Galaurea logró la mejor puntuación en la licitación del SAF de Lalín

El Concello le requirió diversa documentación por plantear la oferta más ventajosa de las dos presentadas a un proceso de contratación que se inició hace un año


Lalín / la voz

La complicada licitación del Servizo de Axuda no Fogar en el Concello de Lalín entra en su recta final, un año después de que el gobierno municipal sacase adelante en solitario el pliego de contratación del servicio en el pleno de mayo del 2016. El 8 de julio del pasado año finalizaba el plazo de presentación de ofertas, con solo dos empresas presentadas: la firma Galaurea, que presta ya en la actualidad este servicio en Lalín; y Servizos Sociais á Comunidade. El gobierno local acaba de refrendar la clasificación de esas dos proposiciones, que deja en primer lugar a Galaurea, con 99 puntos, mientras Servizos Sociais á Comunidade alcanzó 85,5 puntos.

A la vista del resultado, el ejecutivo requirió a Galaurea, como licitador que planteó la oferta económicamente más ventajosa, la presentación de distinta documentación técnica como paso previo a la firma del contrato. El Concello está a la espera de recibir en estos días esos documentos por parte de la empresa.

Galaurea ofertó un precio total por hora de atención de 11,49 euros ?modalidad básica? y 10,87 euros ?dependencia?, por los 11,39 y 10,76 que planteó, respectivamente, Servizos Sociais á Comunidade. Sin embargo, en las mejoras evaluables que formaban parte también de la licitación, las presentadas por la firma situada en primer lugar suponen 75.000 euros anuales, frente a los 8.000 euros anuales que suman las presentadas por la segunda clasificada.

Las mejoras

De esta forma, Galaurea ofrece al Concello lalinense 30 terminales de teleasistencia báscia; 20 grúas de movilización personal; 10 sillas giratorias para bañeras; seis bandejas de lavado de cabezas para personas encamadas; diez sillas de ruedas, y otras tantas de ducha, junto a otras dotaciones como bastones, muletas, discos de transferencia para personas con dificultad de movilidad y cajas para medicación.

Y ofrece el máximo recogido en el pliego en horas mensuales de libre disposición: son 50 horas para la atención urgente de carácter personal en la realización de actividades básicas de la vida diaria en el propio domicilio; 12 horas mensuales de acompañamiento personal; 50 horas para atención urgente de carácter doméstico y de la vivienda; y 40 horas mensuales de servicio de fisioterapia.

La licitación del servicio partía con un presupuesto de 559.410 euros anuales, para un contrato con una duración de dos años prorrogables por otros dos, totalizando lo que el concejal González Casares definía como un contrato-record de 2,23 millones de euros. Las previsiones iniciales del gobierno local al aprobar el pliego de licitación, hace un año, pasaban por cerrar el contrato hacia el pasado mes de septiembre. El proceso se complicó por un recurso, alargándose prácticamente un año. En este tiempo, la empresa Galaurea ha seguido prestando el servicio con prórroga de su anterior contrato, que expiraba el pasado junio.

559.410 €

Licitación anual

El contrato, bianual prorrogable 2 años, partió de esa cifra

75.000 €

Mejoras de Galaurea

Supera los 8.000 en que se cifraron las de su competidora

11,49 €/h.

Coste en básica

Y para el coste por hora en dependencia se fijan 10,87

Un lento proceso con dictamen del Tribunal de Recursos Contractuales

Poco se podía imaginar el concejal de Benestar Social, González Casares, cuando presentaba el concurso público ahora a punto de culminarse que un año después estaría pendiente de adjudicarlo de nuevo a Galaurea. Porque entonces se optaba por la licitación para evitar la prórroga de un año a esa empresa, no por tener quejas con la prestación del servicio sino para evitar situaciones de problemática laboral como las vividas en el seno de la firma: para ello se introducían unas cláusulas sociales en el pliego, que todo indica habrá de cumplir la propia Galaurea.

También los plazos se fueron muy por encima del escenario dibujado entonces por el gobierno local: se preveía cerrar el contrato hacia septiembre, pero lo cierto es que los cuatro meses previstos se van en realidad a un año.

Una diferencia en la que tuvo gran incidencia el recurso planteado por Galaurea ante el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales de Madrid, por considerar que el precio fijado por hora por el Concello ?10,45 euros, sin IVA? impedía garantizar la viabilidad del servicio, planteando aumentarlo o eliminar mejoras establecidas en el pliego. El tribunal acabó por desestimar el recurso, y Galaurea ofertó ese precio mínimo de 10,45 euros/hora sin IVA, frente a los 10,35 que fijó Servizos Sociais á Comunidade. Pero el recurso retrasó el análisis de las propuestas por los técnicos de la mesa de contratación hasta después del verano. En noviembre, se pretendía tener lista la adjudicación para principios de año, pero no pudo ser. Ahora se encara la recta final del proceso.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Galaurea logró la mejor puntuación en la licitación del SAF de Lalín