Uno de cada cuatro vehículos son rechazados en la ITV asentada en el poligono de Lalín

El pasado año se incrementó en más de un 2 % el número de primersa inspecciones


lalín / la voz

El progresivo envejecimiento del parque de vehículos produce un incremento en el número de vehículos que deben superar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). También que cada año aumente la tasa de rechazo debido a las deficiencias detectadas. En Deza y Tabeirós-Terra de Montes se cuenta con una única estación fija de ITV de la empresa Supervisión y Control (SyC), concesionaria en Galicia del servicio de inspección técnica. Además hay presencia periódica en los municipios de unidades móviles para efectuar revisiones. Según la memoria recientemente elaborada por la firma, correspondiente al 2016, uno de cada cuatro vehículos son rechazados durante esos controles obligatorios que marca la legislación en función de su antigüedad. En concreto el porcentaje asciende al 26,3 %, creciendo respecto al 2015.

En la estación de la ITV de Lalín pasaron su primera inspección el pasado año un total de 37.591 vehículos, lo que supuso un incremento superior al 2 % sobre el 2015, cuando fueron 36.799. Mientras, cayeron las segundas inspecciones, con 11.301 en el 2016 por las 11.417 del ejercicio anterior. También lo hicieron las revisiones de control no periódicas: 1.133 el pasado año por 1.195 en el 2015.

El mayor porcentaje de vehículos que acudieron a las instalaciones gestionadas por SyC en el polígono Lalín 2000 corresponden a turismos. El pasado año se inspeccionaron 26.378 por primera vez, con un incremento significativo respecto al 2015, que habían sido solo 25.743. La crisis económica deriva en un recorte en el consumo y entre los bienes afectados sin duda se encuentran los coches. Cada vez tardamos más en renovar el vehículo, lo que motiva un envejecimiento del parque automovilístico y por tanto un aumento de las revisiones de ITV.

Tras los turismos figuran los vehículos de transporte de mercancías ligeros. El pasado año hubo primera inspección para 6.806 unidades, algo más de las 6.635 del 2015. La tendencia al alza se produjo también en los de mercancías pesadas, con 1.595 frente a los 1.546 anteriores. Por lo que se refiere a los remolques y semirremolques, fueron 745 frente a los 719 anteriores.

Donde se produjo descenso de primeras inspecciones el pasado año fue en motos, con 764 cuando la cifra en el 2015 alcanzó las 785. Una tendencia a la baja que encuentra su máximo exponente en el caso de vehículos agrícolas. Si en el 2015 se llevaron a cabo controles de esas características en 834 unidades en la ITV de Lalín, el pasado año tan solo fueron 753. Por último, estuvieron en cifras muy similares los autobuses, con dos menos, de 314 a 312.

Destacan las cifras de tractores, en descenso en una zona eminentemente agrícola. También el hecho de su antigüedad, con más de 62 % ya con 25 años desde su matriculación.

La mayoría de vehículos revisados son turismos, que suponen el 70 % del total

La estadística correspondiente al 2016 elaborada por Supervisión y Control permite constatar que la mayoría de vehículos revisados en primera inspección en la estación de Lalín son turismos. Suponen el 70 % del total, mientras que los que transportan mercancías ligeras se sitúan en el 18 %. A mayor distancia figuran los vehículos de mercancías pesadas, con el 4 %. Tanto los remolques como las motos y los tractores tienen el mismo peso porcentual sobre el total de vehículos inspeccionadas, en concreto el 2 %. Por último, un 1 % corresponde a los autobuses.

Respecto a las principales deficiencias detectados que motivaron no superar la primera inspección, con la consiguiente obligatoriedad de afrontar reparaciones antes de obtener la ITV favorable, los problemas de alumbrado copan la mayor cifra en Laín, así como los frenos. También carencias en los neumáticos y en la dirección generaron un elevado número de rechazos, junto con las emisiones contaminantes. Los vehículos destinados al transporte de mercancías son los que tienen un mayor índice de rechazo, en gran medida por su mayor uso.

Si nos atenemos a las segundas inspecciones, casi nueve de cada diez vehículos logran superar el control del personal técnico de SyC en Lalín. Respecto a la antigüedad del parque que acudió a sus instalaciones, en turismos la mayoría tenían entre 11 y 15 años (38,4 %), al igual en mercancías ligeras (39,2 %) o pesadas (31,9). Una característica que se repite para el resto de vehículos excepto tractores, con el 62 % de más de 25 años.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Uno de cada cuatro vehículos son rechazados en la ITV asentada en el poligono de Lalín