entre vecinos, lo mismo que en el caso de la poda del carballo. Ambos temas dieron pie a largos debates y cruces de reproches entre gobierno y PP.

En el apartado de ruegos y preguntas los populares preguntaron por las cartas recibidas por los usuarios de servicios sociales convocándolos al reparto de alimentos excedentarios. Paz Pérez recordó a González Casares cuando el PSOE les criticaba y el edil admitió que había sido un error indicando que «levamos oito entregas e so pasou esta vez» reconociendo que le pasaron la forma electrónica y no se dio cuenta. Crespo recriminó la presencia de un solo Policía Local de patrulla y otro de guardia localizable en su casa por las noches y Cuíña dijo que obedecía a un acuerdo sindical que reconoció, al sargento de la Policía Local no le había gustado. El portavoz del PP pidió que se trata de que hubiera dos de nicho y si faltaban efectivos que era mejor tener uno solo de tarde que de noche. Y el alcalde indicó que con las bajas de agentes, las vacaciones y permisos era imposible. El pleno aprobó un nuevo paquete de pistas por 259.531 euros y la amortización en 1,4 millones del préstamo de Bankia para la compra del Arena. Asciende a 1,7 millones y a final de año quedarían 287.000 euros por pagar. Se aprobó por unanimidad el precio público de la Romaría dos Maiores que se estableció en 10 euros.

Votación
0 votos
Comentarios

El PP aprobó en solitario su moción sobre la ampliación del cementerio de A Romea